Buceadora retira anzuelo de pesca atorado en la boca de un tiburón: “Es una sensación asombrosa”

Por Robert Jay Watson
15 de Septiembre de 2020
Actualizado: 15 de Septiembre de 2020

Una buceadora de 53 años supo exactamente lo que tenía que hacer cuando vio un tiburón arenero de 6 pies en el Océano Atlántico con un anzuelo de pesca clavado en su boca.

Terri Olah, una de las guías de Shark Diver Travel en Jupiter, Florida, no es ajena a los tiburones. La intrépida buceadora agarró al tiburón arenero por la cola, sujetándolo para inmovilizar al depredador marino para luego proceder a tomar un par de pinzas y quitarle el anzuelo.

“Uno siente que está tratando de hacer su parte para deshacer lo que nosotros, como humanos, hemos hecho a este gran y hermoso océano y a toda la vida que vive allí”, dijo Olah a Caters News. “Hemos abusado terriblemente de esto”.

Terri Olah, de 53 años, retira un anzuelo de la boca de un tiburón. (Caters News)

Aunque a Olah le encanta su trabajo guiando a los buzos a lugares exóticos para realizar increíbles sesiones fotográficas con los tiburones, le entristece el daño que la basura de la pesca y otras contaminaciones están causando a su entorno.

“Cada vez que buceamos hay un denominador común —tiburones con muchos anzuelos en sus bocas con desechos colgando o envueltos a su alrededor”.

El tiburón arenero que Olah encontró en el Océano Atlántico ese día pertenece a una especie cuyo estado de conservación está catalogado como “vulnerable”, informó Caters News.

La pesca comercial y recreativa de tiburones arenero se prohibió en el año 2000 en el Atlántico occidental y el Golfo, según National Geographic; sin embargo, estos tiburones “suelen quedar atrapados accidentalmente en palangres y otras herramientas de pesca —con altas tasas de mortalidad”.

Un tiburón con un anzuelo clavado en la boca. (Caters News)

Para Olah, que tiene 20 años de experiencia en buceo, ver a los tiburones con aparejos de pesca enganchados es “desgarrador”.

Dijo: “Algunos tiburones, cuando voy a alimentarlos, apenas pueden abrir la boca —siempre intento alimentar más a esos que a los demás tiburones”.

Es por esta razón que Olah y su compañera de buceo Leigh Cobb, instructora maestra en Shark Diver Travel, siempre están listas para realizar una cirugía de tiburón.

“Tengo un par de alicates en la caja”, dijo Olah. “Cuando veamos un tiburón con un anzuelo en la boca, siempre intentamos extraerlo sin causar más daño”.

Aunque les gustaría tomarse el tiempo para liberar a cada tiburón de los aparejos de pesca, no siempre pueden hacerlo de forma segura.

“Si el anzuelo está realmente ahí, se puede hacer más daño sacándolo, así que es una decisión de criterio”, dijo Olah. “Hemos visto muchos tiburones con mandíbulas rotas y destrozadas por los anzuelos de pesca”.

Terri Olah con el anzuelo que retiró. (Caters News)

Sin embargo, cuando encontró a este tiburón arenero en la costa de Florida, Olah pensó que podría ayudar a la criatura marina a pesar de todas las dificultades logísticas. Después de inmovilizar al animal sujetándolo y retorciéndole la cola, empezó a hundirse. Olah y su acompañante de buceo tuvieron que intentar arrancarle el anzuelo y evitar que el tiburón se hundiera a una profundidad segura, lejos de su equipo de buceo.

Afortunadamente, la gran cantidad de años de encuentros con tiburones le ayudaron a lograr la hazaña.

“Es una sensación asombrosa cuando se saca ese anzuelo con todas las líneas y cables que están atados a él”, dijo Olah.

“Es un pedazo de plástico y basura menos que quitamos de este increíble e incomprendido depredador ápice que es vital para un océano saludable. Hemos abusado terriblemente de él”, dijo Olah.

Olah mantiene el anzuelo como un recuerdo, y espera que la historia anime a todos a pensar más en nuestro impacto en el océano y la vida marina.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS