China supone una amenaza mayor para las democracias tras JJ.OO. de Invierno de 2022, según experto

Por Frank Fang
16 de Diciembre de 2021 1:23 PM Actualizado: 16 de Diciembre de 2021 1:23 PM

El régimen comunista chino será una mayor amenaza para el orden internacional basado en normas después de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, advirtió un experto en China.

“El régimen se va a volver, según lo que yo esperaría, aún más hostil al orden establecido de lo que ha sido antes”, dijo Bradly Thayer, añadiendo que los Juegos envalentonarán a Beijing para aumentar su presión contra algunas democracias, particularmente India y Taiwán.

Thayer es uno de los miembros fundadores del grupo estadounidense Committee on the Present Danger China (Comité sobre el peligro actual: China) y coautor del libro “How China Sees the World (Cómo ve China el mundo). Durante un webinar de EpochTV el 15 de diciembre, titulado “Los juegos genocidas de China”, él dio la voz de alarma.

China también organizó los Juegos Olímpicos de verano de 2008. Thayer explicó que el Partido Comunista Chino (PCCh) ve los Juegos como una oportunidad para aumentar su “prestigio” y para “obligar al mundo a reconocer lo que [el] PCCh ha logrado”.

“También permite a Beijing proyectar el mensaje de que el futuro pertenece a China”, añadió.

Dentro de China, Thayer dijo que los actuales abusos de los derechos humanos de Beijing “van a permanecer y ciertamente se endurecerán” el próximo año después de los Juegos.

Está previsto que los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 comiencen en la capital, Beijing, el 4 de febrero del próximo año y terminen el 20 de febrero.

Más de media docena de países anunciaron un boicot diplomático al evento, entre ellos Australia, Bélgica, Canadá, Lituania, Reino Unido y Estados Unidos. El gobierno de Biden anunció el boicot el 6 de diciembre, afirmando que Washington “no puede seguir con los negocios como de costumbre” ante el “continuo genocidio y los crímenes contra la humanidad” del régimen comunista.

En respuesta al boicot estadounidense, el ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo que tomará “contramedidas absolutas” y que Estados Unidos “pagará un precio” por su decisión.

Activistas de derechos humanos sostienen pancartas mientras protestan en Taipei contra los Juegos Olímpicos de Pekín 2022 para conmemorar el Día de los Derechos Humanos el 10 de diciembre de 2021. (Sam Yeh/AFP vía Getty Images)

El 13 de diciembre, una coalición de más de 250 grupos activistas —que representan a tibetanos, uigures, hongkoneses, chinos, mongoles del sur y taiwaneses, entre otros— emitió una carta conjunta en la que pedía a los líderes de la Unión Europea que boicoteen los Juegos Olímpicos.

Ha sido un “fracaso moral de Occidente”, dijo Thayer, que se permita al régimen chino organizar el evento. En cuanto al boicot diplomático estadounidense, dijo que era “lo mínimo” que debía hacer Estados Unidos.

“La administración Biden debería haber hecho mucho más. Deberían haber trabajado mucho antes, para conseguir una coalición de naciones que enviara señales muy importantes al régimen chino”, dijo.

Algunos legisladores estadounidenses han pedido a la administración Biden que imponga un boicot total a los Juegos Olímpicos, lo que significa que los atletas estadounidenses no competirían en el evento.

La seguridad de los atletas estadounidenses también se debatió durante un webinar, en particular sobre si el régimen chino secuestraría a los atletas estadounidenses como represalia contra Estados Unidos.

En cuanto a la preocupación por el secuestro, Laura Harth, directora de campañas y activista de derechos humanos de Safeguard Defenders, con sede en Madrid, dijo que “diría que es demasiado exagerado (…) imaginen la reacción”.

Sin embargo, explicó que la preocupación sigue existiendo teniendo en cuenta el historial del régimen en materia de diplomacia de rehenes y prohibiciones de salida.

“Tendría mucho cuidado si fuera un simple atleta y tendría mucho cuidado si fuera el gobierno o el Comité Olímpico Nacional el que los enviara”, añadió Harth.

Actualmente, el aviso de viaje del Departamento de Estado sobre China advierte a los ciudadanos estadounidenses de que Beijing “aplica arbitrariamente las leyes locales” y que los viajeros podrían ser detenidos injustamente o sometidos a una prohibición de salida “sin el debido proceso legal”. Es más, también dice que el régimen chino utiliza las detenciones arbitrarias para “ganar ventaja en la negociación con los gobiernos extranjeros”.

Harth señaló un caso relacionado con Jeff Harper, exjugador de baloncesto de la Universidad de Iowa Wesleyan. Harper fue mantenido en aislamiento en un complejo de apartamentos en la ciudad sureña china de Shenzhen durante ocho meses antes de ser liberado en septiembre de 2020. Fue detenido y acusado de causar la muerte de un hombre tras un altercado.

Harper declaró que había perdido 12 kilos durante su confinamiento en solitario, según un informe reciente de Safeguard Defenders. “Yo me sentaba todo el día y hacía flexiones y ejercicios. Miraba por la ventana y veía pasar los aviones y esperaba que ese día pasara”.

“Así que quiero decir que esto sucedió. ¿Por qué no otra vez?”, añadió Harth, según la cita del informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.