China intensifica sus esfuerzos de recopilación de información contra Estados Unidos, dice experto

Por Hannah Ng y Tiffany Meier
16 de Marzo de 2023 9:35 AM Actualizado: 16 de Marzo de 2023 9:35 AM

China está intensificando sus esfuerzos de recopilación de información contra Estados Unidos, advirtió James Fannell, exdirector de inteligencia y operaciones de información de la Flota del Pacífico de Estados Unidos.

A finales de enero, astrónomos japoneses destinados en Hawái advirtieron misteriosos rayos láser verdes que se disparaban sobre la isla. Los rayos láser se estaban lanzando desde el espacio sobre una de las cadenas montañosas más grandes de Hawái.

Al principio, cuando ellos informaron al público de estos rayos, los astrónomos dijeron que procedían de un satélite de la NASA. Ellos pensaban que eran láseres estadounidenses. Pero una semana después de su declaración inicial, los astrónomos japoneses emitieron una corrección diciendo que estos rayos láser verdes no procedían de un satélite estadounidense, sino que más probablemente procedían de un satélite chino.

Fannell dijo que los haces podrían estar midiendo un buen número de cosas, incluyendo la contaminación, “la altura, la altitud, el tamaño, la forma, las distancias de determinadas instalaciones en las islas hawaianas, que casualmente tienen muchas instalaciones militares estadounidenses”.

“Podrían estar probando nuestras reacciones y respuestas de las instalaciones estadounidenses en términos de su capacidad para detectar estos láseres verdes. Así que podrían estar observando una respuesta. Podrían tener ya intervenidos los computadores de alguien y estar mirando lo que ellos dicen cuando ven el láser, poniendo a prueba nuestros observatorios que tenemos en la Isla Grande de Hawái para ver cuáles son sus comunicaciones”, declaró el exdirector de inteligencia al programa China in Focus de NTD.

En su opinión, sería un error ignorar las acciones de China o suponer que están relacionadas con el medio ambiente.

“Yo pienso que definitivamente hay un aspecto militar en esto dada la presencia que tenemos allí en las islas, desde las instalaciones de prueba del Polígono de Misiles del Pacífico (PMRs.) En Hawái estamos probando nuestros propios misiles balísticos nucleares, desde Hawái, a (…) Pearl Harbor y Camp Smith, la flota del Pacífico, específicamente nuestras fuerzas submarinas, e incluso a la Isla Grande donde allí también el Ejército de EE. UU. y el Cuerpo de Marines entrenan mucho”, dijo Fannell en la entrevista, el 14 de marzo.

“La cartografía y el uso de láseres verdes es otra forma de medir nuestras capacidades y nuestros recursos”, añadió el exdirector de inteligencia.

“Así que parte de su actividad hacia nosotros, creo que la veremos mucho más a medida que aumenten la naturaleza abierta de su recopilación de inteligencia contra Estados Unidos”, señaló Fannell.

También se refirió al informe sobre una fase de cohete consumido, de un lanzamiento chino de un trío de satélites espía que ardió sobre Texas el 8 de marzo.

“Dados los esfuerzos de inteligencia, vigilancia y reconocimiento que la RPC ha estado llevando a cabo cada vez más centrados en Estados Unidos, nosotros tenemos que ser conscientes de lo que son”, dijo Fannell a continuación, utilizando RPC, como el nombre oficial de la República Popular China.

¿Fue un lanzamiento espacial normal que salió mal? ¿O fue algo relacionado con algún otro tipo de gran estrategia que tienen los chinos para utilizar sus recursos militares para aislar o incluso atacar a Estados Unidos?”, cuestionó el exdirector.

Búsqueda de un paso por el Ártico

Fannell destacó el informe sobre las boyas de vigilancia chinas descubiertas en aguas del Ártico el pasado otoño, las que fueron interceptadas por las Fuerzas Armadas Canadienses (CAF).

Según él, estos objetos ayudarían al régimen comunista a recoger datos sobre el entorno ártico, el medio marino, la temperatura del mar, la salinidad, las corrientes y cosas por el estilo.

Fannell cree que la maniobra sirve a los esfuerzos del régimen para “acceder a través del Ártico, para poder hacer transitar barcos hasta allí y poder llevar desde China suministros y mercancías a Europa, en lugar de tener que recorrer todo el camino a través del Mar de China Meridional, el Océano Índico, el Canal de Suez y hasta el Mediterráneo, donde las cosas llevan mucho más tiempo y corren más riesgos”.

Según el exdirector, ningún movimiento del régimen es “benigno”.

“Así que cualquier dato que estén obteniendo sobre el dominio marítimo, de estas boyas, o de cualquier otro sensor ISR, de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, ya sea un avión, un submarino, un satélite, una personificación con inteligencia humana, cualquier cosa —esto iría al EPL para ayudarles en las misiones y tareas que le ha encomendado [el jefe del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping], y anteriormente, [el ex jefe del PCCh, Hu Jintao], las cuales son llegar a ser el ejército más fuerte y más grande de la Tierra en 2049”, dijo Fannell.

Desplazar a EE. UU.

El objetivo último del régimen es “desplazar a Estados Unidos y ser la superpotencia mundial”, afirmó a continuación.

Según Fannell, la 14ª Asamblea Popular Nacional de China demuestra la naturaleza totalitaria del régimen.

“Esa es la naturaleza del régimen y su ideología es convertirse en la mayor potencia del mundo y gobernar al resto del mundo de la misma forma que gobiernan a su propio pueblo, es decir, con un control total”, señaló.

“Y lo hemos estado viendo durante los últimos tres años con la política dinámica de Cero COVID, en la que nadie podía moverse por su país sin permiso del gobierno. Eso es lo que ellos quieren y nosotros tenemos que resistirnos porque eso es esclavitud, y nosotros no queremos vivir en eso”, afirmó Fannell.

Roman Balmakov ha contribuido a este reportaje.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.