Brexit: ¿Debe Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea?

21 de Junio de 2016 Actualizado: 21 de Junio de 2016

Brexit es una abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), que significa la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los británicos enfrentarán el próximo 23 de junio un referendo crucial para su futuro, ya que nunca antes un país miembro abandonó esta unión política y económica de 28 países.

La pregunta del referendo y que deben contestar los ciudadanos británicos mayores de 18 años es: ¿Debe Reino Unido seguir siendo un miembro de la Unión Europea, o debe abandonar la Unión Europea?

Este referendo surgió a partir del primer ministro británico, David Cameron. A principios de 2013 él anunció que si ganaba las elecciones generales de 2015 lo iba a llevar adelante en respuesta a las presiones recibidas por parte de parlamentarios de su partido y miembros del UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido).

Ellos bregaban para que los británicos pudieran pronunciarse, ya que desde la consulta de 1975 en la que los sufragistas votaron a favor de permanecer en el bloque comunitario, no han tenido otra posibilidad de hacerlo.

Los ciudadanos que se hayan registrado para votar, recibirán una carta en su domicilio en la que se les indicará el lugar exacto en el que podrán hacer efectivo su voto. Luego, en el colegio electoral, se les entregará un papel con la pregunta, que se rellenará con una “X” en una de las cabinas habilitadas para tal fin.

¿Quiénes quiere que Reino Unido se retire de la Unión Europea?

Según El País, el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP) basa su programa político en el distanciamiento con Bruselas. La mitad de los diputados conservadores -del partido en el Gobierno- y cinco ministros del actual Gabinete se han posicionado a favor del Brexit. Otros diputados laboristas y unionistas también manifestaron su apoyo a la salida de la Unión Europea.

¿Quiénes quiere que Reino Unido permanezca en la Unión Europea?

El primer ministro, David Cameron se ha manifestado a favor de la permanencia. También el líder laborista, Jeremy Corbyn, quien ha sido criticado por su ambigüedad, ya que antes estaba en contra de la UE y ahora milita por su permanencia. El presidente de EE.UU., Barack Obama, y otros jefes de Gobierno de distintos países comunitarios también expusieron abiertamente su rechazo al Brexit.

George Osborne, el ministro de Finanzas británico, advirtió a los votantes que si el referendo saliera a favor de que Gran Bretaña se retire de la UE, se verá obligado a adoptar importantes recortes.

El Gobierno contempla un plan de ajuste de urgencia de 38.000 millones de euros que se verá reflejado en un importante recorte del gasto público y alza de impuestos. Mientras tanto, un grupo de 57 diputados del Partido Conservador anunció que harán lo posible por bloquear el plan de ajustes anunciado por Osborne, revelando así la profunda división del partido gobernante.

TE RECOMENDAMOS