Cachorro de 14,000 años perfectamente conservado comió un rinoceronte lanudo como su último alimento

Por Agencia de noticias
18 de Agosto de 2020
Actualizado: 18 de Agosto de 2020

Científicos que estudian el cuerpo perfectamente conservado de un cachorro de la Edad de Hielo han hecho un descubrimiento inesperado—un trozo de lo que podría ser uno de los últimos rinocerontes lanudos dentro de su estómago.

Los investigadores rusos excavaron por primera vez el cuerpo peludo y preservado del can —que podría ser un perro o un lobo— en un sitio en Tumat, Siberia, en 2011.

Dentro del estómago del cachorro de 14,000 años había un pedazo de tejido peludo. Al principio, los científicos asumieron que el fragmento pertenecía a un león de las cavernas, debido a su fino pelaje amarillo. Pero las pruebas realizadas por expertos en el Museo de Historia Natural de Estocolmo revelaron una historia diferente.

“Cuando obtuvieron las muestras de ADN, no parecía un león de las cavernas”, dijo a CNN Love Dalen, profesor de genética evolutiva en el Centro de Paleogenética, un proyecto conjunto entre la Universidad de Estocolmo y el Museo Sueco de Historia Natural.

“Tenemos una base de datos de referencia y ADN mitocondrial de todos los mamíferos, por lo que comprobamos los datos de la secuencia con eso y los resultados que surgieron —fue una coincidencia casi perfecta con el rinoceronte lanudo”, dijo Dalen.

“Es completamente inaudito. No conozco ningún carnívoro de la Edad de Hielo congelado donde hayan encontrado trozos de tejido en su interior”, dijo.

Después de la datación por radiocarbono de la muestra, los expertos determinaron que la piel del rinoceronte tenía alrededor de 14,400 años.

“Este cachorro, como ya sabemos, ha sido fechado en aproximadamente 14,000 años. También sabemos que el rinoceronte lanudo se extinguió hace 14,000 años. Así que, potencialmente, este cachorro se comió uno de los últimos rinocerontes lanudos que quedaban”, dijo.

Los científicos desconocen cómo llegó el cachorro a tener un trozo de rinoceronte en su estómago.

Edana Lord, estudiante de doctorado en el Centro de Paleogenética que fue coautora de un artículo que estudiaba la desaparición del rinoceronte lanudo, dijo a CNN que estas criaturas habrían tenido aproximadamente el mismo tamaño que el rinoceronte blanco de hoy en día, lo que hace poco probable que el cachorro haya matado a la bestia por sí mismo.

Los investigadores también encontraron curioso que el cachorro muriera poco después de comerse al rinoceronte.

“Este cachorro debe haber muerto muy poco después de que se comió al rinoceronte, porque no está muy digerido”, dijo Dalen a CNN.

“No sabemos si era un lobo, pero si era un cachorro de lobo, tal vez se encontró con un bebé rinoceronte muerto, o el lobo (adulto) se comió al bebé rinoceronte”, especuló. “Tal vez mientras se lo comían, la madre rinoceronte obtuvo su venganza”.

The-CNN-Wire
™ & © 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¡Misterio resuelto! El enigma de las piedras de stonehenge

TE RECOMENDAMOS