Cámara vota para sancionar formalmente al representante David Schweikert por violaciones de ética

El legislador de Arizona buscó un acuerdo a pesar de estar en desacuerdo con algunas acusaciones
Por Mimi Nguyen Ly
01 de Agosto de 2020
Actualizado: 01 de Agosto de 2020

La Cámara de Representantes votó el viernes para sancionar formalmente al representante David Schweikert (R-Ariz.) por 11 violaciones de las reglas éticas.

La votación de la Cámara respalda un informe bipartidista del Comité de Ética (pdf) que recomienda una sanción de reprimenda y una multa de 50,000 dólares que debe ser pagada al Tesoro de EE. UU. a finales de octubre.

El informe es el resultado de una investigación que concluyó que había “razones sustanciales” para creer que Schweikert falló en asegurar que los comités de su campaña cumplieran con la ley de finanzas para campañas, autorizando la malversación de su Subsidio para la Representación de los Miembros para propósitos no oficiales, presionando al personal oficial para que hiciera el trabajo de campaña, y mostrando una “falta de franqueza y debida diligencia” durante la investigación.

El presidente del Comité de Ética de la Cámara Ted Deutch (D-Fla.), pidiendo que Schweikert fuera reprendido por la Cámara el viernes, dijo en el recinto de la cámara, “Una de nuestras obligaciones más básicas como miembros del Congreso es apegarnos al principio de que el cargo público es una confianza pública”.

“Para defender esa confianza y mantener la confianza ciudadana en la integridad de este organismo, nosotros como miembros debemos regirnos por ciertos estándares de conducta oficial”, continuó Deutch.

El jueves Schweikert admitió las violaciones y aceptó pagar la multa. En junio, respondió al comité de la Cámara en una carta (pdf), diciendo que aunque creía que podría refutar las acusaciones contra él en el borrador del informe, decidió en su lugar buscar un acuerdo “por diversas razones”.

David Schweikert (D) se dirige a la multitud durante un evento de la noche de elecciones del Partido Republicano de Arizona en el Hyatt Regency de Phoenix, Arizona, el 2 de noviembre de 2010. (Laura Segall/Getty Images)

“Creo que hay una serie de afirmaciones, hallazgos y declaraciones especulativas sin fundamentos en el informe y la Declaración de Presuntas Violaciones (“SAV”) que las acompaña podría probarse falsa o engañosa si fuera sujeta al escrutinio de un proceso resolutorio completo”, escribió en su respuesta. “He decidido buscar un acuerdo, en lugar de perseguir un prolongado proceso judicial, por diversas razones”.

Más tarde añadió, “Aunque el proceso adjudicatorio me daría la oportunidad de impugnar aspectos del informe y la SAV, que creo es engañosa, incorrecta e injusta, eso requeriría recursos económicos que no tengo y retrasaría significativamente el cierre para mí y mi familia”.

También escribió que estaba de acuerdo con la declaración del informe de que él es en última instancia el responsable de asegurar que tanto su oficina congresional como su campaña cumplan con las normas y regulaciones.

“Mientras no concuerdo con muchos de los detalles que contiene el informe y la SAV, acepto la conclusión del ISC de que quedé corto en cumplir con mis propias responsabilidades al no supervisar adecuadamente a mis empleados y otros trabajando en mi nombre”, escribió.

“Esto es particularmente cierto con respecto a Oliver Schwab, quien operaba mi oficina congresional y tenía funciones importantes en mi campaña durante mucho del tiempo cubierto en esta investigación. Como el Informe reconoce, puse mucha confianza en el Sr. Schwab para ejecutar las operaciones diarias y él lo hizo con mucha autonomía”.

Añadió que debería haber tenido “un mayor papel en supervisar” las actividades de Schwab y de los otros empleados.

“Con este acuerdo, estoy preparado para asumir la responsabilidad y admitir las violaciones contenidas en la SAV que resultaron de estas faltas”, escribió.

El informe final del Subcomité de Investigación (ISC) (pdf) para el Comité de Ética declaró que “no fue influenciado por los intentos del Representante Schweikert de presentarse como víctima del personal deshonesto y profesionales de cumplimiento incompetentes”.

El ISC en su informe citó un reportaje del Washington Examiner de 2017 titulado “Mucho dinero fluye hacia el jefe de personal de David Schweikert, Oliver Schwab”. Las acusaciones desencadenaron la investigación del ISC de más de dos años sobre Schweikert y el uso de fondos de su oficina, que culminó con el informe del ICS.

En un comunicado publicado el jueves, Grace White, una portavoz de Schweikert, dijo que quería dejar el tema atrás.

“Estamos complacidos de que el comité haya emitido su informe y podamos avanzar desde este capítulo”, dijo. “Como se señaló en la revisión, todos los temas han sido resueltos y el congresista Schweikert seguirá trabajando duro para el 6º Distrito de Arizona”.

El republicano de Phoenix de quinto mandato, que fue elegido por primera vez en 2010, Schweikert busca la reelección en el sexto distrito del Congreso de Arizona. Se presentará sin oposición en las primarias republicanas del 4 de agosto.

Katabella Roberts contribuyó a este informe.

Sigua a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación
Trump pide donaciones de plasma sanguíneo para combatir el COVID-19

TE RECOMENDAMOS