California planea prohibir las calefacciones y hornos de gas natural

Por Jack Phillips
26 de Septiembre de 2022 11:17 AM Actualizado: 26 de Septiembre de 2022 11:17 AM

La agencia de aire limpio de California aprobó la propuesta de prohibir en los hogares los nuevos hornos y calentadores de agua a gas natural, para el año 2030.

“Tenemos que tomar todas las posibles medidas para cumplir nuestros compromisos de proteger la salud pública de los impactos adversos de la contaminación del aire y esta estrategia identifica cómo podemos hacer precisamente eso”, dijo la presidenta de la Junta de Recursos del Aire de California, Liane Randolph, en una declaración del 22 de septiembre.

La medida beneficiará a “muchas comunidades de bajos ingresos y desfavorecidas”, agregó Randolph sin dar más detalles.

La decisión de la Junta de Recursos del Aire de California no es la última. La junta ordenó a los organismos estatales que elaboren una norma para eliminar progresivamente los aparatos de gas, la que se votará en el año 2025.

El 15 de septiembre, la Comisión de Servicios Públicos de California votó por unanimidad eliminar, a los constructores, las subvenciones por la instalación de líneas de gas natural en las nuevas construcciones a partir del año 2023.

La propuesta no incluye las estufas de gas natural. Sin embargo, varias docenas de ciudades y pueblos de California, incluidos Los Ángeles y San Francisco, han adoptado mandatos que las prohíben o las desaconsejan en los nuevos edificios, de acuerdo a Los Angeles Times, que publicó un artículo sobre la votación de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB).

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Los Ángeles votó en mayo, para los edificios nuevos, la prohibición de la mayoría de los aparatos de gas, incluidas las estufas.

El último plan de la CARB, que se publicó por primera vez el mes pasado, afirma que se dependerá en gran medida de las bombas de calor en lugar del gas natural u otros métodos de calefacción.

El San Francisco Chronicle entrevistó a un funcionario de la zona de la bahía que promocionaba las bombas de calor como alternativa al gas natural. Sin embargo, instalar una bomba de calor le costaba a él 27,000 dólares.

Durante la fase de comentarios sobre la propuesta de la CARB, el ingeniero jubilado Michael Kapolnek dijo que las emisiones que se ahorrarían no justifican el costo para las personas que se verían obligadas a instalar nuevos y costosos equipos.

Hace varios años, cuando las ciudades de California empezaron a prohibir los aparatos de gas natural, Heritage Foundation, una fundación conservadora, publicó un artículo de opinión en el que afirma que tales medidas serían un “terrible error”.

“Prohibir el gas natural restringiría la capacidad de los consumidores de elegir la fuente de energía que ellos prefieran. Una gran razón por la que a las familias les gusta el gas natural es porque ahorran en el costo”, dice el artículo.

La Asociación Americana del Gas señaló en el año 2020 que “los hogares que utilizan el gas natural para la calefacción, la cocina y el secado de la ropa ahorran una media de 879 dólares al año en comparación con los hogares que utilizan la electricidad para esas aplicaciones”.

Hace varias semanas, la Junta de Recursos del Aire de California aprobó una dramática propuesta de prohibir todos los nuevos vehículos de gasolina para el año 2035, en favor de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables al suministro eléctrico.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.