Brasileño de 66 años alimenta a personas y perros sin hogar con dinero de su jubilación en plena pandemia

Por Romina Garcia
26 de Enero de 2021
Actualizado: 26 de Enero de 2021

Un hombre jubilado de Brasil, desde el comienzo de la pandemia, se encomendó la desinteresada labor de alimentar a los más necesitados: personas y perritos sin hogar. Él inició su misión solo con el dinero de su jubilación, sin esperar lo que provocaría.

Phillip Siqueira da Silva, de 66 años, de Praia Grande, Brasil, que vive con el salario de su jubilación, se levanta temprano todos los días para servir el desayuno a personas sin hogar y alimentar a los perritos de la calle, según el sitio web de Razoes para acreditar.

Ante la dura realidad de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa la enfermedad COVID-19, Siqueira se preocupó por las personas sin hogar y con la ayuda de su esposa, Ione Siqueira, comenzó su labor social.

Desde el  21 de marzo de 2020, sale con su bicicleta a repartir alimentos a personas sin hogar.

“Comencé este trabajo con personas sin hogar y con los que también están afuera del Banco Caixa Econômica, les sirvo leche con chocolate, pan, margarina, galletas, té, agua helada”, dijo Siqueira.

(Cortesía: Michele Krachinski)

Pero el  hombre también vio la realidad de la falta de alimento en los perritos abandonados y no dudo en ayudarlos.

“Decidí darles comida y agua también, y a veces les doy medicina”, comentó Siqueira.

El hombre de la tercera edad siente que su ayuda está generando efectos positivos en los más desafortunados.

“Al principio es muy difícil, pero luego vemos el resultado, es muy gratificante. Gente que ha salido de la calle, se ha liberado de las drogas, otros están trabajando. Hay quienes dicen que iban a robar, pero por mi actitud amable, se rindieron. Es decir, cambian”, expresó Siqueira.

(Cortesía: Michele Krachinski)

El abuelo expresó que conoce el sufrimiento de las personas sin hogar y que quiere influir para que la gente pueda aceptarlos.

“Son personas lastimadas, muy heridas, que lo perdieron todo, que cumplieron condenas, fueron golpeadas, que han caído”, dijo Siqueira y agregó que “este trabajo no tiene palabras, solo acción”.

El jubilado dijo que quiere que “Praia Grande vea a las personas sin hogar de una manera diferente”, su deseo es que los que donan puedan hacer sentir a los más necesitados que no están solos y que “los aman”.

(Cortesía: Michele Krachinski)

“Es todo lo que ellos necesitan, el abrazo, el amor, la fraternidad eso es lo que los levanta”, dijo Siqueira a Razoes para acreditar.

La noble actitud de Siqueira fue conocida a través de Michele Krachinski, de 37 años, que empatizó con el adulto mayor, inspirándola a ayudar a su noble causa, por lo que decidió publicar la acción de Siqueira en Facebook .

“Ese es el Sr. Siqueira, que sin pedir nada a cambio, todos los días a las 6 de la mañana está en las calles con su bicicleta repartiendo alimentos para residentes de la calle y comida para sus cachorros. Hace más de un año lo veo hacerlo todos los días. Así que lo detuve y le pregunté si podía fotografiarlo y hacer una publicación para poder ayudarlo con las donaciones, él medio avergonzado lo permitió”, se lee en el posteo.

“Felicitaciones señor Siqueira por su actitud, eso renovó mi fe en el ser humano, no todos están perdidos”, agregó, y compartió los datos de contacto para poder ayudarle.

(Cortesía: Michele Krachinski)

Krachinski, que es casada y madre de dos hijos, dijo a The Epoch Times que conoció al Sr. Siqueira en la calle de camino al trabajo, pero ya le había visto antes en las calles dando de comer a las personas sin hogar.

También contó que la acción del hombre le recordó que cuando atravesó uno de los momentos más difíciles de su vida, personas con la misma compasión que él la ayudaron a salir adelante.

“Decidí ayudarle porque cuando era niña, mi familia lo perdió todo en un incendio y nos fuimos a vivir debajo de un puente en la ciudad donde nací, Ipatinga, Minas Gerais. Viví con mi madre y mis hermanos durante 5 años debajo de un puente, y gente como él nos ayudó mucho. Si estoy viva y sana para ayudar al Sr. Siqueira hoy, fue porque gente como él nos ayudó”, dijo.

La publicación de Krachinski se viralizó logrando donaciones y que muchas personas felicitaran y apreciaran la tarea diaria que realiza Siqueira por los demás.

(Cortesía: Michele Krachinski)

“Después de publicar la campaña para conseguir donaciones para ayudar a la causa, otras personas empezaron a compartir, marcar a otras personas y el posteo llegó a mucha gente”, comentó Krachinski.

Ella explicó que al poco tiempo, el posteo generó que la gente recuperara su fe en las buenas personas gracias  la actitud del hombre de la tercera edad.

“Ciertamente generó sensibilidad y solidaridad, porque todos sabemos que son pocos los que hacen actos como este, demostró que el espíritu de bondad aún existe en algunas personas y no debemos perder la fe en el ser humano”.

Actualmente, Krachinski dijo que quiere ayudar a Siqueira a “conseguir una bicicleta eléctrica para que continúe su trabajo” y se desplace sin tanto esfuerzo y pueda continuar su misión.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS