China lanza campaña contra corrupción en el sector financiero en medio de problemas económicos

Por Dorothy Li
14 de Octubre de 2021
Actualizado: 14 de Octubre de 2021

Mientras la economía china lidia con el endeudado Evergrande y con el agravamiento de la crisis energética, el Partido Comunista Chino (PCCh) está intensificando sus esfuerzos anticorrupción contra las instituciones bancarias y de seguros que son propiedad estatal.

A partir del 10 de octubre, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCDI) envió equipos especiales a 25 organizaciones estatales del sector financiero para realizar inspecciones durante unos dos meses, según una serie de declaraciones en su sitio web oficial.

“Las inspecciones son una supervisión política”, dijo abiertamente Zhao Leji, jefe del órgano anticorrupción del PCCh, en la reunión del 26 de septiembre para movilizar y desplegar equipos para la nueva ronda de inspecciones, reportó la agencia de noticias estatal Xinhua.

Los inspectores “examinarán a fondo” cualquier “desviación política” entre los líderes pertenencientes al partido de cada organización, instándoles a fortalecer el liderazgo del partido sobre el trabajo financiero, dijo Zhao.

Las 25 instituciones financieras que están bajo escrutinio incluyen los reguladores bancarios y de seguros del país, las bolsas de valores, los principales bancos de propiedad estatal y las compañías de gestión de activos y de seguros en las que el Estado posee la mayoría de las acciones.

El lunes, la CCDI dijo que el expresidente y jefe del partido en el Banco Chang’an, con sede en la provincia noroccidental de Shaanxi, había sido expulsado del partido y de los cargos públicos por corrupción.

Beijing News, un medio de comunicación estatal, reportó el lunes que la agencia anticorrupción del partido había iniciado investigaciones sobre casi 30 altos delegados del partido en el sector financiero por diversas fechorías este año.

Los anuncios se produjeron mientras que el asediado gigante inmobiliario Evergrande incumplió su tercera ronda de pagos de cupones de bonos, intensificando los temores de una crisis más amplia.

Evergrande, que posee 1300 proyectos en más de 280 ciudades, se enfrenta a una deuda de más de 300,000 millones de dólares. Los inversores están en alerta máxima, ya que temen que el posible impago pueda ser otro momento Lehman, es decir, que la crisis de una gran empresa pueda provocar conmoción en todo el mundo. Cuando Lehman Brothers se declaró en quiebra en 2008, tuvo un efecto de contagio en otras grandes instituciones financieras, desencadenando el peor desastre económico de Estados Unidos desde la Gran Depresión y un colapso del mercado mundial.

Mientras tanto, más de la mitad de las provincias chinas se encuentran en medio de una creciente crisis de suministro eléctrico que ha perturbado la vida cotidiana de decenas de millones de personas, ha paralizado la producción industrial y ha causado estragos en las cadenas de suministro mundiales.

La escasez de energía, provocada por la escasez de carbón y las políticas restrictivas de Beijing sobre el consumo de energía, ha aumentado la presión sobre la economía del país.

Como resultado, Nomura, Goldman Sachs y Fitch han ajustado a la baja sus previsiones de crecimiento económico de China para este año.

En los últimos meses, los reguladores chinos han apuntado a sectores que van desde la tecnología hasta la educación y los inmuebles, centrándose en algunas de las mayores empresas del país como Alibaba Group y Tencent Holdings.

Con información de Reuters, Eva Fu y Annie Wu.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS