Cámara de Representantes vota para enviar artículos del impeachment y gestores al Senado

Por Jack Phillips
15 de Enero de 2020
Actualizado: 16 de Enero de 2020

La Cámara de Representantes votó a favor de transmitir al Senado los artículos del impeachment contra el presidente Donald Trump después de un mes de retraso. La Cámara aprobó la decisión con 228 votos a favor y 193 en contra, en gran medida por motivos partidistas.

Esto sucedió después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), nombró a dos presidentes de la Cámara de Representantes que dirigieron la investigación del impeachment como fiscales para el juicio del Senado. Ellos son el Presidente del Comité de Inteligencia Adam Schiff (D-Calif.), quien dirigió la investigación, y el Presidente del Comité Judicial Rep. Jerrold Nadler (D-N.Y.), cuyo comité aprobó los artículos del impeachment.

Nadler llamó a la Cámara de Representantes para votar por los gestores apenas unas horas después de que fueran nombrados por el presidente de la Cámara. Se produjo un debate de 10 minutos entre el Partido Republicano y los demócratas en el pleno, y Nadler volvió a argumentar que un “juicio justo” en el Senado “debe incluir documentos adicionales y testigos relevantes”. El representante Doug Collins (R-Ga.), el republicano de mayor rango del Comité Judicial, argumentó que los demócratas no tuvieron una “audiencia justa en la Cámara” y dijo que “al Presidente no se le permitió” presentar contra-argumentos y traer testigos de los hechos.

La Cámara de Representantes votó a favor de enviar dos artículos que sostienen que Trump abusó de su poder y obstruyó el Congreso, que es la última acción importante que la cámara baja puede tomar antes de que el Senado tome el control. Después de eso, los gestores caminarán con los artículos hacia el edificio del Senado.

“Hoy es un día importante”, dijo Pelosi en una conferencia de prensa. “Se trata de la Constitución de los Estados Unidos”.

Otros gestores nombrados incluyen los representantes Hakeem Jeffries (D-N.Y.), Sylvia García (D-Texas), Val Demmings (D-Fla.), Zoe Lofgren (D-California) y Jason Crow (D-Colo).

Los senadores dijeron que esperan hacer el juramento como jurados esta semana, pero el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), ha dicho a los periodistas que es probable que el juicio no comience hasta la próxima semana, posiblemente el martes.

La Cámara de Representantes votó el 18 de diciembre de 2019 para destituir a Trump -en una votación de línea partidaria- pero Pelosi anunció que su caucus suspendería el envío de los artículos del impeachment, declarando que le gustaría ver cómo va a votar el Senado en su juicio. El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.) y Pelosi han pedido que se citen testigos, entre ellos el exasesor de Trump John Bolton, en el juicio del Senado, pero McConnell ha insistido en celebrar un juicio dentro de los parámetros de las reglas que se utilizaron durante los procesos del impeachment contra el entonces presidente Bill Clinton a finales de la década de 1990.

Antes de la votación, McConnell el miércoles volvió a culpar a los demócratas por apresurar el caso contra Trump. “Estas cosas llevan tiempo”, dijo en el pleno del Senado. Los demócratas han rebatido esta afirmación, diciendo que necesitan avanzar con urgencia antes de las elecciones de 2020.

En su discurso, McConnell explicó su caso para absolver a Trump. “La presidenta Pelosi y la Cámara de Representantes han llevado a nuestra nación por un camino peligroso. Si el Senado aprueba este proceso sin precedentes y peligroso de la Cámara de Representantes al acordar que un caso incompleto y con una base subjetiva es suficiente para destituir a un presidente, casi garantizaremos la destitución de cada futuro presidente”, dijo McConnell.

Los demócratas han alegado que Trump abusó de su cargo y bloqueó una investigación del Congreso en sus tratos con Ucrania el año pasado. Trump, según ellos afirmaron, retuvo millones de dólares en ayuda de seguridad a Kiev a cambio de realizar investigaciones sobre un rival político, el exvicepresidente Joe Biden, y su hijo, Hunter Biden. Trump y los funcionarios ucranianos han negado los cargos.

La Casa Blanca y los aliados republicanos dijeron que el impeachment es una continuación de una “cacería de brujas” que se inició durante la investigación del entonces asesor especial Robert Mueller, sobre si la campaña de Trump actuó en confabulación con Rusia durante las elecciones de 2016, quienes no encontraron pruebas de tal delito. Los republicanos también han afirmado que los demócratas están tratando de deshacer los resultados de las elecciones de 2016.

Pero el miércoles, los demócratas volvieron a argumentar que había una evidencia abrumadora de que Trump abusó de su cargo mientras seguía presionando para que el Senado obligara a los testigos clave a dar más testimonios.

La Casa Blanca emitió palabras críticas después de que el equipo de la Casa fuera mencionado por la presidenta de la Cámara.

“El nombramiento de estos gestores no cambia nada”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en una declaración después del anuncio de Pelosi. “El presidente Trump no ha hecho nada malo. Él espera contar con los derechos del debido proceso en el Senado”.

***

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS