Los buenos datos de empleo disparan las ganancias en Wall Street

04 de Marzo de 2016 Actualizado: 04 de Marzo de 2016

Si en la víspera del informe de empleo Wall Street optó por el optimismo, el parqué neoyorquino no ha podido sino acoger con entusiasmo la información mejor de lo esperada de puestos de trabajo dada a conocer hoy.

La tasa nacional de desempleo se mantuvo en el 4,9 % en febrero, con la creación de 242.000 nuevos puestos, por encima de lo previsto, según el informe del Gobierno, que revisó al alza la creación de empleo en enero, de 151.000 a 172.000.

Buenas noticias para los mercados de Nueva York, donde el principal índice de Wall Street, el Dow Jones de Industriales, subió un 0,37 % y recuperó los 17.000 puntos, una barrera psicológica que no traspasaba desde hace meses.

Tantas sesiones consecutivas en cierres en positivo de hecho parecían impensables hace tan solo cuatro semanas, cuando el nubarrón de la recesión de la economía estadounidense parecía estar de camino contagiada por las malas noticias de la economía china y la caída sin freno de los precios del petróleo.

A apenas unos días de la próxima reunión de la Reserva Federal (Fed), los ánimos parecen altos, aunque en Wall Street más vale no lanzar campanas al vuelo porque la lógica de lo ilógico es la única ley.

De momento, más allá de jornadas en las que buenas noticias como este informe de empleo marcan el buen ritmo, la bolsa de Nueva York se deja llevar por el signo positivo que viene experimentando en las últimas jornadas el crudo.

Este viernes, los inversores celebraron una nueva subida del precio del petróleo, impulsado por un descenso de los pozos activos en EE.UU. y la convocatoria de una reunión de la OPEP y otros países productores para llegar a un acuerdo sobre la congelación de la producción.

El barril de Texas, de referencia en el país, subió un 3,61 % y terminó en Nueva York en 35,92 dólares, mientras el crudo Brent, de referencia en Europa y otros mercados, avanzó un 4,45 % y cerró en Londres a 38,72 dólares.

Con buenos datos de empleo y una cercana estabilización de los precios del petróleo, los operados de Wall Street ya solo tienen un deseo pendiente: que la Fed no siga animada a seguir subiendo los tipos de interés.

TE RECOMENDAMOS