Casa Blanca dispuesta a negociar tasa de impuestos corporativos, pero manteniendo propuesta “grande”

Por Zachary Stieber
07 de Abril de 2021
Actualizado: 08 de Abril de 2021

El presidente Joe Biden está dispuesto a reducir su tasa impositiva corporativa propuesta, pero se mantiene firme en un plan de infraestructura “grande” .

Biden quiere aumentar la tasa impositiva corporativa del 21 por ciento al 28 por ciento para ayudar a pagar su propuesta de infraestructura de USD 2.2 billones.

El presidente dijo a los periodistas luego de dar un discurso en la Casa Blanca en Washington sobre la infraestructura el miércoles que está “abierto” a disminuir la tasa.

“Pero tenemos que pagar por esto”, agregó. “Hay muchas otras formas en que podemos hacerlo, pero estoy dispuesto a negociar eso. He presentado la mejor y más racional forma en mi opinión, la forma más justa de pagar por ello. Pero también hay muchas otras formas, y estoy abierto”.

La única excepción a las ideas que aceptará Biden es aumentar los impuestos a las personas que ganan menos de USD 400,000 al año.

Gina Raimondo, secretaria de comercio de Biden, dijo a los reporteros durante una sesión informativa separada que Biden planea sentarse, escuchar e interactuar con los republicanos y líderes empresariales, junto con los demócratas, para elaborar los detalles finales del proyecto de ley de infraestructura.

“Hay margen para el compromiso, eso está claro”, dijo.

“Nuestra propuesta es invertir en ocho años y pagar de vuelta durante 15. Pero podemos tener una discusión sobre eso. ¿Deberíamos pagar de vuelta durante 20 en lugar de 15? ¿La tasa no es del todo 28? ¿Es algo más bajo? Por eso queremos comprometernos. Lo que no podemos hacer y lo que le imploro a la comunidad empresarial que no haga es decir: ‘No nos gusta 28. Nos vamos. No vamos a conversar’. Eso es inaceptable. Vengan a la mesa y resuelvan el problema con nosotros para elaborar un plan razonable y responsable”.

Los funcionarios también indicaron que la administración no respaldaría ninguna propuesta que resulte demasiado baja, como una presentada por el senador Roy Blunt (R-Mo.) que costaría USD 615,000 millones.

Blunt ha argumentado que Biden tendría “una fácil victoria bipartidista” si Biden elimina las cosas que tienen poco que ver con la infraestructura.

“Si volviéramos y observamos carreteras, puentes, puertos y aeropuertos, y tal vez incluso sistemas de agua subterráneos y banda ancha, todavía estaría hablando de menos del 30 por ciento de todo este paquete”, dijo Blunt en “Fox News Sunday”.

“Obviamente, los demócratas han descubierto que la infraestructura es algo que necesitamos y algo que es popular, por lo que están tratando de tomar el 70 por ciento de este proyecto de ley y llamarlo infraestructura de una manera nueva de la que hemos hablado antes de infraestructura–y eso significa que estás viendo otro paquete partidista como el que tuvimos con el [paquete] por el COVID”, agregó más tarde.

Raimondo dijo que la administración mantendría discusiones, pero advirtió a los funcionarios que no “regresen y digan que solo necesitamos USD 500 millones en infraestructura”.

“Porque si hacemos eso, estaremos en el mismo lugar o en un lugar peor dentro de 10 años. Así que sí, las personas razonables pueden estar en desacuerdo. Encontraremos un compromiso, pero vayamos a lo grande y hagamos lo que sea necesario”, dijo.

La gobernadora de Rhode Island, Gina Raimondo, candidata a secretaria de Comercio, habla en el teatro The Queen en Wilmington, Delaware, el 8 de enero de 2021. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

Biden prometió durante su campaña unificar el país, pero ha tenido problemas para atraer el apoyo republicano a su gran idea. Los demócratas se vieron obligados a recurrir a la reconciliación presupuestaria para aprobar su paquete de ayuda del COVID-19. El método redujo el número de votos requeridos en el Senado de 60 a 50. Ningún republicano en la cámara respaldaron el proyecto de ley.

Biden planea reunirse con miembros del Congreso cuando regresen a Washington la próxima semana, dijo el miércoles la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Hasta ahora, la mayoría de los republicanos han señalado que no les gusta el plan de infraestructura de Biden, con quejas similares sobre gastos superfluos.

“Lo que el presidente propuso esta semana no es un proyecto de ley de infraestructura”, dijo el domingo el senador Roger Wicker (R-Miss.) en el programa “Meet the Press” de NBC.

“Es un enorme aumento de impuestos, por un lado. Y es un aumento de impuestos a las pequeñas empresas, a los creadores de empleo en los Estados Unidos de América”.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo a los reporteros en Kentucky el miércoles que podía respaldar un plan más pequeño.

“Si pudiéramos estar de acuerdo sobre cuál es la definición de infraestructura–y creo que claramente debe incluir carreteras, puentes y banda ancha–podría haber una forma de avanzar. Pero debe pagarse de manera creíble, no revisando completamente la ley de reforma tributaria de 2017”, dijo.

El proyecto de ley de 2017, firmado por el entonces presidente Donald Trump, redujo las tasas de impuestos corporativos en un 15 por ciento y redujo los impuestos para la mayoría de los hogares.

La senadora Shelley Moore Capito (R-W.Va.) dijo recientemente en Capitol Hill que quiere ver fondos para “infraestructura física, tradicional, excepto para banda ancha”. Ella expresó su preocupación de que las mismas tácticas de reconciliación sucedan a pesar de las declaraciones de la Casa Blanca sobre el deseo de trabajar con los republicanos.

Los demócratas pueden usar la reconciliación nuevamente para el proyecto de ley, decidió esta semana el principal experto en reglas del Senado .

El portavoz del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), dijo que la opinión “es un importante paso adelante de que esta vía clave está disponible para los demócratas si es necesario”.

El Senado está dividido 50-50, pero la vicepresidenta Kamala Harris puede emitir votos de desempate en su papel de presidenta del organismo.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS