China necesita 30 años más para convertirse en potencia manufacturera, admite funcionario del PCCh

Por JENNIFER ZENG Y WINNIE HAN
14 de Marzo de 2021
Actualizado: 14 de Marzo de 2021

Un alto funcionario del Partido Comunista Chino (PCCh) admitió recientemente que, debido a que la industria manufacturera de China estaba limitada por el sistema social de China, la falta de talentos y otros factores, y porque las tecnologías clave estaban controladas por “otros”, China necesita al menos 30 años para lograr el objetivo de convertirse en una potencia manufacturera.

La declaración fue hecha por Miao Wei, subdirector del Comité Económico de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) y exministro de Industria y Tecnologías de la Información.

Dijo en una reunión de la CPPCCh el 7 de marzo que, en términos de la industria manufacturera global, hay cuatro niveles diferentes.

El primer nivel lo lidera Estados Unidos porque es el centro mundial de innovación en ciencia y tecnología.

La Unión Europea y Japón pertenecen al segundo nivel, ya que se encuentran en el extremo superior de la fabricación.

China y algunos otros países emergentes pertenecen al tercer nivel, que se encuentra en el rango bajo y medio de la industria manufacturera.

El cuarto nivel consiste principalmente en países exportadores de recursos, incluidos los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), África, América Latina y otros países.

Según Miao Wei, la industria manufacturera de China es “grande pero no fuerte, integral pero no buena”, con capacidades básicas débiles, mientras que las tecnologías clave todavía están controladas por “otros”. Debido a esto, China tardará al menos 30 años en convertirse en una potencia de fabricación.

Si Zefu, miembro del Comité Permanente de la CPPCCh y presidente de la Junta Directiva de Harbin Electric Corporation, también admitió, el mismo día de las declaraciones de Miao, que la industria manufacturera de China “no era tan buena como otras” en tres “puntos fuertes”: capacidad y nivel de innovación; calidad y marca de los productos; y nivel y eficiencia de la gestión. “La baja rentabilidad es particularmente prominente”, dijo.

Miao Wei también destacó que la contribución del sector manufacturero al PIB recientemente cayó muy rápido. Esto no solo frenó el crecimiento económico de China, sino que también afectó el empleo urbano. “También traerá riesgos de seguridad industrial, debilitando la capacidad de la economía de China para resistir los riesgos y la competitividad internacional”, dijo.

Miao Wei dijo que, a medida que la economía de China cambió a un modelo basado en servicios, las fábricas con chimeneas contaminantes se cerraron y la producción manufacturera, como parte de la economía, disminuyó. En 2020, la participación de China en el PIB del sector manufacturero fue de poco más de una cuarta parte, el nivel más bajo desde 2012.

En cuanto al problema del sistema social de China, Miao Wei cree que problema fundamental que limita el desarrollo de la industria manufacturera de China es la “falta de reformas orientadas al mercado”.

También piensa que, además de la falta de tecnologías clave, China también carece de talentos en las industrias emergentes, y esto se ha convertido en un obstáculo para mejorar el estado general de la industria manufacturera.

El PCCh parece haber abandonado su objetivo de convertirse en una potencia manufacturera en 10 años

En 2015, el PCCh propuso el proyecto Made in China 2025, un proyecto a 10 años imaginado para completarse en 2025 y por el cual China se habría transformado de un gran país manufacturero a una potencia manufacturera. El plan daría paso a que, en 2035, la industria manufacturera del país superara a la de países industrialmente avanzados como Alemania y Japón. El PCCh espera liderar la innovación en sectores de fabricación clave para 2049, el centenario del establecimiento del régimen del PCCh.

Sin embargo, después de que el proyecto “Made in China 2025” se convirtiera en un punto de fricción en la guerra comercial con Estados Unidos, Beijing dejó de hablar de ello públicamente. El proyecto desapareció del informe de trabajo gubernamental de 2019 del PCCh.

Mientras tanto, según el Wall Street Journal, el PCCh ha reemplazado su “Hecho en China 2025” con el decimocuarto plan quinquenal redactado por el viceprimer ministro, Liu He.

Xi Jinping siente que China está estancada frente a tecnologías clave de Occidente

Además de la guerra comercial, la administración Trump había impuesto sanciones a las empresas de tecnología estatales del PCCh, como los gigantes de las telecomunicaciones Huawei y ZTE, y Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC).

