Casos y hospitalizaciones por COVID-19 siguen cayendo en Estados Unidos: CDC

Las muertes atribuidas a la enfermedad van en aumento
Por Zachary Stieber
26 de Enero de 2022 8:14 PM Actualizado: 26 de Enero de 2022 8:23 PM

Los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones continúan disminuyendo en Estados Unidos, dijeron el miércoles funcionarios de salud estadounidenses, aunque las muertes atribuidas a la enfermedad han ido en aumento.

El promedio diario de casos de siete días es de alrededor de 692,400 casos, un 6 por ciento menos que la semana anterior, dijo a la prensa la Dra. Rochelle Walensky en una sesión informativa virtual.

El promedio diario de siete días de admisiones hospitalarias por COVID-19 también se redujo durante la última semana en aproximadamente un 8 por ciento, alcanzando alrededor de 19,800 admisiones diarias, según Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Al mismo tiempo, el promedio diario de siete días de muertes por COVID-19 aumentó alrededor del 21 por ciento con respecto a la semana anterior, llegando a alrededor de 2200 fallecimientos por día.

Según los datos de los CDC, la ola impulsada por la variante ómicron parece haber alcanzado su punto máximo a mediados de enero y los casos han disminuido constantemente desde entonces.

Ómicron es una variante del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19.

El 10 de enero se informaron alrededor de 1.3 millones de casos, pero desde entonces no se han registrado días de más de 1 millón de casos, aparte del 24 de enero, cuando los estados informaron 1.1 millones a la agencia federal.

En cuatro días entre el 10 y el 24 de enero, se informaron menos de 425,000 casos.

Mientras tanto, las hospitalizaciones cayeron de un máximo de 6.5 por 100,000 el 15 de enero a 5.95 por 100,000 el 23 de enero, con descensos en todos los grupos de edad.

Las olas impulsadas por ómicron en Sudáfrica, el Reino Unido y otros países terminaron rápidamente después de alcanzar su punto máximo, y los funcionarios estadounidenses dijeron que esperaban un camino similar en Estados Unidos.

Varias personas esperan para una prueba de COVID-19 en una estación móvil, en Nueva York, el 29 de diciembre de 2021. (Richard Moore/The Epoch Times)

Ómicron, detectado por primera vez en África en el otoño de 2021, es más transmisible que Delta, la cepa dominante anterior en Estados Unidos. Ómicron puede eludir fácilmente la protección de las vacunas y evade fácilmente la protección de una infección previa, pero también causa casos menos graves de COVID-19.

Si bien la ola de ómicron ha establecido un número récord de hospitalizaciones, muchos casos no han conducido a ingresos hospitalarios y pocos han resultado en muertes, lo que, según los expertos, se debe en parte a las terapias ahora disponibles y a la mayor cobertura tanto de vacunación como de inmunidad natural, que han seguido protegiendo bien contra enfermedades graves.

“Sorprendentemente, cuando comparamos el mes pasado, cuando ómicron era la variante predominante, vemos una clara separación entre casos, ingresos hospitalarios y muertes. Y aunque los casos han aumentado drásticamente y son cinco veces más altos que durante la ola de Delta, las hospitalizaciones no han aumentado al mismo ritmo y las muertes siguen siendo bajas en comparación con el recuento de casos”, dijo Walensky a los periodistas.

La proporción de hospitalizaciones con respecto a los casos y otros indicadores de gravedad de la enfermedad, como la duración de la estancia en los hospitales y las muertes, son más bajos con ómicron que con los picos anteriores, según descubrieron investigadores de los CDC y de otras instituciones en un estudio dado a conocer el 25 de enero en una publicación informativa de los CDC.

El estudio examinó los datos de tres sistemas de vigilancia y de una base de datos de atención sanitaria. En el estudio se compararon las métricas de antes de que el Delta fuera dominante con respecto a métricas de cuando el Delta era dominante y después de que ómicron se convirtiera en la variante dominante.

Los hallazgos coinciden con estudios de otros países y de sistemas de salud en Estados Unidos, incluido el sistema del sur de California de Kaiser Permanente.

“Es probable que esto se deba a dos factores clave: Primero, muchas personas en nuestro país tienen cierto nivel de inmunidad por la vacunación y los refuerzos o por una infección previa. Y segundo, es probable que ómicron sea menos grave que las variantes anteriores”, dijo Walensky.

La mayoría de los estados experimentaron picos a principios de este mes y algunos también registraron caídas en las hospitalizaciones relacionadas con el COVID-19.

Las cifras de Wisconsin han alcanzado su punto máximo y las de Minnesota lo harán en breve, según informaron los investigadores de la Clínica Mayo en una sesión informativa.

No obstante, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que las métricas no han llegado a un punto en el que el COVID-19 haya dejado de perturbar la vida de las personas, señalando que en los últimos días se siguen registrando miles de muertes por la enfermedad cada día.

Las muertes suelen ir por detrás de las hospitalizaciones, que van por detrás de los casos.

Fauci dijo que llegará un momento en que la enfermedad “no nos perturbe en la sociedad, no domine nuestras vidas, no nos impida hacer las cosas que generalmente hacemos en una existencia normal”. Dijo que la gravedad de la enfermedad puede disminuir al nivel de otros virus respiratorios menos delicados como la influenza.

Fauci dijo que la única forma de llegar a ese punto es vacunar a más personas, una afirmación que cuestionan algunos expertos, quienes señalan que muchas personas no vacunadas disfrutan de inmunidad natural, la cual ha demostrado, en muchos casos, ofrecer una protección superior a la protección que brindan las vacunas y una creciente variedad de opciones de tratamiento.

“El tratamiento temprano puede poner fin a esta pandemia al reducir la intensidad y la gravedad de la enfermedad y reducir las posibilidades de hospitalización y muerte en nuestros adultos mayores de mayor riesgo”, dijo el Dr. Peter McCullough, cardiólogo, a NTD en una entrevista reciente.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.