Cámara presenta ley para vetar en mercados de capital de EE.UU. a empresas chinas de la lista negra

Por FRANK FANG
24 de Noviembre de 2020
Actualizado: 24 de Noviembre de 2020

Tres congresistas republicanos presentaron en la Cámara de Estados Unidos un proyecto de ley que prohibiría a las empresas chinas que figuran en la lista negra, y a sus filiales, el acceso a los mercados de capital estadounidenses.

La legislación, conocida como Ley de integridad y seguridad de los mercados financieros estadounidenses, se aplicaría a las empresas chinas que aparecen en la “lista de entidades” del Departamento de Comercio o en la lista del Departamento de Defensa que incluyen empresas chinas que son propiedad o están controladas por el ejército chino.

El proyecto de ley fue presentado por los representantes Liz Cheney (R-Wyo.), Chris Stewart (R-Utah) y Mike Gallagher (R-Wis.).

“El Partido Comunista Chino (PCCh) viola regularmente los límites de Estados Unidos para robar nuestra propiedad intelectual, participar en el espionaje, alimentarse de nuestros mercados y más”, dijo Cheney en un comunicado de prensa del 23 de noviembre desde su oficina.

“Esta legislación es un paso crítico para asegurar que las empresas militares del PCCh no puedan seguir explotando los mercados de Estados Unidos en apoyo de la perniciosa proyección de poder de China, la acumulación nuclear, los graves abusos de los derechos humanos y otras actividades malignas”, añadió.

Si se aprueba, el proyecto de ley también facultaría a la Comisión de Valores e Intercambio (SEC) prohibir que estas empresas chinas “ofrezcan o vendan valores” en las bolsas de valores de Estados Unidos.

También prohibiría que las empresas de inversión, las compañías de seguros y los fondos de jubilación inviertan en estas empresas chinas.

Además, no se permitiría que fondos federales “celebren, amplíen o renueven un contrato o acuerdo de compra” con estas empresas chinas, de acuerdo al proyecto de ley.

El proyecto de ley complementario del Senado (S.4872) fue presentado por los senadores Marco Rubio (R-Fla.) y Mike Braun (R-Ind.) el 27 de octubre.

Actualmente más de 300 compañías chinas están en la lista de entidades, incluyendo Huawei y 152 de sus empresas afiliadas. Las compañías estadounidenses deben solicitar una licencia especial antes de poder hacer negocios con estas empresas.

El Pentágono a principios de este año nombró 31 empresas chinas que tenían vínculos con el ejército chino. Las designaciones se hicieron en virtud de un requisito establecido en el apartado b) del artículo 1237 de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) de 1999, el proyecto de ley de gastos anuales de defensa. Entre estas empresas figura el gigante de la tecnología Huawei, la compañía de telefonía móvil China Telecoms, el fabricante de equipos de vigilancia Hikvision y el fabricante de vehículos ferroviarios CRRC.

Según el texto del proyecto de ley, la prohibición se extendería a las filiales de estas empresas chinas, incluidas las empresas matrices, subsidiarias y entidades de control.

Además, se introduce una enmienda de la sección 1237 (b) del AADN de 1999, que permitiría al secretario de Defensa, al secretario de Comercio o al director de Inteligencia Nacional, añadir nuevas entidades a la lista de empresas chinas vinculadas al ejército chino. La enmienda también estipula que se necesita un acuerdo de los tres secretarios para eliminar una empresa china de la lista.

Por último, el proyecto de ley también ordena que el director de la Oficina de Análisis Comercial y Económico de la Fuerza Aérea de Estados Unidos presente un informe al Congreso centrado en las ambiciones financieras de China. El informe debe analizar cómo Beijing podría beneficiarse de la inclusión de empresas chinas en las bolsas de valores de Estados Unidos, como por ejemplo, cómo podría avanzar en la estrategia de desarrollo militar del régimen conocida como fusión civil-militar.

En 2017, Beijing estableció una agencia gubernamental llamada Comisión Central para el Desarrollo de la Fusión Civil-Militar para supervisar la cooperación entre el ejército y la industria privada para avanzar en las innovaciones tecnológicas.

“El PCCh está implementando esta estrategia, no solo a través de sus propios esfuerzos de investigación y desarrollo, sino también mediante la adquisición y el desvío de las tecnologías de vanguardia del mundo —incluso a través del robo— para lograr el dominio militar”, describe el departamento de estado de EE.UU. en su sitio web.

El 12 de noviembre, el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva que prohíbe las inversiones estadounidenses en 31 empresas chinas designadas por el Pentágono como vinculadas al ejército chino.

Mientras tanto, la SEC está avanzando con un plan regulatorio para obligar a las empresas chinas a cumplir con las normas de auditoría de EE.UU. o serán retiradas de la lista de las bolsas de valores del país, según un informe reciente de Bloomberg, citando a personas anónimas familiarizadas con el plan.

Esta medida surge tras la recomendación de un informe de julio emitido por el Grupo de Trabajo del Presidente sobre los Mercados Financieros, que incluye al Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y al presidente de la SEC, Jay Clayton.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS