Capturan en el paso San Ysidro a los fugitivos de la cárcel de Salinas que escapaban a México

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
08 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

Oficiales de Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos ubicados en el paso San Ysidro, que comunica San Diego con Tijuana, México, informaron que detuvieron a los dos hombres hispanos fugados el 3 de noviembre por un túnel construido en la pared de la prisión estatal Salinas.

Los presuntos criminales peligrosos, Santos Fonesca, de 21 años, y Jonathan Salazar, de 20, intentaron pasar a México por el cruce peatonal PedWest de San Ysidro, pero fueron identificados, comunicó Aduana y Protección Fronteriza (CBP) el 7 de noviembre.

La Oficina del Sheriff del condado de Monterey, en California, había emitido una alerta comunitaria el domingo, diciendo que los dos prófugos eran presuntos asesinos seriales de bandas criminales.

Aproximadamente a las 23:35 del 5 de noviembre, Fonesca y Salazar intentaron ser admitidos por los oficiales del CBP para pasar por el cruce peatonal que llega al lado oeste del Puerto fronterizo El Chaparral de Tijuana, México, dice el informe.

Cuando los agentes cotejaron información de los sujetos en sus bases de datos, fueron alertados de que los hombres eran buscados. Ambos quedaron en custodia y luego fueron transferidos al Departamento del Sheriff del Condado de Monterey.

“Los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dentro de la oficina de campo de San Diego inspeccionan a más de 200.000 viajeros al día que solicitan la entrada a los Estados Unidos”, dijo Pete Flores, director de operaciones de campo del CBP en San Diego. “Debido a su vigilancia e inspecciones exhaustivas, los agentes del CBP detuvieron a estos peligrosos individuos”.

Fonseca está acusado de matar a tiros a Lorenzo Gómez Acosta, de 37 años, el 2 de junio de 2018, mientras la víctima estaba sentada en su automóvil comunicándose en una videollamada con su esposa en México, señala el informe previo.

Ella vio y escuchó los forcejeos, en la que su esposo gritó “no” y luego sonaron disparos, testificó la policía en una audiencia preliminar en marzo.

Fonseca dijo a la Policía que el líder de su pandilla le pidió que matara a alguien para demostrar que todavía era leal a la ‘pandilla Boronda’, por lo que Acosta habría sido elegido al azar.

Tres días después, Fonseca disparó y mató en un parque de Salinas a Ernesto García Cruz, de 27 años, exnovio de la novia del líder de la banda, “para enviarle un mensaje”, según testificó la detective Gabriela Contreras, citada por The Californian.

Salazar, en cambio, fue arrestado por la muerte a tiros de Jaime Martínez, de 20 años, y herir a su novia cuando la víctima conducía en Salinas. La mujer, que llevaba en brazos a su hijo de 18 meses, recibió un disparo y fue tratada en un hospital.

Los oficiales dijeron en la audiencia preliminar de Salazar que sus tatuajes, incluida la letra P en su mejilla, se refieren a su pandilla, La Posada Trece. Su juicio estaba programado para comenzar en enero.

John Thornburg, Capitán de la Oficina del Sheriff del Condado de Monterey, agradeció la eficiente labor de los funcionarios.

“Nos gustaría agradecer a la CBP por su colaboración y asistencia por resguardar a estas dos personas violentas y peligrosas”, dijo Thornburg, según el reporte de CBP.

“¡Gracias a nuestros socios federales de la aplicación de la ley por su trabajo y asistencia en equipo!”, agregó la Oficina del Sheriff del Condado de Monterey en su cuenta de Twitter.

***

Descubre

Agentes de la frontera dicen que ‘niños están siendo alquilados’ para cruzar

TE RECOMENDAMOS