Cámara aprueba resolución condenando la actual represión de Beijing en Hong Kong

Por Cathy He
20 de Abril de 2021
Actualizado: 20 de Abril de 2021

La Cámara de Representantes aprobó por abrumadora mayoría una resolución el 19 de abril condenando el continuo atropello del régimen comunista chino hacia las libertades en Hong Kong.

La resolución, aprobada por una votación de 418-1, tenía la intención de “enviar un fuerte mensaje bipartidista exigiendo que los gobiernos de China y Hong Kong respeten la voluntad del pueblo de Hong Kong”, dijo el representante Gregory Meeks (D-N.Y.), presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, en el pleno de la Cámara el 19 de abril.

El representante Michael McCaul (R-Texas), miembro de alto rango del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, enfatizó la naturaleza bipartidista de este tema.

“La implacable opresión [del] Partido Comunista Chino contra el pueblo de Hong Kong no es un problema republicano o demócrata”, dijo McCaul en la Cámara. “Estamos unidos como estadounidenses al defender a los habitantes de Hong Kong”.

La aprobación de la resolución se produjo días después de que nueve activistas y legisladores veteranos a favor de la democracia fueran condenados a hasta 18 meses de prisión por organizar y participar en protestas masivas contra Beijing en 2019. Sus sentencias generaron críticas internacionales, incluso de Estados Unidos y Gran Bretaña, las cuales pidieron por su liberación. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, calificó a los cargos como “motivaciones políticas”, y dijo que la sentencia era otro ejemplo de cómo las autoridades de Beijing y Hong Kong socavaban los derechos protegidos en Hong Kong “en un esfuerzo por eliminar todas las formas de disidencia”.

La resolución bipartidista denunció el uso de Beijing de una “ley de seguridad nacional” impuesta a la ciudad en julio pasado para despojar a los habitantes de Hong Kong de sus derechos y libertades previamente reconocidos.

La ley, redactada de forma vaga, castiga el discurso o los actos considerados secesionistas, subversivos, terroristas o que se percibe como colusión con grupos políticos extranjeros hostiles o individuos contra el estado unipartidario gobernante de China. Desde que entró en vigor, decenas de figuras a favor de la democracia de Hong Kong han sido acusadas o condenadas en virtud de la legislación o leyes similares, paralizando el movimiento a favor de la democracia, el cual alguna vez fue activo.

Hong Kong, que alguna vez fue una democracia vibrante, ha experimentado un retroceso constante de su autonomía y libertades después de que pasó a manos del régimen comunista chino en 1997, a pesar de la promesa de Beijing de permitir que la ciudad conserve sus libertades civiles durante 50 años. El año pasado, el régimen introdujo una serie de medidas, incluida la legislación de seguridad nacional y las reformas electorales, que muchos temen que hagan que Hong Kong no sea diferente de las ciudades de China continental.

Los cambios electorales impuestos recientemente significan que solo 20 de los 90 miembros del Consejo Legislativo serán elegidos directamente por el pueblo de Hong Kong, y Beijing mantendrá un control aún más estricto sobre el organismo que elige a los futuros directores ejecutivos de Hong Kong.

La resolución de la Cámara pide a la administración estadounidense que trabaje con aliados y socios para responsabilizar al Partido Comunista Chino, por ejemplo, mediante sanciones coordinadas.

“Estamos decididos a responsabilizar a China”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) en el pleno de la Cámara.

El año pasado, la administración Trump sancionó a más de 20 funcionarios chinos y de Hong Kong, incluida la líder de la ciudad, Carrie Lam, por su rol en la represión de la libertad de reunión y expresión en Hong Kong. En marzo, la administración Biden continuó este esfuerzo al imponer sanciones a 24 funcionarios chinos y de Hong Kong en virtud de la Ley de Autonomía de Hong Kong, que se aprobó en 2020.

Durante una conferencia virtual organizada por el grupo de defensa con sede en Washington Hong Kong Democracy Council (HKDC) el lunes, Pelosi reafirmó el compromiso del Congreso de defender a Hong Kong.

“Siempre continuaremos hablando sobre la represión de Beijing y nos aseguraremos de que se escuchen las voces que el gobierno chino está tratando de silenciar”, dijo.

Samuel Chu, director del HKDC, dijo a The Epoch Times que a pesar de la creciente represión de las autoridades de Beijing y Hong Kong, “la gente en Hong Kong no está retrocediendo”.

“Hong Kong no se va a rendir. Y yo creo que seguirá siendo así”, dijo Chu.

Con información de Terri Wu.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS