Bolsonaro: es “colonialista” la propuesta de Macron de tratar el tema Amazonia en G7 sin los países afectados

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro respondió al presidente francés Emmanuel Macron, ante su sugerencia de que los incendios de la Amazonia se discutan en la Cumbre G7, que se prepara este fin de semana en la ciudad de Biarritz, Francia.

“El gobierno brasileño permanece abierto al diálogo, basado en datos objetivos y respeto mutuo. La sugerencia del Presidente francés de que los temas amazónicos se discutan en el G7 sin la participación de los países de la región evoca una mentalidad colonialista equivocada en el siglo XXI”, escribió Bolsonaro el 23 de agosto en su Twitter.

Además cuestionó los intereses que llevan al líder izquierdista a emitir dicho anuncio, considerándolo una búsqueda de ganancia política.

“Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar una cuestión interna de Brasil y otros países amazónicos para obtener ganancias políticas personales. El tono sensacionalista con el que se refiere a la Amazonia (atractivo incluso para fotos falsas) no hace nada para resolver el problema”, tuiteó Bolsonaro en otro mensaje.

El mandatario brasileño hace referencia a que en estos días las redes sociales se inundaron de imágenes de incendios con fotos que no eran de la Amazonia, pero tenían titulares de una extraordinaria devastación en los territorios de Brasil.

También la canciller alemana Angela Merkel sugirió tratar sobre la Amazonia en el G7.

La Amazonia representa una prioridad, “una situación de grave emergencia”, dijo Merkel según la agencia Ansa el 23 de agosto.

El presidente francés, Emmanuel Macron, pronuncia un discurso sobre el medio ambiente para los líderes empresariales en la víspera de la cumbre del G7, el 23 de agosto de 2019 en París. Francia acoge la cumbre de siete economías avanzadas a partir del 24 de agosto en el centro turístico costero del suroeste de Biarritz, conocido por sus surfistas, casino en la playa, casas de lujo del siglo XIX. (MICHEL SPINGLER / AFP / Getty Images)

En un discurso público del 21 de agosto, titulado ‘Todo sobre la Amazonia: incendios, ONGs, fondos, soberanía, intereses externos, etc”, el presidente Bolsonaro reconoció el impacto de los incendios de la actual temporada seca, que este año podría ser uno de los peores, por lo que el gobierno está investigando posibles actos criminales de los hacendados y de las ONG relacionadas.

“Tiene razón, es la peor ola … [de incendios], es un crimen, el Gobierno no es insensible a eso, pero tenemos una guerra en el mundo contra Brasil, guerra de información. Nuestra gente del Ministerio del Medio Ambiente está actuando, pero puedes imaginar el tamaño de la Amazonia”, dijo Bolsonaro.

El presidente Bolsonaro además advierte que el tema de deforestación está sucediendo luego de que el Gobierno suspendiera el traspaso a las ONG de los fondos que Noruega y Alemania destinaban al Fundo Amazônia.

“El crimen existe, tenemos que hacer todo lo posible para que este crimen no aumente, no avance, pero tomamos el dinero de las ONG, de la transferencia desde el exterior [al Fundo Amazônia] 40% fue a las ONG y ya no […] así que estas personas se están perdiendo el dinero, por lo que puede haber, no estoy diciendo, una acción criminal de estas ‘ONGueiros’ que llama directamente la atención de mí mismo y del Gobierno de Brasil”, señaló en su discurso, según Fala Universidades.

Un tema en investigación

El Presidente ha hecho hincapié en que el tema de la deforestación de la Amazonia es complejo. Desde que Brasil destituyó los Comités encargados del traspaso de los fondos de los países del exterior a las ONG y está profundizando una investigación, Noruega y Alemania anunciaron el cese de la ayuda, argumentando al mismo tiempo la mayor deforestación.

“Los miles de millones que Alemania y Noruega ya han enviado al Fundo Amazônia, ¿sabes qué se hizo con ese dinero?”, escribió Bolsonaro en la descripción de un video que subió a su cuenta de Youtube el 18 de agosto, donde el periodista y político Alexandre Garcia analiza que el verdadero interés en la Amazonia, de las ONG y de los países externos, es la riqueza de su subsuelo. 

El 17 de mayo pasado el Ministerio del Ambiente de Brasil analizó un reporte emitido por Fundo Amazônia y dijo que en los últimos 10 años se evaluaron un total de 103 contratos por un monto total de 1500 millones de reales y se observó que 800 millones fueron destinados para las ONGs.

El ministro Ricardo Salles dijo además que alrededor del 30% de los contratos fueron analizados en profundidad y todos ellos presentaban algún grado de inconsistencia.

El presidente Bolsonaro desde entonces ha cuestionado públicamente la acción de las ONG relacionadas en Brasil, mientras sigue la investigación.

Jaraua- Amazonas (EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

Pese a que el objetivo del Fundo Amazônia era promover proyectos para prevenir y combatir la deforestación, así como la conservación y el uso sostenible de los bosques en la región legal de la Amazonia, “hasta el 20% de los recursos del fondo pueden usarse para desarrollar sistemas de monitoreo y control de la deforestación en otros biomas brasileños, así como en otros países tropicales”.

El Gobierno de Brasil también ha cuestionado los informes de deforestación del Instituto Nacional de Estudios y Encuestas INEP, que hace unas semanas había publicado datos de aumento de deforestación en la Amazonia durante 2019.

Las cifras del INEP también fueron señaladas como inexactas por la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia, (SBPC), al indicar discrepancias en los números publicados desde el año 2000 en adelante en relación a la deforestación en la Amazonia. Los datos del INEP habían sido usados por Fundo Amazônia para reportar el control de la deforestación.

Tras medir la tasa de pérdida forestal entre 2000 y 2017, un equipo de científicos internacionales advirtió que en la Amazonia brasileña este fenómeno puede ser 15 % mayor a lo que habían apuntado las estimaciones oficiales.

No es raro ver incendios en Brasil en esta época del año debido a las altas temperaturas y la baja humedad, informó Fala Universidades el 22 de agosto, por lo que falta aún confirmar si este año es un récord o solo dentro de los límites normales.

Las últimas cifras oficiales muestran que 76.720 incendios forestales se registraron en Brasil en lo que va del año, el número más alto en cualquier año desde 2013. Más de la mitad están en la Amazonia. “La tendencia es esa”, dijo Bolsonaro a los periodistas desde Brasilia, según la agencia AFP, el 23 de agosto cuando conversó sobre la posible decisión de desplazar sus tropas.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS