Bradley Cooper habla sobre la lucha contra sus demonios internos y cómo ha mantenido su fe

Por Louise Bevan- La Gran Época
30 de Junio de 2019 Actualizado: 30 de Junio de 2019

“Es ridículamente diferente en la vida real”, compartió el director de la película ¿Qué pasó ayer? (The Hangover), Todd Phillips, en alusión a la relajada presentación por la que el actor Bradley Cooper es conocido. “La gente cree que solo está actuando una versión de sí mismo, y eso no podría estar más lejos de la verdad”.

Al describir a este tipo de 44 años como “vulnerable”, Todd, al hablar con  The Hollywood Reporter en 2012, estaba deseoso de disipar la falsa reputación de Bradley como un tipo frívolo. “Hay una calidez en él que nunca conocerás”.

Bradley creció en las afueras de Filadelfia con sus padres y su hermana. Su papá era corredor de bolsa y su mamá, de origen italiano, era ama de casa.

Su padre irlandés inculcó una sólida moral católica, que se mantuvo como pegamento durante sus primeros años y su adolescencia. Bradley siempre permaneció cerca de su progenitor, incluso abandonando Hollywood para ir a Filadelfia cuando su papá enfermó de cáncer hasta que falleció en enero de 2011.

“Soy católico hasta los huesos”, dijo Bradley, al afirmar que todavía reza a diario.

Bradley Cooper se toma selfies con los fans en el estreno de “A Star Is Born” (Crédito: VALERIE MACON/Getty Images)

Sin embargo, la convicción de Bradley ha sido probada a lo largo de los años. Más notable es el hecho que el actor se mantiene sobrio desde los 29 años, cuando el abuso de sustancias alcanzó un auge aterrador.

“Estaba tan preocupado por lo que pensaban de mí”, Bradley se abrió a los ocho años de sobriedad. “Siempre me sentí como un extraño”, continuó. “Me di cuenta que no estaría a la altura de mi potencial. Pensé: ‘Vaya, voy a arruinar mi vida, voy a arruinarla de verdad ‘”.

Bradley Cooper posa con el premio a la Música Original por “A Star Is Born” en los BAFTAs (Crédito: BEN STANSALL/Getty Images)

Una batalla exitosa para lograr la sobriedad cambió la vida de Bradley. Al igual que un personaje inverosímil que apareció con creciente regularidad.

Sam Elliott posa con Brayley Cooper y Lady Gaga el 7 de enero de 2019 (Crédito: FREDERIC J. BROWN /Getty Images)

A la edad de 12 años, Bradley vio en televisión la adaptación de El Hombre Elefante de David Lynch en 1980. “La película me perseguía”, reveló. “No podía dejar de llorar”. El joven sintió una profunda identificación con Joseph Merrick, el inglés deforme del siglo XIX que durante toda su vida usó el apodo de “El Hombre Elefante”.

Bradley más tarde viajó a Londres para ver las posesiones personales de Merrick y supo que él orientaría su dirección creativa en el futuro.

Como graduado de Georgetown, Bradley solicitó un préstamo estudiantil de USD 70.000 para ingresar a la Actors Studio Drama School en The New School de Nueva York. El ambicioso estudiante abordó al Hombre Elefante para su tesis de maestría. El decano James Lipton se dirigió a los padres de Bradley en ese momento: “Su hijo llegará muy lejos”.

Y seguir todo el camino que él realizó. “Llegué a los 39 y me detuve y dije, ‘Qué es lo que en realidad quiero hacer?'”,  compartió Bradley en una entrevista con la  National Public Radio en 2018. “Quiero contar la historia de Joseph Merrick en El hombre elefante”, continuó. “Así que lo hice”.

Sin embargo, Merrick no es la única figura que se mantuvo el corazón de Bradley rebosante de fe y ambición. “Tener un hijo y tener mi propia familia”, reveló el incansable actor, “es un milagro y algo con lo que siempre soñé, me abrió aún más, supongo, hasta el día de hoy, y para estar presente”. Lea De Seine, la hija de Bradley, nació en 2017, y la paternidad le trae buenos recuerdos.

“Mi papá se abre camino en mi vida todos los días”, compartió el actor, con nostalgia. “Por suerte, gracias a Dios, todavía sueño con él”.

“Él aparece en mis sueños”.

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS