China es el mayor problema de la industria del acero de Argentina y México

29 de Enero de 2016 Actualizado: 19 de Febrero de 2017

Las industrias del acero de México y Argentina vienen siendo cada vez más afectadas por la competencia desleal y la desaceleración de China. Mientras los indicadores argentinos de diciembre reflejaron una caída interanual del 16,7%, en México se establecen mayores acciones arancelarias e investigaciones antidumping contra el país asiático.

La Cámara Argentina del Acero informó en un comunicado días atrás que la producción del sector apenas alcanzó las 371.600 toneladas en diciembre, un 8,2 por ciento menos que el mes anterior. A raíz de esto, cerró el año con solo 5 millones de toneladas, por debajo de las 5,4 millones producidas en 2015.

Además de la caída de los precios del petróleo y la recesión de Brasil, la siderurgia argentina asoció esta baja con China, argumentando que la actual desaceleración de su economía y el “alto exceso de capacidad de producción” del gigante asiático, han repercutido considerablemente en la producción nacional.

No hay dudas de que China continúa siendo hoy una economía de no-mercado

Cabe resaltar que en diciembre pasado, la industria siderúrgica mundial exhortó a los gobiernos del mundo a evaluar el rol “significativo” del Estado chino en su economía. Afirman que este interviene para generar exceso de capacidad de producción y, de esta forma, provocar una caída del precio del acero a nivel global, que no permite la competencia de las empresas de otros países (práctica comúnmente denominada como “dumping”).

Por esto mismo, estos “gigantes” del acero han solicitado que no se le otorgue en la Organización Mundial del Comercio (OMC) el estatus de economía de mercado a China en diciembre de 2016. “No hay dudas de que China continúa siendo hoy una economía de no-mercado”, aseguraron.

Por su parte, la Secretaría de Energía (SE) de México informó -el pasado 17 de diciembre- que está investigando las importaciones de aceros (planos recubiertos) provenientes de China, debido a que el incremento experimentado desde enero de 2012 a abril de 2015 puede implicar posibles prácticas desleales de comercio en la modalidad de discriminación de precios.

Esta indagatoria fue solicitada por las compañías Ternium y Tenigal, dado “el daño a la industria local”, informó El economista. A partir de estas afectaciones, las siderúrgicas mexicanas comenzaron una serie de despidos masivos en diciembre, que alcanzan a miles de personas.

Altos Hornos de México (AHMSA), la mayor siderúrgica integrada del país, ya había anunciado a mediados del año pasado una caída de la producción del 20 por ciento, la suspensión de 3.900 millones de pesos de inversión y el despido de 4.500 empleos directos, a causa de las importaciones desleales, según este medio.

El 13 de enero pasado, la Secretaría de Economía informó que realizará un análisis sobre la conveniencia de otorgarle a China el status de economía de mercado y, paralelamente, anunció que podría aumentar los aranceles de las importaciones provenientes de ese país, informo El economista.

TE RECOMENDAMOS