Brote de coronavirus desencadenará un “diluvio” de bancarrotas en China, dice economista

Por Wu Minzhou
11 de Febrero de 2020
Actualizado: 11 de Febrero de 2020

A medida que China expande los bloqueos a muchas más ciudades para frenar la propagación del nuevo coronavirus, surgirá una crisis de interrupción de la cadena de suministro cuando todos los fabricantes se queden sin inventario debido al estancamiento de la mano de obra, el transporte y la adquisición de suministros. Un economista predice que un gran número de empresas en China podría colapsar en uno o dos meses.

Liu Mengjun, economista e investigador taiwanés de la Primera División de Investigación de la Institución Chung-Hua para la Investigación Económica, dio una entrevista exclusiva a la edición china de The Epoch Times el 6 de febrero. Dijo que la economía china no sufrió mucho por el Epidemia de SARS en 2003 porque en ese momento China acababa de unirse a la Organización Mundial del Comercio (OMC); y con una participación bastante baja en el comercio internacional, logró sobrevivir cuando la demanda del mercado extranjero disminuyó durante el brote de SARS.

Consumo Doméstico y Urbanización

Actualmente, la industria de servicios en China representa una mayor proporción del PBI que el sector industrial, incluidas las industrias manufactureras y de construcción; y a la larga, China tendrá que hacer la transición hacia una economía impulsada por la demanda interna, dijo Liu. Pero ahora, el brote de coronavirus tendrá un impacto en el consumo interno del país.

La urbanización, con decenas de millones de personas viviendo en las principales ciudades, también ha sido un factor importante que impulsa la demanda interna de China, señaló Liu. Pero son precisamente las regiones más urbanizadas las que sienten el mayor impacto del brote debido a los bloqueos. El coronavirus de Wuhan también ha sacudido la ambición de China por impulsar su economía a través de una mayor urbanización.

La inmovilidad de trabajadores, transporte e interrupción de la cadena de suministro

Liu señaló que el bloqueo se ha expandido a ciudades importantes como Wuhan, Hangzhou y Nanjing, que tienen altas concentraciones de empresas y negocios con fondos taiwaneses y extranjeros. Las compañías que confían en China como base de procesamiento y exportación sentirán el impacto a corto plazo, dijo. Eventualmente, se sentirá una crisis de interrupción de la cadena de suministro cuando todos los fabricantes hayan agotado su inventario debido a la inmovilidad de la mano de obra y al estancamiento de los flujos de transporte.

Además, dado que estas regiones son en su mayoría las bases de fabricación “Made in China 2025” y de Investigación y Desarrollo (R&D), la propagación del coronavirus puede causar una fuga de talentos que amenaza aún más las perspectivas económicas futuras de China.

Según Liu, desde que comenzó la guerra comercial entre Estados Unidos y China, algunas empresas taiwanesas, considerando el aumento de los aranceles y muchos factores inciertos, optaron por regresar a Taiwán y reiniciar sus líneas de producción allí. Otros trasladaron la producción a los países de la ASEAN. Con la propagación del coronavirus y la disminución de la demanda interna de China, las empresas taiwanesas que aún operan dentro de China buscarán rápidamente bases de producción alternativas.

Empresas nacionales vulnerables debido al alto apalancamiento financiero

Jia Guolong, presidente de Xibei Catering Group, una cadena líder de restaurantes en China, dijo recientemente que los fondos de la compañía podrían no durar otros tres meses si el coronavirus continúa propagándose.

Liu dijo que es la norma en China que las compañías operen utilizando un alto apalancamiento financiero, donde se prestan enormes cantidades de dinero. Por lo tanto, la recesión del mercado planteará más dificultades para aquellas empresas con financiamiento de alto apalancamiento.

A pesar de que el Banco Popular de China ha reducido sus requisitos de reservas recientemente, es difícil que el capital fluya a las pequeñas y medianas empresas que necesitan dinero, dijo Liu. Se estima que un diluvio de fracasos comerciales aparecería en China dentro de uno o dos meses, un testimonio de la vulnerabilidad de la economía de China; parece incluso mejor que otras economías con viento favorable, pero durante una desaceleración económica, la debilidad de las empresas será magnificado.

Liu sugirió que las empresas taiwanesas deberán diversificar tanto su inversión como sus operaciones. Todavía no es práctico para quienes tienen negocios en China continental retirar todo su capital porque las autoridades comunistas chinas frustrarán sus planes de varias maneras, dijo. Pero es factible adoptar la estrategia de inversión extranjera de Japón llamada “China Plus One [otra región]”, es decir, no poner todos los huevos en una sola canasta.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS