China aprovecha necesidad de Latinoamérica por vacunas para “avance predatorio” de sus intereses: experto

Por Pachi Valencia
21 de Mayo de 2021
Actualizado: 21 de Mayo de 2021

Un experto en China advirtió que Beijing está utilizando la grave situación de Latinoamérica ocasionada por la pandemia, para el “avance predatorio” de sus intereses comerciales y geopolíticos a través de la diplomacia de las vacunas chinas.

Evan Ellis, investigador de Latinoamérica en el Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos, advirtió que el régimen chino busca su interés geopolítico a través del acceso a las vacunas en América Latina y el Caribe.

Beijing ha hecho de esta región un foco particular de expansión en los últimos años. Sin embargo, la pandemia parece estar dando a China una nueva oportunidad de aprovecharse de la necesidad de los países latinoamericanos frente al COVID para seguir con este “avance predatorio”.

“A través de su vacuna, China continental está haciendo un avance predatorio para conseguir sus intereses comerciales y estratégicos”, dijo Ellis a The Epoch Times. “Para mí, esto ilustra una de las razones por la que es importante luchar contra el avance de China en la región”.

“Porque fácil es decir: ‘Solo es interés comercial'”, continuó Ellis, “pero en estos negocios de la vacuna podemos ver claramente cómo China utiliza las relaciones comerciales o donaciones para servir a sus propios intereses y avanzar estratégicamente en la región”.

Para el investigador, si bien siempre hubo algo de desconfianza en Latinoamérica en cuanto al Partido Comunista Chino (PCCh), la crisis del virus del PCCh ha hecho que los gobiernos entren en desesperación por obtener más vacunas.

“Hay una comprensión en la región de que China busca su propia agenda con [la pandemia] y también hay una comprensión que la eficacia de las vacunas chinas no son tan buenas como las de las empresas occidentales”, dijo. “Sin embargo, muchos países están sufriendo, hay gente muriéndose, y las economías están cerradas; y ante esta necesidad la región está desesperada por recibir cualquier vacuna de cualquier fuente”.

Para complicar aún más el tema, dijo Ellis, China ha hecho una gran publicidad de la entrega de sus vacunas.

“Cada vez que llega un avión, salen cajas con la bandera china que son recibidas por el presidente u otro oficial de alto rango, entonces da la impresión que China está por delante de Estados Unidos–rescatando a la región”.

Trabajadores descargan de un avión el primer lote de vacunas CoronaVac de China Sinovac. a su llegada al Aeropuerto Internacional San Oscar Romero en San Luis Talpa, El Salvador, el 28 de marzo de 2021. (MARVIN RECINOS/AFP a través de Getty Images)

Sin embargo, esta diplomacia de las vacunas chinas ha servido para influir en las decisiones comerciales de los países.

“El gobierno de Brasil ha revertido la negociación que tenía anteriormente sobre excluir a Huawei de las redes 5G, así como también el gobierno de República Dominicana que ahora permitirá a China participar en el 5G, luego de haberse comprometido públicamente en noviembre de 2020 a no poner a empresas chinas en sectores estratégicos”, dijo el investigador.

Ellis señaló que esta diplomacia de las vacunas solo representa “un paso pequeño” de la influencia del régimen chino, ya que la seguridad sobre datos sensibles pueden socavar la toma de decisiones del gobierno de un país.

“Esto puede volverse algo grave porque al final del día no hay confianza en China. Sabemos que bajo la Ley de Seguridad Nacional de la República Popular de China de 2017, empresas como Huawei están obligadas a entregar datos si el régimen lo pide–y China tiene un largo historial de utilizar información y espionaje para avanzar en los intereses de sus empresas”.

“En casos como este, esto sí representa una amenaza grave e inmediata”, agregó

Asimismo, enfatizó que el programa de vacunación de China también obliga a que los países que reconocen a Taiwán, reconozcan ahora China, dando así más ventajas a Beijing que al país latino; como el caso de Paraguay u Honduras, en el que el mandatario Juan Orlando Hernández anunció que podría abrir una oficina comercial en China para poder recibir vacunas.

“Ese tipo de cambio abre un espacio grande para un avance enorme y rápido de empresas chinas, y muchas veces no es para el beneficio del país”.

“Cuando los países hacen estos cambios, realizan una cantidad de memorándums de entendimiento no transparentes que realmente hacen poco para ayudar el país”, explicó. “Ellos podrán exportar más China solo por un periodo, pero realmente estos acuerdos abren las puertas para el avance de empresas chinas en el país–en el sector de construcción, en sectores financieros, y en la importación de sus productos–muchas veces desplazando a otras corporaciones locales”.

El mes pasado, un informe (pdf) de AidData reveló que los acuerdos crediticios de China con países subdesarrollados–entre ellos Venezuela, Argentina y Ecuador–impiden que las naciones revelen los términos de dichos préstamos. De acuerdo con expertos, esto iría en contra de los convenios que tiene el régimen chino con la comunidad internacional.

La base de datos, compuesta por 100 contratos del régimen chino con 24 países de bajos y medianos ingresos, muestran una suma total comprometida de USD 36,600 millones firmados entre el 2000 al 2020; y en 84 casos, los prestamistas fueron el Banco de Exportación e Importación de China (China Eximbank) o el Banco de Desarrollo de China (CDB).

En Latinoamérica, China firmó 10 contratos con Argentina por cerca de USD 9000 millones, 8 contratos con Ecuador por más de 7000 millones, 2 contratos con Venezuela por más de USD 4000 millones, y 1 con Uruguay por USD 1000 millones.

Con información de Eva Zhao.

Siga a Pachi en Twitter: @pachivalencia


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS