Dos cachorros mueren y uno está en estado crítico luego que su dueña los encierra en un auto caliente

Por Louise Bevan
15 de Julio de 2019 Actualizado: 15 de Julio de 2019

Unos huéspedes preocupados que se encontraban fuera del hotel Quality Inn en Orlando, Florida, llamaron al 911 luego de ver a tres cachorros exhaustos por el calor, encerrados dentro de una camioneta en el estacionamiento.

“Hay varios perros encerrados en un Dodge Durango”, dijeron en la llamada, según informó Fox 8. “Las ventanas están agrietadas”, continuó el buen samaritano. “No hay nadie alrededor de los perros, y creemos que uno de ellos está muerto”. Las cuatro ventanas de la camioneta estaban abiertas, pero las puertas estaban cerradas con llave y los animales indefensos atrapados dentro.

Durante la llamada, los mismos huéspedes del hotel comenzaron a intentar rescatar a los cachorros a través de la pequeña grieta de las ventanas abiertas. “Los ciudadanos, después de llamar al 911, intentaron entrar al auto a través de una ventana abierta, probablemente de 7 centímetros”, dijo el Sargento Al Giardiello de la Oficina del Sheriff del Condado de Orange, quien respondió a la llamada al 911. “Consiguieron sacar a dos de los cachorros,” dijo, “porque eran pequeños.”

Los bomberos respondieron rápidamente a la escena y entraron con éxito en el vehículo, llevando a los últimos perros a un lugar seguro. Lamentablemente, para entonces, uno de los cachorros ya había fallecido.

Penelope Stanley, de 54 años de edad, fue arrestada el 2 de julio de 2019 por tres cargos de crueldad contra los animales, incluido el confinamiento de animales sin alimentos ni agua. Ella dejó voluntariamente a los tres cachorros encerrados en el camioneta de la familia durante la noche fuera del hotel de Orlando, ya que el hotel no permitía el ingreso de mascotas. Penelope, de Mississippi, estaba en Florida con su esposo e hijos visitando Disney World.

Según Fox 13, los Stanley dijeron que recientemente habían adoptado a los perros pero que no tenían a nadie con quien dejarlos durante sus vacaciones. “Decidieron dejar a los perros en el coche y, supongo, dejar que el destino siguiera su curso”, respondió el sargento Giardiello.

La Oficina del Sheriff del Condado de Orange reportó que tres cachorros – un Chihuahua de 6 meses de edad llamado Minnie, una mezcla de pastor de 3 meses de edad llamada Kiara, y una mezcla de terrier de 6 meses de edad llamada Gruff – fueron encerrados dentro del auto. La temperatura subió hasta alcanzar un calor sofocante de aproximadamente 44 grados centígrados a las 9 a.m. de la mañana, y los cachorros no pudieron aguantar más después de una larga noche atrapados en el vehículo de los Stanley.

Minnie, la chihuahua, ya estaba muerta cuando llegó el equipo de rescate.

Más tarde ese mismo día, la oficina del sheriff puso al día a los ciudadanos preocupados en Twitter, enviando un mensaje: “El chihuahua ‘Minnie’ de 6 meses de edad murió; la mezcla de 3 meses de Shepherd ‘Kiara’ no está bien”, escribieron, y agregaron, “Esperamos que ‘Gruff’ de 6 meses de edad, una mezcla de terrier, estará bien”. Kiara recibió oxígeno y agua, pero murió poco después a pesar de los esfuerzos de los médicos de emergencia.

En la noche del 3 de julio, la oficina del sheriff publicó una actualización adicional sobre el pequeño Gruff, el único cachorro sobreviviente, en Facebook. “Gruff, el único superviviente de los tres cachorros se irá a un albergue de animales rescatados especializado que le dará muchos cuidados”, dijeron, seguido de una advertencia severa: “Si dejan sus mascotas en un auto y están heridas o mueren, los arrestaremos por un delito grave de crueldad con animales”.

Penelope dijo a las autoridades que revisó a los perros alrededor de las 6:30 a.m., y que estaban “bien” en ese momento. Pero el fresco amanecer rápidamente se convirtió en una mañana ardiente bajo el sol de Florida. “Si hace demasiado calor para una persona dentro de un vehículo, hace demasiado calor para un animal o un niño dentro de ese vehículo”, dijo el sargento Giardiello.

Penelope fue llevada a la cárcel. Según la CBS, su fianza se fijó en 2600 dólares.

Gruff fue enviado a Servicios para Animales del Condado de Orange para recibir el tratamiento, el amor y la atención que necesita. Mientras que las pérdidas de las pequeñas y vulnerables Minnie y Kiara, serán lamentadas por muchos, el trágico descuido de Penelope Stanley debe ser una lección para todos nosotros.

Necesitamos pensar racionalmente todo el tiempo; los perros y los autos calientes no se mezclan. Ni ahora, ni nunca.

Estos perros son adorables y divertidos

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS