Cerró la boca de su perro con cinta adhesiva “como una broma”, pero al juez no le pareció gracioso

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
23 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

¿Por qué ladran los perros? Bueno, a veces es porque son felices, como cuando su familia vuelve a casa. Otras veces, es porque están protegiendo su territorio o hablando entre ellos. Cualquiera que sea la razón, el ladrido es un fenómeno completamente natural y una de las principales formas de expresión de los perros.

Parece que una mujer de Florida no entendió bien el concepto, ya que publicó fotos en línea con su “truco” para evitar que los perros ladraran. Incluso cuando miles de personas comentaron para expresar su conmoción y rabia por lo que había hecho, ella no parecía entenderlo.

La mujer en cuestión, Katharine F. Lemansky, que usó el nombre de perfil de Facebook “Katie Brown”, iniciando una tormenta cuando publicó lo que ella pensó que era un gran consejo para todos los propietarios de animales. La foto, publicada un viernes, era simple y chocante. El perro de Katharine, una cruza de labrador chocolate, aparece en primer plano con varias capas de cinta adhesiva gris alrededor de su hocico.

Su pie de foto: “¡Esto es lo que pasa cuando no te callas!”. En cuestión de horas, la publicación se inundó de gente furiosa por este acto cruel.

La cuenta de Facebook de “Katie Brown”, indicaba que su lugar de residencia era South Daytona, Florida y la policía de allí recibió una gran cantidad de quejas de personas enojadas que exigían acción. Sus post de seguimiento, que implicaban que era solo una broma y que la cinta solo había estado un minuto, no le ayudaron en su caso. Según lo publicado por el Daytona News Journal: “No se asusten todos, fue solo por un minuto, pero no ha ladrado desde que… PUNTO ANOTADO!!!!”.

Gente de todo el mundo intentaba averiguar quién era realmente y dónde vivía. El número de correos electrónicos y llamadas telefónicas al departamento de policía de Daytona, fue tan grande que tuvieron que traer ayuda extra para poder hacer un seguimiento de todas ellas, según NBC Connecticut. Como un comentarista publicado, por Inside Edition: “Quiero cerrar la boca de esta dama con cinta adhesiva”.

El jefe de policía de South Daytona, le dijo a WESH en Daytona Beach que la gente estaba tan enojada por la publicación, “había gente en Facebook amenazando de muerte”.

Trabajando juntos, la policía de varios estados usó consejos de personas que llamaban y enviaban correos electrónicos para rastrear a Katharine desde Avon, Connecticut, donde había vivido antes, hasta Cary, Carolina del Norte, donde se había estado quedando en el momento de la foto. La policía de Carolina del Norte la arrestó bajo cargos de crueldad hacia los animales.

Como dijo el jefe de policía de Cary, Randall Rhyne, en una declaración a la prensa: “Tapar el hocico del perro fue una decisión terrible de parte de la Sra. Lemansky y acusarla de crueldad hacia los animales bajo la ley de Carolina del Norte fue lo correcto”. Cuando Katharine fue a juicio en el condado de Wake, Carolina del Norte, muchos de los que habían visto su posteo estaban ansiosos por ver que se hiciera justicia.

El juez del caso, Jackie Brewer, dijo que “éste es uno de esos casos en los que una imagen vale más que mil palabras”, como informó el News Journal. Mientras que los abogados de Katharine, trataron de argumentar que el posteo solo era para su hijo como una broma, no para el público en general, la fiscalía y el juez no lo creyeron.

Como dijo el entonces asistente del Fiscal de Distrito Alex Pulley en el juicio, según reportes por el diario News Journal, el argumento de la fiscalía de que no había evidencia de que el perro sintiera dolor era ridículo. “Por supuesto que el perro no puede estar aquí y decirles que sintió dolor”, argumentó, de acuerdo con informes del diario News Journal.

Hubo algo de justicia para Katharine, cuando fue sentenciada a 12 meses de libertad condicional supervisada por el juez, reportó el News Journal. Sin embargo, se le permitió mantener a los perros, ya que los agentes de policía que investigaban los encontraron con microchips, limpios y bien alimentados.

Sin embargo, el caso mostró que “ese tipo de acciones no van a ser toleradas por el público en general”, como dijo uno de los vecinos de Katharine, a la NBC Connecticut.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

¡Los perros son tiernas mascotas que dan amor incondicionalmente!

TE RECOMENDAMOS