Cálidos refranes chinos para mitigar el frío del invierno

Los "tres amigos del invierno" y otros dichos de la cultura tradicional china
Por CINDY CHAN
02 de Septiembre de 2020
Actualizado: 02 de Septiembre de 2020

“Es tan encantador como el Sol en el invierno”, dice una expresión china que describe a aquellos que son tan amables que los demás se sienten atraídos y quieren estar cerca de ellos. Traen a la gente ese tipo de sentimiento cálido que uno tiene cuando está con alguien cercano y querido.

Esta expresión es solo uno de los tesoros de los refranes y dichos de la cultura tradicional china que puede ayudar a portar calidez y sustento a nuestros corazones durante el frío del invierno.

“En el frío del invierno, abraza el [preciado] hielo; en el calor del verano, agarra [el maestro] el fuego”, sugiere otro dicho chino.

Que estas palabras sirvan como fuente de aliento en medio de la adversidad, las dificultades o el fracaso. Al reconocer el don y las oportunidades que hay detrás de los desafíos, podemos ayudarnos a levantarnos y a encontrar la fuerza interior y los recursos que necesitamos para enfrentarnos a la situación y salir de ella.

Sobre la piedad filial

El refrán “en invierno cálido, en verano fresco” habla a todos los hijos e hijas sobre la virtud de la piedad filial.

Este refrán se encuentra en “Liji”, o el Libro de los Ritos, una colección de escritos de los eruditos confucianos que describen las reglas de conducta y las ceremonias de la dinastía Zhou (1046-221 a.C.).

“La regla de conducta para todos los hijos [descendientes] es calentar [la cama de sus padres] en el invierno, enfriar [su cama] en el verano, poner todo en orden [para su descanso] por la noche, preguntar [sobre su salud] por la mañana y no pelear con los demás compañeros”, se lee en las palabras originales del “Liji”.

La última parte ofrece a los jóvenes una importante orientación para vivir en armonía con los demás, incluidos los hermanos, para no disgustar a los padres o causarles preocupación.

Caballeros del invierno

En la cultura tradicional china, el pino, el bambú y la ciruela —plantas que se distinguen del resto cuando el clima se enfría— se conocen como los “Tres amigos del invierno”.

El pino, el bambú y la ciruela están unidos por su encanto y resistencia en medio de la dureza del invierno. No se marchitan como lo hacen muchas otras plantas. En cambio, permanecen de pie orgullosos y decididos, como si recordaran a la gente la promesa de la primavera, la renovación y el brillante futuro por venir. Como símbolos de integridad y nobleza, son muy apreciados en la tradición confuciana y representan las cualidades ideales de un caballero, un hombre gentil.

El pino dignificado

El pino perenne, siempre verde, tiene una personalidad digna que transmite tranquilidad y estabilidad. Siempre es fragante y verde. Con un tronco recto, alto y robusto, parece que es capaz de alcanzar el cielo, como un ser humano recto. El pino también es un símbolo de longevidad debido a su habilidad para soportar e incluso florecer en ambientes severos.

En la cultura china, el pino se suele emparejar con el ciprés para referirse a los caballeros de honor. En “Las Analectas” de Confucio (551-479 a.C.), el sabio dijo: “Solo en la estación muy fría nos damos cuenta de la firmeza y fidelidad del pino y el ciprés, como la última de las plantas en marchitarse”.

Este es el origen del dicho “conocer el pino y el ciprés en invierno”, que también expresa la idea de que solo a través de una dura y rigurosa prueba se puede ver el verdadero carácter de una persona.

El bambú, fuerte y flexible

El bambú es un símbolo de elegancia, pureza y amplitud de mira, que representa una personalidad modesta pero con una fuerte autoestima. No le teme al frío, al calor o al viento y a pesar de los altibajos en la temperatura y los cambios en el clima, sigue creciendo verde y erguido. Es fuerte y duradero, resistente y flexible, y además es capaz de doblarse y adaptarse a cualquier circunstancia.

Los antiguos chinos comparaban el bambú con las cualidades de un erudito, y muchos eruditos solían disfrutar de la vida en medio del bambú. El poeta y ensayista de la dinastía Song, Su Shi (1037-1101), amaba tanto el bambú que una vez dijo: “Yo prefiero seguir sin carne que vivir en un lugar sin bambú. No tener carne lo hará a uno delgado, pero no tener bambú lo hará tosco (vulgar)”.

El ciruelo florece en la nieve

En cuanto al ciruelo, sus gráciles flores comienzan a florecer incluso en el amargo frío del invierno, cuando la nieve todavía está en las ramas. La gente admira al ciruelo por su carácter fuerte y valiente en medio de las dificultades. Muestra humildad y una gran resistencia, no cediendo a los elementos sino más bien poniéndose de pie como un signo de la vitalidad ilimitada de la primavera y un símbolo de esperanza para el futuro.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS