Cadenas de suministro de EE. UU. están en dificultades por reapertura de la economía

Por Joseph Calisi
14 de Septiembre de 2021
Actualizado: 14 de Septiembre de 2021

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, sugirió recientemente que el público empiece a comprar ahora los regalos de Navidad en lugar de esperar a fines de año, y hay una buena razón para ello.

Los puertos de Estados Unidos, sobre todo los de la costa oeste y este, están sufriendo atrasos en el procesamiento, lo que está provocando interrupciones en la cadena de suministro. La congestión en los puertos de carga marítima está siendo señalada como responsable, siendo siete de los 10 puertos marítimos más activos de Estados Unidos entre los afectados.

La Marine Exchange of Southern California comentó en Twitter que los datos combinados de los puertos del sur de California, Los Ángeles y Long Beach, el 31 de agosto, informaron de que se habían establecido cuatro nuevos récords de embarque desde el 27 de agosto. El 30 de agosto, había 129 barcos en las inmediaciones de los puertos, un aumento respecto a ese fin de semana —un total de 73 barcos anclados en alta mar.

¿A qué se debe este retraso en esta época del año? La respuesta es en parte sencilla: Las vacaciones de Navidad y las compras del Black Friday, previstas para dentro de dos meses. Pero hay algo más que el frenesí anual de las compras navideñas.

Durante las décadas anteriores, los minoristas de Estados Unidos favorecieron un método de inventario “justo a tiempo” que se basa en entregas frecuentes en lugar de almacenar una gran cantidad de existencias. Este método reduce los costes para los minoristas al tiempo que exige que las fábricas y los almacenes sean capaces de suministrar rápidamente los productos, y ahí es donde se está sintiendo la presión actualmente.

El director general de la naviera Maersk, Soren Skou, afirmó en un vídeo de CNN que el dinero de los estímulos económicos de Estados Unidos está impulsando actualmente la demanda y que la cadena comercial está a punto de estallar.

Los últimos 18 meses de COVID-19 también han perturbado las cadenas de suministro. Ahora que la economía se está abriendo, los puertos se están atascando con un número cada vez mayor de buques de carga, y las mercancías tienen problemas para circular. Hay otros motivos que igualmente son factores de retraso, como las interrupciones laborales y la disponibilidad de los puertos.

Contenedores marítimos en el muelle del puerto de Oakland el 18 de septiembre de 2020 en Oakland, California. (Justin Sullivan/Getty Images)

El Puerto de Los Ángeles dijo que en julio procesaron 890,800 TEU (Unidad Equivalente a Veinte Pies), un aumento del 4 por ciento en comparación con el año pasado, según un comunicado de prensa. El verano pasado fue el momento en que las compras de los consumidores estadounidenses comenzaron a tomar impulso y fue el inicio de 12 meses consecutivos de crecimiento interanual en el Puerto de Los Ángeles.

“Este notable y sostenido aumento de las importaciones está impulsando la cadena de suministro a nuevos niveles”, dijo el director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, Gene Seroka, en una declaración.

“El mérito es de nuestros trabajadores portuarios y operadores de terminales por ayudar al Puerto de Los Ángeles a conseguir una media de más de 11,000 TEU intercambiados en cada escala de buque, la mejor del sector”, dijo Seroka.

“Ante la escasez de espacio en los almacenes, los patios de ferrocarril y las terminales de contenedores al entrar en la tradicional temporada alta de envíos, estamos ofreciendo nuevas herramientas de datos e incentivos para ayudar a mejorar el rendimiento y la eficiencia. Se están desarrollando otras estrategias en colaboración con el sector privado y el gobierno federal”.

Los retrasos no solo son un problema en las instalaciones portuarias estadounidenses. Union Pacific Railroad y Burlington Northern Santa Fe Railway (BNSF) informan que algunas de sus instalaciones intermodales sufren una acumulación de contenedores a la espera de ser trasladados. Ambas trasladan el tráfico de mercancías desde los puertos oceánicos de Estados Unidos hasta las instalaciones intermodales para su distribución local o para su carga en otros trenes con destino a otros lugares.

Robynn Tysver, director de comunicaciones de Union Pacific Railroad, declaró que “las cadenas de suministro internacionales se han esforzado bajo el peso del crecimiento económico desde las primeras etapas de la recuperación de COVID-19. El procesamiento de contenedores en las terminales portuarias del sur de California y en nuestras terminales intermodales interiores, incluida la de Chicago, experimentan una importante congestión”.

Para hacer frente a la congestión en las terminales interiores, Tysver dijo que la compañía recientemente “dejó en pausa temporalmente los envíos portuarios de la Costa Oeste que se mueven al este de Chicago”.

“Nosotros seguiremos trabajando estrechamente con los transportistas marítimos y otras partes interesadas para abordar los desafíos de la cadena de suministro global, incluida la escasez de conductores de camiones y chasis, así como los altos niveles de inventario de los almacenes”, añadió.

Amy Casas, directora senior de comunicaciones externas de BNSF Railway, dijo que BNSF ha tomado varias acciones para impulsar más volumen a través de su red.

“Cada vez más, vemos que todos los socios en las cadenas de suministro intermodal reconocen los beneficios significativos para todos los que operan 24 horas al día, 7 días a la semana para optimizar nuestro rendimiento colectivo y la fiabilidad del servicio”, dijo Casas.

“También hemos tomado medidas para añadir capacidad adicional y aliviar las limitaciones”, añadió.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS