Borracho asesina a su sobrino con la motosierra mientras cree que corta un árbol

Por La Gran Época
27 de Agosto de 2019 Actualizado: 27 de Agosto de 2019

Unos trabajadores de la construcción se emborracharon, luego uno de ellos tomó la motosierra mientras dormía y pensando que se trataba de un árbol cortó y mató a su compañero y sobrino mientras los restantes lograban escapar despavoridos.

Los dramáticos hechos ocurrieron este domingo 25 de agosto en Filipinas en la ciudad de Culaba, Bilirán, informó Manila Bulletin.

EL teniente de policía Ancero dijo a la prensa local que la víctima, identificada como Eduardo Rosquitos y el sospechoso, Roger Paje, junto con otros compañeros de trabajo comenzaron a tomar bebidas alcohólicas en una propiedad a partir de las 8 de la mañana del domingo y después se quedaron dormidos en el piso de la casa.

Un testigo sobreviviente, Edgardo Cañete, dijo a la policía que cerca de las 1 de la tarde, el fuerte rumor de la motosierra lo despertó y vio como Paje, que precisamente solía trabajar con esta motosierra, en esos momentos la llevaba consigo en sus manos. El hombre vio que se fue caminando directamente hacia la víctima que estaba durmiendo y sin titubear la mutiló.

Motosierra. (Wikimedia)

Cañete contó que al ver lo que estaba ocurriendo, y viendo que Paje no se detenía, gritó y despertó a los demás trabajadores para que huyeran, y él mismo saltó por la ventana de la casa.

Además indicó que vio que los ojos del asesino estaban cerrados mientras estaba matando a Rosquitos, informó el teniente Ancero.

La policía interrogó a Roger Paje y el hombre reveló que no estaba al tanto de lo que estaba haciendo y que solo se recordaba que estaba soñando que cortaba un árbol de coco.

“Le dijo que sentía que solo estaba soñando y que estaba cortando un árbol de coco, sin darse cuenta de que ya estaba cortando el cuerpo de su sobrino”, informó Manila Bulletin.

Mapa de Culaba, Filipinas (Wikimedia)

La víctima, Rosquitos, tenía 30 años y estaba casado.

El teniente Ancero dijo a la prensa que Paje se encuentra detenido temporalmente en la estación de policía municipal de Culaba.

Según Psychology Today, la justicia tiene un buen número de asesinos sonámbulos. Un caso histórico es el de Albert Tirrell, quien, en 1845, mató a Maria Bickford. Tirrel decidió matar a Bickford e incendiar el edificio en el que dormían, aparentemente para ocultar la evidencia de su crimen pero el propietario fue despertado por los gritos de la mujer.

El asesino fue atrapado y juzgado pero fue absuelto de incendio provocado y asesinato. Solo fue declarado culpable de adulterio pues estaba engañando a su esposa.

Descubra a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

[/epoch_video]

TE RECOMENDAMOS