Buen momento para que jueces ancianos se retiren y asegurar tendencia conservadora en Justicia: Graham

Por Janita Kan
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

El senador Lindsey Graham (R-S.C.) animó el jueves a los jueces mayores de 60 años a que consideraren la posibilidad de adoptar el estatus de superior para permitirle a los republicanos cubrir las vacantes antes de las elecciones de noviembre.

Graham hizo los comentarios durante una entrevista de radio en el programa Hugh Hewitt donde habló de una serie de temas como George Floyd, las sanciones contra el Partido Comunista Chino por Hong Kong y las vacantes de la judicatura federal.

“Esta es una oportunidad histórica”, dijo Graham a Hewitt. “Hemos puesto a más de 200 jueces federales en el estrado. Creo que uno de cada cinco jueces federales son nombrados por Trump. Si se puede obtener cuatro años más, quiero decir, cambiaría el poder judicial por varias generaciones”.

“Así que si es un juez de circuito cerca de los 60, con más de 60 años, puede tomar un estatus superior, ahora sería un buen momento para hacerlo si quiere asegurarse que el poder judicial este en lo correcto. Este es un buen momento para hacerlo”, añadió.

Luego se le pidió a Graham que asegurara que los sucesores de los jueces serían confirmados antes de las elecciones presidenciales de 2020, a lo que respondió, “si esperas, ya sabes, el 1 de noviembre, no”.

Los jueces federales que tienen al menos 65 años de edad y han ejercido por lo menos 15 años en la magistratura tienen derecho a adoptar la condición de superiores, una forma de semi-jubilación. El estatus de superioridad permite a los jueces elegir para asumir un número reducido de casos y crea una vacante en el tribunal.

El Presidente Donald Trump y los republicanos del Senado han hecho importantes esfuerzos para cambiar la composición del poder judicial, nombrando y confirmando a jueces conservadores más jóvenes, a fin de configurar la dirección del país a largo plazo. Esta medida ha recibido críticas de los progresistas del país. Desde que asumió el cargo, el Senado ha confirmado a 196 jueces federales nombrados por Trump, incluidos 51 jueces de apelación y dos magistrados del Tribunal Supremo.

El ritmo de confirmación de jueces de Trump es el segundo más rápido de todos los presidentes de EE. UU., según el proyecto del Artículo III, un grupo conservador que trabaja para confirmar las elecciones judiciales de Trump.

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) dijo el mes pasado que la prioridad del senado después de regresar del receso sería en las nominaciones judiciales. Dijo al mismo presentador de radio, Hewitt, que su “lema para el año es no dejar ninguna vacante”.

“Y tan pronto como volvamos a sesión, vamos a empezar a confirmar de nuevo a los jueces. Necesitamos realizar audiencias y necesitamos confirmar a los jueces”, dijo McConnell. “La pandemia no nos impedirá alcanzar ese objetivo”.

Esto también se produce en medio de las acusaciones en contra de McConnell de haber presionado al Juez Thomas Griffith para que dejara el estrado, para dar paso a una vacante en el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia para el Juez Justin Walker.

El juez principal del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia, Sri Srinivasan, instó a principios de este mes al Presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, a que iniciara una investigación sobre la denuncia (pdf) del grupo de vigilancia judicial progresista Demand Justice, que sostiene que el juez de Washington, D.C., de 65 años de edad, “fue presionado indebidamente para que se retirara de la judicatura” y cuestiona “si su decisión se realizó como resultado de incentivos inapropiados”.

Isabel Van Brugen contribuyó con este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Iván Simonovis habla sobre la lucha por la libertad de Venezuela del régimen de Maduro

TE RECOMENDAMOS