Como resultado, el PCCh ha admitido públicamente que China se está sofocando en el campo de la tecnología.

En noviembre del año pasado, durante la celebración de la Conferencia Central de Trabajo Económico del PCCh, Xi Jinping admitió que la innovación en la industria manufacturera china distaba mucho de ser suficiente. Afirmó que las fuerzas científicas y tecnológicas estratégicas del país deberían reforzarse para mejorar la capacidad de China de mantenerse independiente y tomar el control de su propia cadena industrial con el fin de resolver los problemas de rezago con las tecnologías clave.

El primer ministro chino, Li Keqiang, también destacó en la conferencia de trabajo económico, en diciembre del año pasado, que “se deben hacer esfuerzos para resolver los principales problemas que limitan el desarrollo y la seguridad nacional”, y China debe “centrarse en los eslabones débiles de la industria, poner en marcha proyectos de aprovechamiento de la tecnología básica y resolver una serie de cuellos de botella lo antes posible”.

El comentarista de temas de actualidad, Zhong Yuan, dijo, en la edición china de The Epoch Times, que el discurso de Li Keqiang revela que el PCCh está rezagado en ciencia y tecnología.

Yuan dijo que, aunque el PCCh había robado mucha tecnología, no pudo dominar las tecnologías clave más importantes. Estaba ansioso por participar en el llamado plan Made in China 2025, e, incluso, soñaba con monopolizar el mercado mundial. Pero todos esos sueños habían resultado ser en vano.

Huawei recurre a la “cría inteligente de cerdos” debido a un corte en el suministro de chips

En los últimos años, China se ha convertido en el país fabricante más grande del mundo, impulsado por la demanda nacional e internacional, pero la dependencia de su industria a los productos de alta tecnología estadounidenses, como los semiconductores, se ha convertido en una debilidad estratégica.

Por ejemplo, aunque Huawei ha sido respaldado por el PCCh con toda su fuerza, las sanciones de Estados Unidos lo golpearon duramente.

Como resultado, el PCCh ha comenzado a promover la “cría de cerdos científica”. Muchas empresas de alta tecnología han entrado en la industria de la cría de cerdos.

Desde que se confirmó el primer caso de peste porcina africana en China, en agosto de 2018, el precio de los cerdos ha aumentado constantemente.

Recientemente, cuando se hizo difícil mantener su principal negocio de telefonía celular, Huawei se vio obligada a anunciar su paso a la “cría de cerdos inteligente” debido a un corte en el suministro de chips.

Según Sina.com, la solución de “cría inteligente de cerdos” de Huawei incluye la monitorización de tableros, el análisis de big data y la gestión digital.

La solución también admite la identificación por Inteligencia Artificial (IA), el aprendizaje por IA, la predicción por IA, la toma de decisiones por IA, la inspección de robots y el control remoto a través de la estandarización y la programación.

Además de crear tarjetas de identidad para cerdos, también se aplicó a los cerdos la tecnología de reconocimiento facial. El reconocimiento facial de cerdos, o identificación de “cara de cerdo” y otras tecnologías también se han adoptado en las soluciones de “cría inteligente de cerdos” de Huawei.

Un artículo de Radio Taiwan International dice burlonamente que lo desastroso para Huawei es que, incluso después de que luchó por aguantar hasta que la Casa Blanca cambió de manos, la administración Biden no ha relajado las sanciones.

En febrero de este año, el presidente de Huawei, Ren Zhengfei, prometió “sobrevivir sin teléfonos móviles” y lanzó los proyectos “Nanniwan” para salvarse a sí mismo. Los proyectos incluyen lograr avances en varios campos, como la producción de carbón y acero, música, pantallas inteligentes, computadoras PC y tabletas.

Nanniwan era la “base revolucionaria” del PCCh ubicada cerca de Yan’an en la provincia de Shaanxi en China. En marzo de 1941, el Octavo Ejército de Ruta del PCCh llevó a cabo una recuperación militar en Nanniwan para proporcionar suministros al PCCh.

Desde entonces, Nanniwan se ha convertido en un lugar simbólico “sagrado” que salvó al PCCh. “El espíritu de Nanniwan es una parte importante del espíritu de Yan’an”, se lee en la entrada de Baidu.com sobre Nanniwan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS