California alcanza los 2 millones de casos de COVID-19 a pesar de sus duras medidas de cierre

Por Katabella Roberts
26 de Diciembre de 2020
Actualizado: 26 de Diciembre de 2020

California registra un aumento de casos de virus del Partido Comunista Chino (PCCh) a pesar de imponer algunas de las medidas de cierre más estrictas que cualquier estado de Estados Unidos.

California se convirtió en el primer estado en registrar 2 millones de casos confirmados de coronavirus, alcanzando el hito en Nochebuena, mientras casi toda el área estaba bajo una estricta orden de permanencia en casa.

Hasta el 24 de diciembre, en California se registraron 39,144 nuevos casos confirmados del virus, lo que eleva el número de positivos a 2,042,290, según las cifras publicadas por el Departamento de Salud Pública.

A su vez el estado registra un total de 23,947 muertes.

El condado de Los Ángeles, el más poblado de Estados Unidos, se ve particularmente afectado con 677,000 casos confirmados del virus, según datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

La crisis está poniendo a prueba el sistema médico de California más allá de su capacidad normal, provocando que los hospitales atiendan a sus pacientes en tiendas, oficinas y auditorios.

Se cree que el incremento actual fue impulsado en gran medida por personas que desafiaron las advertencias de los expertos en salud pública y se reunieron para el Día de Acción de Gracias sin llevar mascarillas o sin distanciarse socialmente. Los funcionarios ahora están rogando a los residentes que renuncien a las festividades de Navidad y Año Nuevo.

El gobernador Gavin Newsom dijo que los hospitales están bajo “una presión sin precedentes” y que si las tendencias actuales continúan, el número de personas hospitalizadas a causa del virus podría duplicarse en 30 días.

“Nosotros podríamos tener en enero y febrero una oleada encima de una oleada encima de una oleada”, dijo Newsom en un video publicado el jueves en las redes sociales. “Yo temo eso, pero nosotros no seremos víctimas de eso si cambiamos nuestro comportamiento”.

El 3 de diciembre, Newsom anunció en un comunicado de prensa que su orden por regiones de quedarse en casa entraría en vigor a las 11:59 PM el día siguiente de que se anuncie que una región tiene menos del 15% de disponibilidad de camas de UCI. Tal región tendría entonces 48 horas para hacer ajustes.

La orden permanece en efecto en una región si su capacidad de UCI proyectada a cuatro semanas —desde el día 22 de diciembre— después de que la Orden Regional de Permanecer en Casa comenzó, es menor al 15 por ciento. La orden permanecerá en vigor hasta que la capacidad de UCI proyectada en la región sea igual o superior al 15 por ciento. Esto se evaluará aproximadamente dos veces por semana.

Según la orden, las reuniones privadas de cualquier tamaño están prohibidas y solo se permite que permanezcan abiertas las infraestructuras críticas y el comercio minorista. Se ordenó el cierre de bares, peluquerías, barberías, casinos y parques infantiles interiores y exteriores. Las tiendas minoristas están limitadas a una capacidad del 20 por ciento y los restaurantes deben operar solo para comida para llevar y entregar.

Los residentes deben llevar mascarillas en todo momento cuando estén fuera de sus casas y seguir manteniendo distanciamiento social.

Actualmente, la región de 11 condados del sur de California y la región de 12 condados del Valle de San Joaquín en California Central están a cero capacidad en la UCI. Las dos regiones son el hogar de alrededor de 33 millones de personas, lo que representa el 84 por ciento de la población del estado.

La crisis en California se produce cuando los expertos en salud pública temen que los viajes de Navidad y celebraciones de Nochevieja puedan causar otro aumento de contagios, hospitalizaciones y muertes.

A principios de este mes, el Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, advirtió que los próximos meses de la pandemia estarán entre “los más difíciles en la historia de la salud pública de esta nación”.

En un evento organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el 2 de diciembre, Redfield dijo que cerca del 90 por ciento de los hospitales del país están en “zonas candentes y zonas rojas” y que el 90 por ciento de las instalaciones de cuidados de salud a largo plazo estarán en áreas con un alto nivel de propagación.

“Por lo tanto, estamos en un momento muy crítico en este momento para poder mantener la resistencia de nuestro sistema de atención médica”, dijo Redfield. “La realidad es que diciembre y enero y febrero van a ser tiempos difíciles. Creo que serán los más difíciles en la historia de la salud pública de esta nación, en gran parte debido a la presión que se va a ejercer sobre nuestro sistema de salud”.

Con información de AP News.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Al Descubierto

Especial: Los 4 años de campaña contra Trump

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS