Captan cuando un hombre salta a fosa de cocodrilos: termina mordido y preso

Por Jesús de León – La Gran Época
08 de Noviembre de 2018 Actualizado: 08 de Noviembre de 2018

Un hombre fue arrestado el martes 6 de noviembre, después de entrar clandestinamente a un zoológico en Florida y lanzarse en el pozo de los cocodrilos.

La policía dijo que el hombre de 23 años fue mordido por un cocodrilo, y que sufrió lesiones en sus pies y en las piernas, pero sin riesgo para su vida.

Alrededor de las 6:50 AM, los agentes de policía respondieron a una llamada sobre un sujeto masculino que llevaba ropa interior y se arrastraba por el césped del lugar de manera oculta.

Al mismo tiempo los empleados del zoo reportaron a la policía que alguien había destrozado la propiedad de la noche a la mañana.

También descubrieron un zapato en la zona donde estaban los cocodrilos. Los guardas del zoológico le dijeron al Florida Times-Union que asimismo encontraron pantalones cortos y un rastro de sangre.

Cuando la policía llegó, localizó al sujeto, que fue identificado como Brandon Keith Hatfield, y observaron que tenía heridas en sus pies, comunicó el departamento de policía de St. Augustine.

Hatfield fue transportado al Hospital Flagler para recibir atención médica.

Luego se revisó todo el video de seguridad del lugar, y se pudo ver a al joven Keith Hatfield entrando al zoológico aproximadamente a las 7:45 PM del día anterior.

También puede ser visto escalando una estructura de madera antes de lanzarse al foso de los cocodrilos.

Al parecer dañó numerosas exhibiciones y estatuas alrededor del complejo por valor de 5 mil dólares.

El acusado fue detenido, y se le levantaron cargos por robo, negligencia criminal y violación de la libertad condicional (VOP).

Actualmente está siendo tratado en el Hospital Flagler, y será transportado a la cárcel del Condado de St. John, cuando salga del hospital.

El responsable del área de los cocodrilos, John Brueggen, expresó su preocupación por el hombre herido, y enfatizó que el zoológico está extremadamente preocupado por la seguridad de los visitantes, pero declaró que la protección contra la locura y el comportamiento errático de los intrusos nocturnos es casi imposible. Él vivió un evento similar en Sea World hace años cuando un intruso entró a una piscina por la noche con orcas, y fue asesinado por los animales.

TE RECOMENDAMOS