Candidato demócrata al Senado dice que dudaría en ponerse la vacuna contra el virus del PCCh

Por Zachary Stieber
15 de Septiembre de 2020
Actualizado: 15 de Septiembre de 2020

El candidato demócrata al Senado de EE.UU. que representa a Carolina del Norte dijo que dudaría en ponerse la vacuna contra COVID-19, causado por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

“Sí, dudaría”, dijo Cal Cunningham durante un debate el lunes contra el actual senador Thom Tillis (R-N.C.).

“Pero voy a hacer muchas preguntas. Creo que eso nos incumbe a todos en este momento, en este contexto, con la forma en que hemos visto a la política intervenir en Washington”, añadió.

Cunningham dijo que apoya a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la agencia encargada de aprobar las vacunas, pero añadió que ha visto “una extraordinaria corrupción en Washington”.

Los funcionarios de la administración Trump han dicho que no los están presionando para desarrollar una vacuna, incluyendo al Dr. Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, testifica durante una audiencia del Subcomité de la Cámara sobre la Crisis de Coronavirus para desarrollar un plan nacional para contener la pandemia COVID-19, en Capitol Hill en Washington, DC el 31 de julio de 2020. ( KEVIN DIETSCH/AFP a través de Getty Images)

Tillis criticó a su oponente.

“Acabamos de escuchar a un candidato al Senado de EE.UU. mirar a la cámara y decir a 10 millones de habitantes de Carolina del Norte que dudaría en tomar la vacuna. Creo que eso es irresponsable”, dijo. “No vamos a lanzar una vacuna que no tiene la efectividad y seguridad que el estándar de oro de la FDA requiere”.

En una declaración después del debate, añadió: “Mientras Cal Cunningham está alimentando teorías de conspiración para perturbar la confianza del público sobre la principal arma de nuestra nación en la lucha contra COVID-19 —una vacuna segura— miles de habitantes de Carolina del Norte se preguntan: ¿por qué Cunningham jugaría a la política con la pandemia?”

Ben Williamson, ayudante del jefe de personal de la Casa Blanca Mark Meadows, también criticó a Cunningham.

“Hay científicos de todo el gobierno de EE.UU. que han puesto su nombre en el proceso para crear la vacuna—uno de los cuales es el Dr. Fauci. Esto es indefendible”, dijo Williamson en las redes sociales.

Al ser presionado en su postura por los periodistas, Cunningham les dijo: “Si los profesionales de la salud pública lo aprueban, no dudaré y animaré a otros a hacerlo”.

Tillis dijo que no tendría “ninguna duda” de que la vacuna aprobada sería segura.

La posición de Cunningham refleja la de los principales demócratas.

La senadora Kamala Harris (D-Calif.) sugirió a principios de este mes que no tomaría una vacuna que fuese aprobada antes de las elecciones del 3 de noviembre. El asesor principal de la campaña del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se negó al día siguiente a decir que Biden tomaría la vacuna si ésta estuviera disponible. Biden dijo más tarde a una audiencia que tomaría la vacuna, si era aprobada por los científicos.

El presidente Donald Trump pidió a ambos que se disculparan por lo que describió como una “imprudente retórica anti-vacunas”.

El jefe de la FDA, Stephen Hahn, dijo al Financial Times el mes pasado que su agencia podría aprobar una vacuna antes de que se completen los ensayos clínicos de la fase tres, si los funcionarios creen que los beneficios superan los riesgos.

“Depende del patrocinador [desarrollador de la vacuna] presentar una solicitud de autorización o aprobación, y nosotros hacemos una adjudicación de su solicitud”, dijo el médico. “Si lo hacen antes de que finalice la fase tres, podemos considerarlo apropiado. Si lo encontramos inapropiado, lo definiremos”.

Las encuestas muestran una disminución en el número de estadounidenses dispuestos a tomar la vacuna del virus del PCCh.

Solamente el 51 por ciento dijo a Morning Consult este mes, que se pondrían la vacuna si hubiera una disponible, un descenso del 72 por ciento en abril.

Más demócratas que republicanos dijeron que se vacunarían y más estadounidenses mayores de 64 años dijeron que lo harían, en comparación con otros grupos de edad.

La encuesta de 2200 adultos se llevó a cabo en línea del 2 al 6 de septiembre y tiene un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El PCCh vacuna contra el COVID-19 sin completar los ensayos clínicos

TE RECOMENDAMOS