Canadiense en Taiwán festeja Halloween con divertidos disfraces, incluyendo a sus adorables perros

Por Louise Bevan
25 de Octubre de 2021
Actualizado: 25 de Octubre de 2021

Cuando un profesor de inglés se trasladó de Canadá a Taiwán, no quiso dejar atrás su fiesta favorita ni su afición por la confección de disfraces. Impregnados por el espíritu de Halloween, sus dos perros rescatados ahora deleitan a los habitantes de Asia oriental con divertidos disfraces hechos a mano.

Steve McKay, de 42 años y originario de la Columbia Británica, explicó a The Epoch Times que los niños de las escuelas inglesas de Taiwán siempre se disfrazan y realizan actividades, así que siempre ha necesitado un disfraz. Entonces se le ocurrió algo hecho en casa y que también tuviera relación con él.

Además, después de asistir a una gran fiesta de Halloween en Taipei en la que su amigo se disfrazó de lata de cerveza taiwanesa, Steve se inspiró para crear un disfraz divertido con temática taiwanesa cada año.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

“Mi primer disfraz fue de té de burbujas de Taiwán, fue un gran éxito”, dijo Steve, que vive en Zhubei, a The Epoch Times. “En los años siguientes, empecé a ir a una fiesta de Halloween que tenía concursos de disfraces y empecé a ganar algo de dinero. A menudo me asociaba con mi amigo para ganar el premio por equipos”.

Sin embargo, el talentoso profesor admitió en broma que aún no ha podido convencer a su esposa de disfrazarse.

En cambio, Steve decidió incluir a sus perros rescatados en la diversión. Buster y Beans, dos perros callejeros enfermos que fueron acogidos por Steve y su esposa, ahora están felices, sanos y disfrutan de la fiesta favorita de Steve.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

“Buster está completamente bien llevando cualquier cosa”, dijo Steve. “En algunas fotos, parece serio, pero eso es solo porque está mirando una golosina para perros. Creo que ni siquiera se da cuenta de los disfraces”.

Por otra parte, Beans, dijo, “no se pone todo, pero parece que no le molestan en absoluto los sombreros, las pelucas y la ropa”.

Steve recuerda que es muy ingenioso desde su infancia, cuando sus padres lo animaban a disfrazarse en Halloween, a ir a pedir dulces y a poner adornos, tocar música y tallar calabazas en su casa. Él y su hermana incluso ganaron juntos concursos de tallado de calabazas.

“Siempre me emocionó el Halloween cuando era niño”, dice.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

Al principio, la esposa de Steve se burlaba de él por ser tan “ridículo y loco”. Sin embargo, el primer disfraz de Buster la conquistó. Compartió una foto divertida en las redes sociales y al poco tiempo las páginas de Buster y Bean empezaron a acumular seguidores.

“¡Ahora ya no le parece una tontería!”, dijo Steve.

Algunos disfraces favoritos de Steve fueron un par de cactus caseros y una abeja y un girasol para sus perros, y los más populares fueron los de comida, como el de fideos de Taiwán y el de Xiao Long Bao; aunque el de té de burbujas sigue siendo su favorito por ser sencillo y divertido.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)
(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

“¿El peor disfraz?”, dijo Steve a The Epoch Times: “Me pasé semanas haciéndole brazos mecánicos a mi perro para que pareciera un levantador de pesas, y no salió bien. Pero fue divertido intentarlo”.

Steve admite que su empresa de confección de disfraces para Halloween de 2021 se convirtió en algo “agotador”, ya que “todos esperan algo”, pero aún así se inspira para hacer disfraces de perro para las fiestas populares de Taiwán, como el Festival del Barco del Dragón, el Festival de la Luna y el “Día Nacional” de Taiwán, el 10 de octubre.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

Sobre la reacción de la gente, Steve dijo: “A la mayoría de la gente le encantan los disfraces, o se ríen de ellos. Unos pocos se enfadan porque disfrazo a mis perros; admito que disfrazar a los perros puede ser bastante ridículo. Sin embargo, la atención ha servido para algo, y a los perros no parece importarles”.

Buster y Beans tuvieron un duro comienzo en la vida.

Cuando Steve y su esposa encontraron a Buster vagando por las calles cuando era un cachorro en 2016, se mantenía pidiendo comida. Tenía el pelo irregular y problemas en la piel, pero conquistó a la pareja con su personalidad “juguetona y divertida” y su increíble inteligencia. Steve dice que el perro, que ahora tiene 5 años, ha aprendido un sinfín de trucos, como atrapar un frisbee y saltar a través de sus brazos.

(Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

Por otro lado, la pareja encontró a Beans escondido dentro de un rollo de material cerca de la playa cuando era un diminuto cachorro, lleno de problemas de piel. Cuando la sacaron de su escondite “gritó y lloró”, relató Steve, pero hoy es una perrita segura y gruñona, a la que le encanta correr con la lengua fuera.

Steve cree que rescatar a estos perros ha sido lo mejor que han hecho, ya que “mucha gente tenía una opinión negativa de los perros negros y los perros de la calle en Taiwán”, explicó Steve.

Beans, cuando fue rescatada. (Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

La popularidad de los divertidos disfraces de los perros y su creciente presencia en las redes sociales, tanto en Facebook como en Instagram, han permitido a Steve y a su esposa rescatar y realojar a muchos más perros. Incluso crearon su propio negocio de golosinas para perros.

Además, Steve no piensa colgar las tijeras, la tela y la pistola de silicona por el momento.

Steve con Buster y Beans. (Cortesía de Steve Mckay y Buster & Beans)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS