China ostenta de su poder militar tras la visita de senadores estadounidenses a Taiwán

Por Frank Fang
11 de Junio de 2021
Actualizado: 11 de Junio de 2021

Beijing ha intensificado recientemente su retórica belicista contra su vecino democrático, Taiwán, tras la reciente visita de tres senadores estadounidenses a la isla autogobernada.

Los senadores Tammy Duckworth (D-Ill.), Christopher Coons (D-Del.) y Dan Sullivan (R-Alaska) hicieron una parada de tres horas en Taiwán el 6 de junio para anunciar que Estados Unidos donaría 750,000 dosis de vacunas contra el COVID-19 a la isla. Antes del anuncio, el gobierno taiwanés ha criticado repetidamente a Beijing por interferir en sus esfuerzos por comprar vacunas a los principales fabricantes de la vacuna COVID-19.

Dos días después del viaje de los senadores, el 8 de junio, el Mando del Teatro Oriental del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China anunció en su cuenta de WeChat que su 72º Grupo del Ejército había realizado recientemente un ejercicio militar en las aguas de la costa de la provincia meridional china de Fujian. El ejercicio, en el que participaron barcos de desembarco y vehículos, tenía como objetivo mejorar las capacidades anfibias de la unidad.

También el 8 de junio, Wu Qian, portavoz del Ministerio de Defensa Nacional de China, declaró a los medios locales que el viaje de los senadores a Taiwán era un “espectáculo político” y una “vil provocación política” contra China. Wu también acusó a Estados Unidos de “socavar gravemente” la estabilidad del estrecho de Taiwán.

Sin nombrar a ningún país, Wu amenazó con que cualquiera que se atreviera a “separar a Taiwán de China” vería un “decidido ataque frontal” del ejército chino.

En un artículo publicado el 9 de junio, el portavoz de China, el Global Times, afirmaba que cualquier ejercicio del EPL no debería ser visto como una mera “medida de disuasión”. De hecho, Beijing se estaba preparando para ganar “cualquier posible conflicto militar en el futuro”. El mismo artículo también se jactaba de la creciente capacidad de guerra anfibia de China.

El Partido Comunista Chino (PCCh) considera a Taiwán como parte de su territorio, a pesar de que la isla autogobernada es un país independiente de facto, con su propio gobierno elegido democráticamente, su ejército, su constitución y su moneda.

Por ello, Beijing se opone a que cualquier gobierno establezca vínculos con Taipei o se relacione con funcionarios taiwaneses.

El año pasado, Beijing también reaccionó con furia cuando dos funcionarios de la Administración Trump visitaron Taiwán: el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y el exsubsecretario de Estado, Keith Krach.

Washington no tiene actualmente lazos diplomáticos con Taipei, pero ha sido el principal proveedor de armas de la isla de acuerdo con la Ley de Relaciones con Taiwán (TRA).

El 7 de junio, la representante estadounidense Lisa McClain (R-Mich.) utilizó su cuenta de Twitter para decir que Beijing debería mantenerse al margen de cualquier interacción entre Washington y Taipei.

“Los estadounidenses pueden viajar a #Taiwán siempre que quieran y el #PCCh no tiene ningún control ni derecho a ordenar a una delegación del Congreso estadounidense que visita el país”, escribió.

Taiwán, que se encuentra a 81 millas de la costa de China, ha estado mejorando sus capacidades de defensa militar para frustrar cualquier intento de invasión por parte de Beijing. Algunos expertos en China han afirmado que la invasión china es una posibilidad real en un futuro próximo, tal vez en los próximos tres años.

En marzo, el almirante Philip Davidson, entonces jefe del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, advirtió durante una audiencia en el Senado que el régimen comunista podría invadir Taiwán en los “próximos seis años”.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS