Caso de conspiración de los Oath Keepers se dividirá en dos juicios, según el juez

Cinco acusados serán juzgados el 11 de julio, los otros cinco el 26 de septiembre
Por Joseph M. Hanneman
09 de Abril de 2022 12:52 PM Actualizado: 09 de Abril de 2022 12:52 PM

El juez de distrito Amit P. Mehta dictaminó el viernes que el caso de conspiración sediciosa contra 10 miembros y socios de los Oath Keepers se dividirá en dos juicios, uno en julio y otro en septiembre.

Mehta dijo que el juicio del 11 de julio incluirá a los acusados Thomas E. Caldwell, de 66 años, de Berryville, Virginia; Joseph B. Hackett, de 52 años, de Sarasota, Florida; Kenneth T. Harrelson, de 41 años, de Titusville, Florida; David J. Moerschel, de 44 años, de Punta Gorda, Florida; y Jessica M. Watkins, de 35 años, de Morrow, Ohio.

El juicio del 26 de septiembre incluirá al fundador de Oath Keepers, Elmer Stewart Rhodes III, de 56 años, de Granbury, Texas; Roberto Minuta, de 37 años, de Prosper, Texas; Kelly J. Meggs, de 53 años, de Dunnellon, Florida; y Edward Vallejo, de 63 años, de Phoenix, Arizona.

Los Oath Keepers están acusados de conspiración sediciosa y otros delitos por presuntamente haber desarrollado y llevado a cabo un plan para atacar el Capitolio el 6 de enero de 2021, para impedir o evitar la certificación de los votos del Colegio Electoral de las elecciones presidenciales de 2020. Los 10 acusados se han declarado inocentes.

En una audiencia de control en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington D.C., los abogados defensores argumentaron que sus clientes deberían ser juzgados como un grupo, pero Mehta dijo que una reunión tan grande sería imposible desde el punto de vista logístico en el Palacio de Justicia de Estados Unidos.

“Tener dos juicios puede ser injusto”

“Bifurcar el juicio sí causa problemas con los acusados”, dijo Phillip Linder, abogado de Rhodes. “Creo que tener dos juicios puede ser injusto para algunos de los acusados, tanto si están en el primer grupo como en el segundo, por un sinfín de razones”.

Mehta respondió: “A mí también me gustaría juzgar este caso una vez. Pero alguien tiene que decirme dónde puedo tener un caso en el que haya 11 acusados con su abogado y el del gobierno, que quepan en una sala con un jurado, y que se juzgue un caso así”.

El juez dijo que no cree que a los Alguaciles Federales les guste la idea de montar un juicio en el centro de convenciones.

“No sé ni siquiera cómo podría hacerlo”, dijo. “Estoy abierto a la idea de juzgar a 11 acusados a la vez, pero no sé dónde podría hacerse”.

Photo showing Capitol Police being escorted down the Capitol steps through the crowd to safety on January 6 by members of the Oath Keepers.
La policía del Capitolio es escoltada por miembros de Oath Keepers en las escaleras del Capitolio a través de la multitud para ponerse a salvo el 6 de enero de 2021. (Cortesía de Roberto Minuta)

Linder preguntó sobre la posibilidad de trasladar el juicio a una facultad de Derecho o a un auditorio. “Enjuiciarlos juntos tiene mucho sentido para los acusados”, dijo. “Sé que es un poco más de trabajo para los alguaciles, pero los alguaciles no necesitan un juicio justo, nuestros clientes sí. Puede que los Marshals tengan que trabajar un poco más, pero nuestros clientes merecen un juicio justo”.

Mehta interrumpió: “Van a tener un juicio justo, solo que puede que no sea de una vez”.

Mehta se mostró irritado por las quejas de los abogados de la defensa sobre el ritmo de entrega de pruebas exculpatorias por parte de la fiscalía, y les sugirió que centraran sus esfuerzos en las pruebas relevantes y que no trataran de ver todos los vídeos puestos en el servidor por el Departamento de Justicia.

“Reconozco el nivel y el grado y la montaña de pruebas a las que todo el mundo se enfrenta”, dijo Mehta, eabogado defensor. “No piensen ni por un momento que no lo entiendo”.

“Entiendo que se han dado terabytes y gigabytes de información. Apostaría a que la gran mayoría de ella no es relevante para ninguno de estos acusados”.

El juez sugirió a los abogados que se centraran en la información que el gobierno incautó de los chats de mensajería encriptados y buscaran información sobre el estado mental de los acusados antes, durante y después del 6 de enero.

“Lo que hay en esos videos no va a revelar su estado mental”, dijo Mehta. “Los videos hablarán por sí mismos. Lo que va a importar es lo que hay en esos chats, lo que hay en las redes sociales, lo que hay en esos interrogatorios a testigos y lo que se dice al gran jurado. Eso es lo que va a importar”.

El juez no respondió a una moción de urgencia presentada por el abogado Jonathon Moseley, que representa a Meggs, en la que Moseley arremetía contra los fiscales por “verter un tsunami de basura irrelevante sobre los acusados y llamar a eso divulgación”.

En la moción del 7 de abril, Moseley también acusó a Mehta y a otros jueces del circuito del Distrito de Columbia de contaminar potencialmente el grupo de posibles jurados con sus comentarios públicos sobre el 6 de enero.

“Una larga conversación”

“Los tribunales y el Congreso han desprestigiado repetidamente a los acusados ante los posibles jurados del Distrito de Columbia, incluido el juez que preside este caso y la mayoría de los demás jueces de este Distrito, declarando abiertamente que los acusados son culpables antes de que sus juicios hayan comenzado”, escribió Moseley.

Mehta no estaba de humor para escuchar muchos comentarios de Moseley durante la audiencia. Lo detuvo en un momento dado y le dijo: “Sr. Moseley, mire, déjeme decirle algo. Usted y yo vamos a tener una larga conversación sobre lo que va a pasar con su cliente cuando todo el mundo termine”.

Meggs se enfrenta a encontrar un nuevo abogado o a defenderse él mismo porque un panel de tres jueces en Virginia revocó la licencia de Moseley. Aunque Moseley también es miembro del Colegio de Abogados de los Estados Unidos, Mehta le dijo a Meggs que el Colegio de Abogados de D. C. emitiría una suspensión temporal debido a la acción disciplinaria tomada en Virginia.

“Al Sr. Moseley en breve no se le permitirá ejercer y representarlo en este caso”, dijo Mehta.

Meggs dijo al juez que, debido a las normas de la cárcel de D. C., no podrá investigar ni siquiera llamar a posibles abogados defensores. “No puedo ni siquiera intentar defenderme en este momento”, dijo.

Mehta dijo que se pondría en contacto con la cárcel y pediría a la dirección que diera a Meggs la flexibilidad necesaria para ponerse en contacto con otros abogados. Mientras tanto, sugirió que Meggs pidiera a su esposa, Connie Meggs —que fue acusada en otro caso del 6 de enero pero no está encarcelada— que lo ayude en su búsqueda.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.