Carter Center supervisará el recuento de Georgia

Por Ivan Pentchoukov
14 de Noviembre de 2020
Actualizado: 14 de Noviembre de 2020

La organización no gubernamental Carter Center supervisará el recuento manual de las elecciones presidenciales en Georgia.

Carter Center fue acreditado por el secretario de Estado de Georgia, por lo que está desplegando monitores en las juntas de auditoría de los condados en todo el estado. El recuento de los casi 5 millones de votos emitidos en Georgia estará abierto al público.

“Lo que nosotros estamos monitoreando es lo que mucha gente ha estado pidiendo, el recuento manual. Debido a que el margen en la elección presidencial es tan estrecho, este tipo de auditoría esencialmente requiere la revisión de cada boleta electoral a mano”, dijo Paige Alexander, el director ejecutivo de Carter Center, a través de una declaración. “Esto es inusual, pero proporciona una oportunidad para construir la confianza en el sistema electoral antes de la certificación de los resultados del estado”.

El candidato demócrata, Joe Biden, lideraba Georgia por sobre el presidente Donald Trump por un 0.3 por ciento hasta el viernes por la noche. Georgia permite un recuento si el margen entre los candidatos principales es inferior al 0.5 por ciento.

Los trabajadores electorales, usando sus mascarillas y situados en equipos de dos personas, comenzaron a contar las boletas el viernes en todos los condados de Georgia. El recuento manual proviene de una auditoría requerida por una nueva ley estatal.

La ley requiere que una contienda electoral sea auditada para comprobar que las nuevas máquinas electorales contaron las boletas con precisión. El secretario de Estado, Brad Raffensperger, eligió auditar la carrera presidencial y dijo que el estrecho margen significaba que era necesario un recuento manual completo.

El personal electoral en las oficinas de la Junta de Registro de Votantes y Elecciones del Condado de Gwinnett en Lawrenceville, Georgia, clasifica el 7 de noviembre de 2020 las solicitudes de boletas en ausencia para su almacenamiento. (Elijah Nouvelage/Getty Images)

A nivel de todo el estado, los equipos de auditoría están trabajando con lotes de votos en papel, dividiéndolas en pilas para cada candidato antes de contar cada pila a mano. Paneles bipartidistas están ubicados para revisar a mano ciertas boletas, incluyendo aquellas en las que los auditores no pueden ponerse de acuerdo sobre la intención del votante y aquellas con candidatos escritos.

Los monitores designados por los partidos locales, demócrata y republicano, pueden circular por los puestos de auditoría pero no pueden tocar las papeletas ni grabar nada. También se permitió a los medios de comunicación y al público observar, pero se les exigió que lo hicieran desde una zona designada.

La oficina del secretario de Estado dio instrucciones a los funcionarios electorales del condado para que completen la auditoría antes de las 11:59 p.m. del miércoles. La fecha límite para que el estado certifique los resultados es el 20 de noviembre.

La auditoría es parte de una ley de 2019 que también establece directrices para la compra de un nuevo sistema electoral de 100 millones de dólares a Dominion Voting Systems. La elección de esta auditoría dependió del secretario de estado. Raffensperger dijo que tenía sentido dado el estrecho margen y la importancia nacional de la contienda.

Al menos tres condados de Georgia experimentaron fallas en el software el día de las elecciones.

El estado de Texas rechazó las máquinas y el software de Dominion Voting Systems en tres ocasiones. Durante la auditoría más reciente, los seis examinadores desaconsejaron la certificación del sistema. Uno de los auditores señaló que “las máquinas podrían ser vulnerables a un operador deshonesto”.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

China al Descubierto: monjes deben seguir al PCCh

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS