China importa más de 11 millones de barriles de crudo venezolano a pesar de sanciones de EE.UU.: Bloomberg

Por Débora Alatriste
22 de Enero de 2021
Actualizado: 22 de Enero de 2021

Más de 11 millones de barriles de petróleo venezolano son importados a China a pesar de las sanciones impuestas por EE. UU. a la petrolera estatal venezolana, de acuerdo a un reporte de Bloomberg.

Según documentos a los que accedió el medio, al menos 11.3 millones de petróleo fueron extraídos de Venezuela en 2020 y transportados hasta China, donde son transferidos a otros buques y mezclados con aditivos químicos, conocido también como “doping”, para cambiar el nombre de la carga en la documentación sin tener que mencionar su origen.

De acuerdo con Bloomberg, el petróleo de Venezuela, como el Hamaca, son procesados con el doping frente a las costas de Singapur y reaparecen con un nuevo nombre como “Singma”.

El doping no es ilegal, pero está prohibido ocultar el origen del nombre y cambiarle el nombre.

Una compañía involucrada en las transacciones es Swissoil Trading, con sede en Ginebra, que actuó en nombre de una empresa mexicana llamada Libre Abordo SA, informó la agencia.

Ambas fueron sancionadas por el Departamento del Tesoro; la empresa suiza fue designada este martes, y la mexicana en junio de 2020.

Sin embargo, según Bloomberg, el abogado de la empresa de Ginebra negó que comercialicen o hayan comercializado con petróleo venezolano.

Las firmas estatales chinas China National Petroleum Corp (CNPC) y PetroChina–ambas principales clientes de PDSVA, según Reuters–dejaron de cargar petróleo en los puertos venezolanos en agosto de 2019 debido a las sanciones impuestas por EE. UU. sobre todas las empresas que comerciaran con el régimen chavista, pero ambas continuaron obteniendo petróleo de PDVSA por medio de intermediarios.

Según la investigación de Bloomberg, Malasia sería uno de los intermediarios, ya que sus importaciones hacia China crecieron súbitamente en 2020, llegando a niveles que no se veían desde 2004.

Dos petroleros permanecen en el mar cerca de Maracaibo, a unos 650 km al oeste de Caracas, el 4 de marzo de 2008, antes de dirigirse al muelle de la petrolera estatal PDVSA. (JUAN BARRETO/AFP via Getty Images)

En noviembre del año pasado, un reporte de Reuters señaló que Venezuela había reanudado sus envíos directos de petróleo con China.

El primer buque chino en reanudar los envíos se llama VLCC Kyoto, y habría descargado 1.8 millones de barriles de crudo venezolano en el puerto chino de Dalian a principios de noviembre desde el puerto marítimo José, señaló la agencia. Otra de las embarcaciones es el Aframax Warrior King, que arribó al puerto de Bayuquan, China, a finales del mes.

Desde el 29 de abril de 2019, Washington ha profundizado las sanciones contra PDVSA, sus socios extranjeros y clientes; y entraron en efecto sanciones que prohibían la importación de petróleo venezolano por parte de entidades e individuos de Estados Unidos.

El 19 de enero, un día antes de terminar su mandato, el expresidente Donald Trump aplicó sanciones contra una red internacional de intermediarios para la venta del crudo venezolano. El Departamento de Tesoro dijo que los principales actores sancionados incluyen a dos empresas, Elemento Ltd. y Swissoil Trading SA., y tres individuos vinculados a una red que estaría ayudando al sector petrolero venezolano a evadir las sanciones de Estados Unidos.

“Aquellos que facilitan los intentos del régimen ilegítimo de Maduro para eludir las sanciones de Estados Unidos contribuyen a la corrupción que consume a Venezuela”, dijo el exsecretario del Departamento del Tesoro Steven T. Mnuchin en un comunicado.

Siga a Débora en Twitter: @DeboraAlatriste


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS