China mantiene reclamaciones “ilegales” en mar de China Meridional: estudio del Dpto. de Estado

Por Frank Fang
13 de Enero de 2022
Actualizado: 13 de Enero de 2022

El Departamento de Estado pide a Beijing que ponga fin a sus “actividades ilegales y coercitivas” en el mar de China Meridional, tras publicar un estudio que rechaza las reivindicaciones marítimas de China en el mar, que el régimen sigue impulsando.

“Con la publicación de este último estudio, Estados Unidos hace un nuevo llamamiento a la RPC [República Popular China] para que ajuste sus reclamaciones marítimas al derecho internacional, tal y como se refleja en la Convención sobre el Derecho del Mar, para que cumpla con la decisión del tribunal arbitral en su laudo del 12 de julio de 2016, en el Arbitraje del Mar de China Meridional”, dijo el Departamento de Estado en una declaración publicada el 12 de enero.

China se enfrenta actualmente a todos sus vecinos del mar de China Meridional —Brunéi, Malasia, Filipinas, Vietnam y Taiwán— en una disputa territorial por los arrecifes, islas y atolones de la región.

Una sentencia internacional de 2016 ya rechazó la reivindicación del régimen chino de la “línea de las nueve rayas” sobre cerca del 85 por ciento de los 2.2 millones de millas cuadradas del mar de China Meridional. El fallo decía que las reclamaciones de China no tenían base histórica y que Beijing había violado la soberanía de Filipinas al hacer valer sus reclamaciones territoriales con sus islas artificiales construidas sobre arrecifes y rocas marinas.

Mientras tanto, el Partido Comunista Chino (PCCh) ha rechazado la sentencia. De hecho, en los últimos años, el régimen chino ha violado el fallo construyendo puestos militares en las islas artificiales y los arrecifes de las zonas que reclama. También ha desplegado buques guardacostas y barcos pesqueros chinos para intimidar a los barcos extranjeros, bloquear el acceso a las vías navegables y apoderarse de los bancos y arrecifes.

El estudio de 47 páginas (pdf), elaborado por la Oficina de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado, explicaba por qué las cuatro afirmaciones de China, incluidas las reclamaciones de soberanía sobre elementos marítimos, son “incompatibles con el derecho internacional”.

La reivindicación china de más de 100 accidentes marítimos en el mar de China Meridional que están sumergidos bajo la superficie del mar en marea alta están “más allá de los límites legales del mar territorial de cualquier Estado”, dice el estudio.

El uso que hace Beijing de los accidentes marítimos para reclamar cuatro “grupos de islas”, incluidas las islas Pratas de Taiwán, también conocidas como Dongsha Qundao, no cumple “los criterios geográficos para utilizar líneas de base rectas” según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982.

“El efecto global de estas reivindicaciones marítimas es que la RPC reclama ilegalmente la soberanía o alguna forma de jurisdicción exclusiva sobre la mayor parte del mar de China Meridional”, concluye el estudio.

Y añade: “Estas reivindicaciones socavan gravemente el Estado de derecho en los océanos y numerosas disposiciones de derecho internacional universalmente reconocidas y reflejadas en la Convención”.

El estudio es una actualización de otro estudio del Departamento de Estado publicado en 2014.

Estados Unidos rechazó formalmente las reivindicaciones de Beijing en el mar de China Meridional el 13 de julio de 2020, cuando el exsecretario de Estado Mike Pompeo dijo que las reivindicaciones eran “completamente ilegales” y que China estaba llevando a cabo una “campaña de intimidación para controlar” la zona.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS