Chefs cocinan para los pobres de Río con la comida que sobra de los atletas

13 de Agosto de 2016 Actualizado: 13 de Agosto de 2016

Brasil es uno de los mayores desperdiciadores de alimentos en el mundo, con un promedio de 40.000 toneladas de comida que se desechan diariamente, casi un tercio de la producción que se cosecha en el país. Ahora dos chefs internacionales tienen como objetivo frenar este despilfarro en la nación sudamericana, con una nueva iniciativa.
El nombre del proyecto es Refettorio Gastromotiva, es un esfuerzo de colaboración entre el chef brasileño David Hertz y el chef italiano Massimo Bottura el cual va a “ofrecer comida y dignidad a las personas en situación de vulnerabilidad social”, según un comunicado entregado por la ciudad de Río de Janeiro.

Río también proporcionará un edificio de 1.300 pies cuadrados para Hertz, Bottura, y un equipo de chefs internacionales que ayudarán en el barrio de Lapa.

El exceso de comida de las empresas proveedoras de los alimentos contratadas para alimentar a los 11.000 atletas olímpicos, a los medios de comunicación de los Juegos Olímpicos, y a la fuerza de trabajo restante de los Juegos de Verano será convertido por el equipo en 108 comidas diarias para la población hambrienta de la ciudad.

“Le hice una promesa a mi madre que iba a usar mi conocimiento para hacer visible lo invisible. Es hora de devolverle al mundo lo que nos dio”, dijo Bottura. “Tenemos una oportunidad a través de este proyecto, que es cultural no caridad, para luchar contra el desperdicio. Si cambiamos la forma de pensar, podemos dar luz a una nueva tradición”.

Refettorio Gastromotiva espera continuar su misión más allá de los Juegos Olímpicos con la ayuda de donaciones, y para ayudar con este proyecto, Río les ha proporcionado una construcción para los próximos 10 años.

“Vi el diseño de Massimo como la oportunidad perfecta para complementar lo que hacemos con Gastromotiva. Es algo más que alimento, el objetivo es formar a los ciudadanos. Nunca habíamos trabajado con el problema de los residuos, y es un legado que vamos a dejar. Es un proyecto de gente, y queremos que más gente se involucre”, dijo Hertz.

Este es el segundo proyecto de residuos de alimentos que Bottura organiza. En 2015, se estableció Refettorio Ambrosiano, donde 60 chefs transformaron 15 toneladas de residuos donados de alimentos en comidas para las personas sin hogar, en un período de 5 meses, durante la Exposición Mundial de Milán.

TE RECOMENDAMOS