Casas ilegales en el borde EE. UU.-México ocultaban red de inmigrantes ilegales y narcotráfico

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
07 de Julio de 2018 Actualizado: 07 de Julio de 2018

Los agentes de la Patrulla Fronteriza y la policía local desmantelaron varias casas clandestinas a lo largo de la frontera suroeste de Estados Unidos en las últimas cuatro semanas. La mayoría de estos escondites se encontraban en el Valle del Río Grande de Texas, uno de los sectores más activos de cruces fronterizos ilegales y el segundo más ocupado por el tráfico de drogas.

Las casas ocultas se usan como puntos de parada para esconder y transportar extranjeros ilegales, narcóticos y otros tipos de contrabando, una vez que son pasados de manera ilegal a través de la frontera sudoeste desde México.

“El tráfico de personas es un problema que afecta a todas las comunidades en la frontera”, dijo el jefe de patrulleros del sector, Félix Chávez, en una declaración el 3 de julio.

“Desafortunadamente, este problema se ve agravado por las grandes ganancias que atraen a las personas a unirse a organizaciones criminales de contrabando. Nosotros seguimos comprometidos con la búsqueda, identificación y enjuiciamiento de aquellos que cruelmente violan las leyes de nuestra nación y ponen en peligro las vidas humanas “.

El 3 de julio, agentes de la Patrulla Fronteriza y de la policía local desmantelaron una casa clandestina en Donna (Texas) a unas siete millas (11 km) al norte de la frontera. Varios inmigrantes ilegales de México, Guatemala, Honduras y El Salvador fueron arrestados en relación a esta estructura.

Los agentes descubrieron otro escondite el 28 de junio, a una milla (1,6 km) de la frontera con México en Eagle Pass (Texas) donde un total de 21 personas fueron detenidas, entre ellas dos presuntos contrabandistas según la Aduana y Protección Fronteriza (CBP).

De acuerdo con los documentos judiciales, Alexis Emanuel Gutiérrez-Rodríguez actuó como un guía de a pie, utilizado para contrabandear a los inmigrantes ilegales a Estados Unidos y Adrián José Flores de 31 años declaró que le pagaron USD 400 para transportar a los extranjeros ilegales al escondite.

Los contrabandistas -algunos de ellos habían sido previamente expulsados del país- fueron acusados de estar ilegalmente en Estados Unidos, según el CBP.

Cuatro extranjeros intentan a hurtadillas pasar a través del Río Grande desde México a la ciudad de Roma el 31 de mayo de 2017. (Benjamin Chasteen / La Gran Época)

El 28 de junio, la policía local y la Patrulla Fronteriza arrestaron a 62 extranjeros ilegales en un escondite a menos de 12 millas (19 km) de la frontera en el Valle del Río Grande.

El grupo de inmigrantes ilegales estaba compuestos por hombres, mujeres y niños no acompañados de México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Según la CBP a todos los sujetos se les dio asistencia médica.

Otro arresto el 19 de junio, descubrió a siete extranjeros ilegales y varios paquetes de marihuana en una casa oculta en Laredo (Texas).

Otros diez inmigrantes ilegales de México fueron detenidos el 13 de junio en una casa de Douglas (Texas), descripta sin aire, llena de basura, con comida en descomposición y heces humanas, según  la Aduana y Protección Fronteriza (CBP).

El día anterior, en Laredo (Texas) la policía local y la Patrulla Fronteriza encontraron 62 extranjeros ilegales de México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

El 10 de junio, agentes de la Patrulla Fronteriza y agentes de la ley local descubrieron a 50 extranjeros ilegales en casas ilegales en Mission (Texas). Otros 109 extranjeros ilegales fueron encontrados al día siguientes en escondites adicionales en Donna, Alamo y Edinburg.

 

 

Los inmigrantes ilegales, compuestos por hombres, mujeres y niños no acompañados, provenían de Honduras, Guatemala, México, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Ecuador y Belice, según el CBP

“El contrabando de personas es una empresa delictiva violenta que pone en peligro la seguridad de nuestras comunidades y nuestro país”, dijo el subjefe interino de la Patrulla Fronteriza, Scott Luck, en una declaración el 25 de junio.

“Atacar este problema es una de las principales prioridades del Departamento de Seguridad Nacional. Estamos comprometidos a utilizar la riqueza de recursos, tecnología y experiencia a nuestra disposición no solo para interrumpir la actividad actual; sino también para identificar y desmantelar las organizaciones criminales detrás de ella”.

TE RECOMENDAMOS