Capitales brasileñas cancelan carnaval ante el aumento de casos del virus del PCCh

Por Autumn Spredemann
11 de Enero de 2022 7:10 PM Actualizado: 11 de Enero de 2022 7:10 PM

SANTA CRUZ, Bolivia—El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció la cancelación del famoso carnaval callejero el 4 de enero durante una conferencia online, por lo que es el segundo año consecutivo que la ciudad cancela su tan esperada celebración.

Río de Janeiro es la número 18 de las 27 capitales brasileñas que han suspendido sus celebraciones de Carnaval este año debido a un aumento en los casos del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Paes dijo que la “naturaleza” y el “aspecto democrático” del Carnaval hace que sea casi imposible organizar las notorias fiestas populares y también controlar la propagación de infecciones.

Sin embargo, acordó permitir que el tradicional desfile de las famosas escuelas de samba de Río, conocidas por sus impresionantes disfraces y carrozas, se lleven a cabo dentro del estadio Sambódromo de la ciudad.

Paes señaló que las autoridades podrían imponer protocolos sanitarios y controlar el acceso de los espectadores durante el desfile.

El 6 de enero el alcalde de Sao Paulo, Ricardo Nunes, anunció públicamente la suspensión de las fiestas del Carnaval 2022. Hasta la semana pasada, Sao Paulo, la ciudad más grande del país, mantuvo una postura neutral sobre el Carnaval, dejando la responsabilidad de los festivales a cargo de cada ayuntamiento.

Sin embargo, el gobernador del estado, Joao Doria, intervino el día posterior a que Nunes tomara la decisión de cancelar las festividades y dijo que no autorizaría ninguna “fiesta cerrada de Carnaval” en el estado.

Esta noticia representa un duro golpe para los comercios pequeños y el turismo, que ya se han visto muy afectados durante la pandemia.

De los 17.5 millones de pequeñas empresas registradas en el país, la mayoría se encuentran en Sao Paulo, Minas Gerais y Río de Janeiro.

Los cuales cancelaron las celebraciones de Carnaval este año.

Las fiestas de Carnaval de Brasil generan millones de dólares en ingresos para la economía local, muchos de los cuales proceden del turismo. Poco antes del inicio de la pandemia en 2020, más de 2 millones de turistas asistieron al Carnaval tan solo en Río de Janeiro.

“Nos están matando como dueños de negocios”, dijo Lucas Costa a The Epoch Times.

Siendo propietario de un bar en el barrio de Lagoa de Río de Janeiro—que también gestiona instalaciones satélite con su hermano durante las fiestas callejeras de Carnaval conocidas localmente como “blocos”—, Costa y otros empresarios sufrirán una pérdida de ingresos por la suspensión de las fiestas.

“Las fiestas callejeras es donde está el dinero para las pequeñas empresas. A menos que estés con un grupo de grandes eventos o con una de las escuelas de samba, no ganas dinero con los desfiles”, dijo.

Las autoridades argumentan que el sacrificio de otro año de fiestas de Carnaval es un mal necesario.

El pico de casos del virus del PCCh se registró el 3 de enero, cuando el recuento semanal de casos se disparó un 186 %  desde el 27 de diciembre, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Desde el 3 de enero de 2020, el virus del PCCh ha dejado un saldo de 619,937 personas fallecidas en Brasil.

El secretario de salud municipal, Daniel Soranz, dijo que la variante ómicron es la responsable del aumento de casos.

“Desde hace 17 semanas veníamos registrando una reducción de casos de COVID-19. De repente, comenzamos a tener un aumento de nuevos casos, lo que indica la presencia de una nueva variante. Cada vez que llega una nueva variante implica que tendremos más casos”.

Soranz también señaló que si bien los casos aumentan, el número resultante de pacientes graves, muertes y hospitalizaciones no es tan drástico.

“Por supuesto, todavía es demasiado pronto para llegar a una conclusión”, dijo.

El economista de la Confederación Nacional del Comercio de Bienes, Fabio Bentes, describió la cancelación del Carnaval del año pasado como un “impacto muy negativo” en las industrias relacionadas con los servicios.

Bentes también destacó que Río de Janeiro representa cerca de un tercio de las ganancias generadas por el multitudinario evento, y le siguen las capitales del Nordeste, que dependen del evento anual como una importante fuente de ingresos.

Costa todavía lucha por entender la decisión: “Tenemos una vacuna, tenemos protocolos, pero aún no hay Carnaval”.

“Realmente parece que esto nunca terminará”, agrega.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.