Centro Oncológico de Texas despide a 3 investigadores por robo de propiedad intelectual de China

Por Nicole Hao - La Gran Época
26 de Abril de 2019 Actualizado: 26 de Abril de 2019

Un centro de investigación del cáncer de clase mundial en Texas expulsó a tres investigadores asiáticos de alto nivel a quienes las autoridades federales de Estados Unidos identificaron recientemente como implicados en actividades para robar propiedad intelectual para el régimen chino.

El Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas fue notificado el año pasado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) sobre cinco miembros del personal del cuerpo docente que posiblemente habían intentado robar investigación científica estadounidense, según un artículo del 19 de abril del diario The Houston Chronicle, que citaba al Dr. Peter Pisters, presidente del MD Anderson.

El artículo mencionaba documentos internos que detallaban los conflictos de intereses y los ingresos de divisas extranjeras no declaradas de los miembros del personal académico.

El MD Anderson, ubicado en Houston, se dedica a la atención, investigación, educación y prevención de pacientes con cáncer. Cuenta con más de 1600 miembros del cuerpo docente y casi 20.000 empleados.

Los cinco académicos sospechosos son asiáticos, tres fueron identificados por The Chronicle y la revista Science como étnicamente chinos, aunque no está claro si los tres que fueron despedidos son chinos.

De los tres, dos renunciaron antes de la conclusión del procedimiento. Las autoridades decidieron que el despido no estaba justificado para uno de los otros académicos y todavía están investigando el quinto, según The Chronicle.

Información privilegiada

Pisters no dio los nombres, que fueron redactados en documentos internos, pero un investigador senior no identificado del MD Anderson le dijo el 21 de abril al periódico La Gran Época en idioma chino que Wu Xifeng y Hung Mien-Chie renunciaron del centro oncológico y regresaron a China en enero.

Wu había estado bajo investigación del FBI durante 15 meses antes de que ella le dijera al equipo en enero que se estaba jubilando, según la fuente, quien dijo ser un colega de los investigadores antes que se fueran.

Wu era profesora del Departamento de Epidemiología, entre otros títulos, según el sitio web del centro oncológico. Wu nació en China, fue a Francia en 1990 para obtener su maestría, y luego fue a estudiar para obtener su doctorado en la Universidad de Texas en 1992.

Wu es miembro del programa Académicos Changjiang, el título académico más importante emitido por el Ministerio de Educación de China. En marzo, fue nombrada presidenta del recién fundado instituto nacional de investigación de datos médicos importantes con sede en la Universidad de Zhejiang.

Hung Mien-Chie, biólogo molecular e investigador del cáncer nacido en Taiwán, fue profesor en el departamento de oncología molecular y celular del Centro Oncológico MD Anderson.

La fuente dijo que Hung había sido investigado por el FBI durante más de un año y renunció repentinamente en enero. El 1 de febrero, fue nombrado presidente de la Universidad Médica de China, ubicada en Taiwán. Hung le dijo a The Chronicle que su “retiro” del MD Anderson no estaba relacionado con ninguna investigación.

La revista Science informó que 10 investigadores chinos de alto nivel habían abandonado el Centro Oncológico MD Anderson en los últimos 17 meses.

Los despidos se producen en medio de una gran preocupación dentro de la administración Trump por el hecho de que gobiernos extranjeros, incluida China, hayan estado utilizando a estudiantes y académicos visitantes para robar propiedad intelectual de las solicitudes de subvenciones reservadas.

En una reunión en Houston el verano pasado, los funcionarios del FBI advirtieron a las instituciones académicas y médicas de Texas sobre la amenaza, en particular de personas con información privilegiada, y les pidieron que notificaran a la agencia de cualquier comportamiento sospechoso.

Pisters dijo a The Chronicle que el MD Anderson fue notificado por primera vez por el FBI en 2015 acerca de los problemas de robo de propiedad intelectual.

En diciembre de 2017, el centro oncológico consintió en entregar al FBI discos duros de computadoras que contenían los correos electrónicos de varios miembros de su personal.

Ocho meses después, los NIH enviaron a instituciones académicas de todo Estados Unidos una carta de advertencia sobre la amenaza de robo de propiedad intelectual, y pidieron ayuda para frenar “las violaciones inaceptables de la confianza y la confidencialidad”.

En diciembre de 2018, los NIH publicaron un informe en el que manifestaban su preocupación por el hecho de que el programa de reclutamiento “Mil Talentos” del régimen chino -que tiene como objetivo atraer a los principales científicos chinos que trabajan en el extranjero para que se trasladen a China- se destinara a transferir la propiedad intelectual de Estados Unidos, incluida la investigación realizada con dinero subvencionado del NIH.

 

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS