Entró a una casa en llamas para rescatar a su mascota: “Mi perro es todo para mí”

Por Catherine Bolton
05 de Agosto de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

¿Qué harías si al regresar a casa de la tienda vieras que tu hogar está en llamas, con tu amada mascota atrapada dentro?

Eso es exactamente lo que sucedió cuando el dueño de casa australiano Mark Woodbury salió a comprar algunos comestibles en junio de 2015.

Mark regresó a su hogar con la horripilante visión de las llamas que se elevaban desde su residencia. Pero a pesar del indudable terror que sintió cuando vio el estado de su casa, el residente de Rutherford, Nueva Gales del Sur, sabía que no podía esperar afuera. No había visto a su perro, un pastor alemán de servicio llamado Ditch, y sabía que estaría angustiado si el cachorro no sobrevivía al infierno.

“Lo primero que pensé fue en Ditch. De ninguna manera iba a dejar que mi perro se quemara hasta morir”, señaló.

Perrito dentro de casa en llamas
Imagen ilustrativa. (David Fossler/Shutterstock)

El Maitland Mercury informó sobre la experiencia increíblemente valiente, explicando que Mark tuvo que entrar en la casa tres veces para encontrar a Ditch porque el humo era muy denso.

Sin embargo, afortunadamente, su tercer intento de entrar lo llevó por fin a golpear su pie contra el perro —que ya se había desmayado por la inhalación de humo— y pudo llevarlo afuera a un lugar seguro.

El adorable amigo de cuatro patas fue tratado por un paramédico, que tomó el relevo de los esfuerzos de reanimación de Mark para usar una máscara de oxígeno con el fin de revivir al perro. De allí fue trasladado a un hospital veterinario, donde pudo tener una recuperación completa y feliz.

Algunos pueden pensar que es una locura meterse en un edificio en llamas, pero Mark insistió en que estaba dispuesto a tomar algunas medidas extremas para asegurarse de que Ditch estuviera a salvo.

“Mi perro es todo para mí”, dijo el Sr. Mark en una entrevista con el Maitland Mercury.

“He perdido toda mi cocina, todos mis electrodomésticos, mi lavandería, mis muebles, pero es mi perro, eso es lo importante. Habría muerto allí si yo no hubiera entrado”, agregó.

Los perritos a menudo pueden ser los héroes en las historias sobre incendios domésticos, con historias de las mascotas leales que despiertan a los dueños y a los niños para ponerlos a salvo y ladrar para llamar la atención de los rescatistas. Pero a menudo olvidamos que, a veces, ellos también pueden ser las víctimas que necesitan ser salvadas, así que es increíblemente edificante ver que el dueño de una mascota estaba dispuesto a ir tan lejos para rescatar a su perro como el canino lo haría, sin duda alguna, por él.

Esta no es la primera vez que un humano está dispuesto a arriesgar su vida por sus amigos peludos; en Nueva York, el invierno pasado, los rescatadores formaron una cadena humana para poner a 100 cachorros a salvo cuando una tienda de mascotas se incendió.

Pero en un mundo donde las mascotas a veces son abandonadas voluntariamente durante grandes catástrofes, sigue siendo agradable releer historias sobre las personas que hacen lo contrario. Donde algunos están dispuestos a huir sin sus amigos peludos ante el desastre, este hombre corrió directamente al infierno para salvar a su amigo.

Este perrito gruñe pero al mismo tiempo le pone la otra patita para que le haga lo mismo 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS