Campaña de Trump apela la desestimación de la demanda de Pensilvania

Por Ivan Pentchoukov
22 de Noviembre de 2020
Actualizado: 22 de Noviembre de 2020

La campaña del presidente Donald Trump apeló el domingo la desestimación de su demanda electoral en Pensilvania, según una notificación presentada en una corte federal, lo que acerca la campaña a su objetivo declarado de conseguir una impugnación electoral ante la Corte Suprema.

El juez de la corte de Distrito Matthew Brann desestimó la demanda de la campaña el 22 de noviembre, diciendo que los demandantes carecían de legitimación para presentar la demanda, entre otras cuestiones. La campaña informó que ha apelado el fallo ante la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Tercer Circuito.

Rudy Giuliani, el abogado principal que representa la disputa legal postelectoral de Trump, dijo el sábado 21 de noviembre que la desestimación de Brann ayudaría a acelerar la progresión de la demanda a la Corte Suprema.

El presidente Donald Trump predijo la apelación el sábado.

“Todo es una continuación de la interminable Cacería de Brujas”, escribió el presidente en Twitter. “El juez Brann, quien ni siquiera nos permitió presentar nuestro caso o pruebas, es un producto del senador estatal Pat  ‘Sin aranceles’ Toomey de Pensilvania, que no es amigo mío, & Obama –¡No es de extrañar 900,000 votos fraudulentos!”, escribió Trump refiriéndose al senador Toomey (R-Pa.).

En la demanda, presentada contra la secretaria de estado de Pensilvania, Kathy Boockvar, y siete condados del estado de la piedra angular, la campaña de Trump pidió a la corte que bloqueara la certificación de los resultados de las elecciones en Pensilvania, argumentando que los votantes de los condados controlados por los republicanos fueron tratados de manera desigual a los de los condados controlados por los demócratas. A los votantes de los condados controlados por los demócratas se les dio la oportunidad de arreglar los problemas con sus votos en ausencia, en contravención de la ley estatal, mientras que los funcionarios de los condados republicanos siguieron la ley y no ofrecieron esa oportunidad, según la demanda.

Entre los demandantes en la demanda figuraban la campaña de Trump y dos votantes individuales cuyas boletas de voto por correo fueron rechazadas sin tener la oportunidad de subsanar las fallas.

En su memorándum de dictamen, Brann argumentó que los demandantes individuales no lograron “establecer que fueron los demandados los que causaron estos daños y que el presunto daño por la negación de votos se repara adecuadamente invalidando los votos de otros”. El juez señaló que los demandantes demandaron a los condados que ofrecieron la oportunidad a los votantes de rectificar sus votos y no demandaron a los que no lo hicieron. También determinó que la demanda no demostraba que Boockvar fuera responsable de las boletas rechazadas.

“En primer lugar, los condados demandados, según los propios alegatos de los demandantes, no tenían nada que ver con la denegación de la capacidad de voto de los demandantes individuales. Las boletas de los demandantes fueron rechazadas por los condados de Lancaster y Fayette, ninguno de los cuales es parte de este caso”, escribió Brann.

“Ninguno de los condados demandados recibió, revisó o descartó las boletas de los demandantes individuales. Incluso asumiendo que los condados demandados permitieron inconstitucionalmente a otros votantes corregir sus boletas, eso solo no puede conferirle legitimación a los demandantes que buscan desafiar la negación de sus votos”.

La desestimación de la demanda por parte de Brann ocurrió antes de la etapa de los procedimientos en la que la campaña de Trump podría presentar pruebas. Desde que se presentó el 9 de noviembre, el caso provocó una retirada de los abogados que representan a Trump, un mensaje de voz acosador dejado en el teléfono de un abogado de la campaña Trump por un abogado de una firma que representa a los acusados y una importante revisión de la demanda original de la campaña Trump.

La demanda enmendada de la campaña redujo sus demandas de siete a dos. Un importante fallo de la corte de circuito emitido poco después de que la campaña presentara la demanda enmendada la obligó a admitir que solo conserva una de las dos reclamaciones a efectos de una apelación. El resto de la reclamación alegaba una violación de la cláusula de protección igualitaria de la Constitución.

Giuliani dijo que estaba “totalmente” en desacuerdo con el fallo.

“La decisión de hoy resulta ser una ayuda en nuestra estrategia para llegar rápidamente a la Corte Suprema de Estados Unidos. Aunque estamos totalmente en desacuerdo con esta opinión, estamos agradecidos con el juez designado por Obama por haber tomado esta decisión anticipada rápidamente, en lugar de simplemente tratar de alargar el tiempo”, dijo Giuliani.

“Esperamos que el Tercer Circuito sea tan amable como el juez Brann de decidir nuestra apelación de una forma u otra lo más rápidamente posible. Este es otro caso que parece moverse rápidamente a la Corte Suprema de Estados Unidos”.

El juez conservador de la Corte Suprema Samuel Alito fue asignado a principios de esta semana para supervisar las apelaciones de emergencia del Tercer Circuito.

La Corte Suprema ya está considerando una apelación separada que desafía la extensión de tres días del plazo de voto por correo de Pensilvania. La corte ordenó al estado segregar las boletas que reciba después del día de las elecciones, en espera de un fallo al respecto. El número estimado de boletas en juego sobre el caso es de aproximadamente 10,000, no es suficiente para cambiar el resultado de las elecciones presidenciales en el estado.

Como parte de la demanda, la campaña Trump alegó que más de 682,000 votos en ausencia se procesaron sin la presencia de observadores republicanos, entre otras cuestiones.

Más de 20,000 boletas de voto en ausencia en Pensilvania fueron marcadas con fechas de recepción anteriores a la fecha en que presuntamente fueron enviadas, según el análisis de un investigador de la base de datos de votantes del estado. Aproximadamente otras 58,000 boletas tienen fechas de devolución improbables considerando los tiempos de entrega del correo de EE. UU.

Las impugnaciones legales en Pensilvania se acumularon incluso cuando Brann desestimó el caso insignia de la campaña en el estado libre asociado. Un grupo de políticos republicanos demandó a Pensilvania el sábado buscando bloquear la certificación de los resultados de las elecciones en el estado libre asociado argumentando que su estatuto de voto por correo viola la constitución del estado. La demanda argumenta que la Ley 77, una ley que hizo legal el voto por correo sin excusa en Pensilvania viola la constitución del estado de Pensilvania.

Con información de Jack Philips.

Sigue a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

El PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS