China acelera el dumping del acero en 2016

02 de Febrero de 2016 Actualizado: 02 de Febrero de 2016

Los productores de acero chinos, que representan alrededor de la mitad del suministro mundial, vieron por primera vez caer su producción en el año 2015 en un cuarto de siglo. Pero las exportaciones subieron, y esperan que aumente en el 2016: Una combinación de caída de la demanda interna, exceso de inventario y producción, y una creciente brecha entre la oferta y la demanda significa que el mundo tendrá que empezar a prepararse para una avalancha de más acero barato chino.

Una tormenta perfecta para la Exportación. Según estadísticas oficiales, la producción de acero chino disminuyó 2 por ciento a 803,8 millones de toneladas métricas el año pasado. La demanda interna china de acero cayó, y las fábricas de acero enfrentaron exceso de capacidad con menores precios del acero debido a la desaceleración económica mundial. La disminución probablemente continuará durante el 2016, ya que los analistas esperan otra caída de entre 2 y 3 por ciento este año.

Mientras que la producción de acero y la demanda interna bajaron, las acerías chinas encontraron una nueva salida para sus productos, los mercados extranjeros.

El exceso de producción llevó a los productores de acero chinos a exportar el acero a los mercados extranjeros a precios baratos, una tendencia que probablemente aumentará este año, lo que podría tener enormes ramificaciones para los productores regionales a nivel mundial.

Las exportaciones de acero de China aumentaron 20 por ciento a unas 112,4 millones de toneladas en el 2015, según datos de la Administración General de Aduanas. Fue el primer año registrado que las exportaciones de acero superaron los 100 millones de toneladas. Los productores de acero chinos exportaron 10,7 millones de toneladas en diciembre del 2015, un aumento del 11 por ciento a partir de noviembre.

Improbable que se recupere la demanda interna

Hay poco alivio a la vista para los productores de acero chino. En el 2016 se espera que continúe la debilidad en el mercado doméstico de inmuebles chino, el principal consumidor de acero a nivel mundial.

Aunque se espera que el crecimiento de ventas en bienes raíces se mantenga sin cambios o incluso aumente marginalmente en el 2016, las ventas de bienes raíces no son un factor importante en la demanda de acero. La actividad en la construcción es el mayor indicador de la demanda de acero, y se prevé que el crecimiento de nuevas construcciones disminuya en china en el 2016. Se espera que la producción total de construcción entre 2014 y 2020 crezca en torno al 3,9 por ciento anual, y se espera que la construcción de vivienda crezca a una ritmo de sólo el 2,5 por ciento durante el mismo período, según un informe de la GCP Global entregado en diciembre de 2015.

La sabiduría convencional dictaría recortar la producción y la capacidad de producción de acero a la luz de una demanda más débil. Pero la mayoría de las fábricas de acero en China son empresas de propiedad estatal, en donde reacciones violentas por pérdida de empleos sería perjudicial para que el Partido Comunista Chino se mantenga en el poder. Tales razones políticas mantienen a las acerías con muchas incertidumbres.

La reciente decisión de China en devaluar el yuan animaron aún más la demanda externa por el acero de China, ya que un yuan más barato ha hecho las exportaciones chinas menos costosas en los mercados extranjeros. Bajos costos de los insumos (mineral de hierro doméstico barato), junto con una moneda débil permitieron a los productores chinos vender sus productos a precios por debajo del mercado a los Estados Unidos y Europa.

Los productores de acero en Estados Unidos y el Reino Unido han sido afectados

Unos pocos países han contemplado impuestos antidumping (contra los bajos precios de un artículo en el mercado) sobre los productos de acero chinos. En diciembre, Estados Unidos impuso aranceles antidumping sobre productos de acero resistentes a la corrosión producidos en China. Varios fabricantes de acero estadounidenses solicitaron la medida, incluyendo U.S Steel, AK Steel, ArcelorMittal, Nucor Corporation, y Steel Dynamics.

U.S Steel, uno de los mayores productores de acero de Estados Unidos, detuvo sus operaciones en Granite City, Illinois, en diciembre, costando 2.000 puestos de trabajo. A finales de enero, U.S Steel notificó al Estado de Texas que tal vez despida a 700 trabajadores temporalmente en su planta Tublar, en el condado de Morris, Texas.

La producción de acero con sede en Pittsburgh está contemplando más cierres de plantas aun cuando el gobierno de EE.UU. impuso nuevos aranceles sobre los productos de acero importados. “Si no podemos ser competitivos en un entorno tan difícil y también hacer frente a la competencia extranjera desleal, por cualquier motivo, el cierre de más plantas podrían ser necesarios”, dijo el gerente general, Mario Longhi en noviembre durante una conferencia telefónica con analistas que seguían el informe de las ganancias del tercer trimestre.

AK Steel, otro importante productor de Estados Unidos, reportó el 26 de enero una pérdida neta de $ 510.7 millones de dólares en el 2015, declarando una disminución del 11 por ciento en los precios promedio de venta del acero frente al 2014. AK Steel recientemente cerró su planta en Ashland, Kentucky, despidiendo entre 600 y 700 trabajadores.

En el Reino Unido, Tata Steel dijo que despediría a alrededor de 1.000 trabajadores en su planta principal Port Talbot, Gales, y en otros lugares.

La industria del Reino Unido, que contaba con una plantilla de 30.000 personas a principios de 2015, ha sido testigo de la reducción de más de 6.000 puestos de trabajo durante el último año, según el Financial Times. Karl Koehler, el presidente ejecutivo en Europa de Tata Steel, culpó la reducción debido a las “importaciones desleales”.

Las fábricas de acero chinas

A las acerías chinas no les va mucho mejor en el actual entorno de acero de baja demanda. La subsidiaria que cotiza en la bolsa en Shanghai, la estatal Baosteel Group Corp. dijo que en el 2015 las ganancias se redujeron en más del 75 por ciento a 1,8 billones de yuanes (274 millones de dólares), debido a los precios más bajos.

Los precios promedio del acero producidos en el país a finales de 2015 eran 25 por ciento más bajos que en el 2014, de acuerdo con un índice patrocinado por la Asociación Siderúrgica de China, una entidad respaldada por el gobierno.

TE RECOMENDAMOS