Búsqueda del monstruo del lago Ness con Adn sugiere que una hipótesis de su existencia sería cierta

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
04 de Junio de 2019 Actualizado: 04 de Junio de 2019

Algunos adelantos de los resultados de las pruebas científicas con muestras de ADN en las aguas del lago Ness con la esperanza de descubrir la verdad detrás del mito del famoso monstruo concluyeron con que una teoría puede ser real. Los resultados finales serán publicados en septiembre.

El profesor Neil Gemmell de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, quien dirigió el estudio, dijo que su equipo había logrado poner a prueba la mayoría de las principales teorías sobre el monstruo del Lago Ness al analizar el ADN de los restos fecales, piel, escamas, plumas y otras partes biológicas encontradas en el agua.

“Hemos probado cada una de las principales hipótesis de los monstruos. Tres que probablemente podemos decir que no están bien. Una podría serlo. La prensa popular a través de susurros dice: “El monstruo es real”. Todo se revelará en septiembre cuando regrese a Escocia y publique nuestros hallazgos”, dijo Genmell en un mensaje de Twitter el 4 de junio, citando la expectación por el anuncio.

En un siguiente mensaje el investigador dijo “que conste, todavía estamos investigando los datos. La mayoría de las hipótesis populares parecen no tener fundamento; todavía no se puede excluir una”.

Gemmell anunciará oficialmente los resultados completos de su investigación más de un año después de tomar las muestras de agua del lago, en una conferencia de prensa en Escocia.

Ante las preguntas de los reporteros sobre si “¿Hay algo profundamente misterioso?”, respondió “Hmm. Depende de lo que creas (…)Hay algunas cosas que son un poco sorprendentes”, informó Scotman, el 1 de junio.

“Lo que habremos logrado es lo que nos propusimos hacer, que es documentar la biodiversidad del lago Ness en junio de 2018 con cierto nivel de detalle”, dijo Gemmel.

Mostruo del lago Ness, ilustración de declaraciones de un testigo (Wikimedia)

Una teoría principal dice que el monstruo del Lago Ness es un plesiosaurio de cuello largo que sobrevivió a la extinción de los dinosaurios.

Otras teorías indican que en realidad es un bagre gigante o un esturión, una especie de pez perteneciente a la familia de los Ancipenseridae.

Su equipo estaba usando una nueva técnica que puede recoger las huellas dejadas en el pasado dijo el equipo antes de iniciar el estudio..

“Cada vez que una criatura se mueve a través de su entorno, deja pequeños fragmentos de ADN de la piel, las escamas, las plumas, el pelaje, las heces y la orina. Este ADN se puede capturar, secuenciar y luego utilizar para identificar a esa criatura comparando la secuencia obtenida de grandes bases de datos de secuencias genéticas conocidas de 100.000 de diferentes organismos. Si no se puede encontrar una coincidencia exacta, generalmente podemos averiguar en qué árbol de la vida encaja esa secuencia”, explicó el profesor en un informe de la Universidad de Otago.

Monstruo del lago Ness en foto falsa (Wikimedia)

Más allá del monstruo, el proyecto científico es para documentar las especies que existen o que existieron.

El equipo ha encontrado alrededor de 15 especies diferentes de peces y hasta 3.000 especies de bacterias, algunas de las cuales han sido depositadas en el Lago Ness por animales que utilizan los ríos de conexión, reportó Scotman.

Se suponía que los resultados del estudio se publicarían en enero, pero la catalogación de la amplia gama de microorganismos y bacterias ha llevado más tiempo del esperado. Además el profesor admitió que también tardaron en filmar el documental televisivo.

Gemmell reunió a un grupo entusiasta de líderes científicos mundiales del Reino Unido, Dinamarca, Estados Unidos, Australia y Francia, incluidos algunos de los pioneros y líderes en este nuevo campo de estudio.

“Hay una extraordinaria cantidad de nuevos conocimientos que obtendremos del trabajo sobre los organismos que habitan en Loch Ness, el cuerpo de agua dulce más grande del Reino Unido”, dijo la Universidad de Otago. “El uso del muestreo de eDNA ya está bien establecido como una herramienta para monitorear tiburones, ballenas, peces y otros animales”.

En tanto nuevas investigaciones de la Universidad de San Andrés publicadas este año sugieren que la imagen del monstruo del lago Ness en realidad pudo haberse influenciado por los descubrimientos de fósiles de dinosaurio y otras investigaciones anteriores.

Se tendrá que esperar hasta que Gemmell publique sus resultados en septiembre para saber algo más concreto. El mito seguirá perdurando.

***

A continuación

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS