China utilizó aranceles para interferir con elecciones de mitad de período de 2018, según un informe

Por Chriss Street
14 de Octubre de 2019 Actualizado: 14 de Octubre de 2019

Un estudio de la Oficina Nacional de Investigación Económica de EE.UU. (NBER por sus siglas en inglés) descubrió que China utilizó determinados aranceles de la guerra comercial para interferir específicamente con los resultados políticos de la elección de la Cámara de Representantes de EE.UU. de 2018.

NBER publicó “La respuesta del consumo al choque comercial: evidencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China” para analizar el efecto de las estrategias comerciales de China de 2017 a 2018 sobre los cambios del consumo individual en condados de Estados Unidos. Los resultados demuestran que a través de aranceles de represalia específicos, China causó una “disminución de 3,8 puntos porcentuales en el crecimiento del consumo” en los competitivos condados considerados “campos de batalla” electorales.

El expresidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Tip O’Neill, dijo su célebre frase de que “toda la política es local” para explicar que los electores y votantes se preocupan principalmente por los asuntos que afectan sus vidas personales y su comunidad local.

Los economistas han podido rastrear el impacto económico general de los diferentes tipos de aranceles en el crecimiento del PIB nacional y estatal de Estados Unidos durante décadas. Pero dada la variabilidad en la mezcla de economías de condados y niveles de empleo, los economistas han carecido de las herramientas no subjetivas necesarias para “profundizar” y entender los efectos de la distribución de los aranceles para cada uno de los 3142 condados de Estados Unidos, y el correspondiente impacto arancelario en las elecciones políticas locales.

Con la guerra comercial entre China y Estados Unidos ganando impulso, Michael Waugh, de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, intentó desarrollar un análisis a nivel local de los “cambios inducidos por el comercio” en los ingresos laborales y en las oportunidades de producción debidos a los aranceles, como el impacto en los agricultores de Iowa, que perdieron su capacidad de vender su soja debido a los aranceles agrícolas chinos.

Utilizando los extensos datos de consumo publicados desde 1976 por el Banco de la Reserva Federal de San Luis de Estados Unidos, Waugh pudo rastrear directamente las relaciones económicas entre los diferentes conjuntos de aranceles comerciales impuestos por China durante 2017 y 2018 y su impacto en las ventas de automóviles nuevos para todos los condados de Estados Unidos.

Waugh encontró que “un aumento de un punto porcentual en la exposición de un condado a los aranceles de represalia chinos conduce a una disminución de un punto porcentual en el crecimiento de las ventas de automóviles”. Los economistas se refieren a los insumos que tienen un impacto directo en el consumo como una elasticidad de 1.

En enero de 2019, poco después de las elecciones del Congreso de Estados Unidos de 2018, Waugh descubrió que el crecimiento de las ventas de automóviles era “alrededor de 2,5 puntos porcentuales más bajo en los condados con altos aranceles en relación con los condados que tenían bajos aranceles tras el inicio de la guerra comercial en julio de 2018”.

Utilizando los informes del Censo Trimestral de Empleo y Salarios de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU., Waugh descubrió que un consumo más lento creaba un empleo más lento. Para el cuartil inferior de los condados con altos aranceles, la disminución promedia neta del consumo fue casi nula. Pero en el cuartil superior de los condados con altos aranceles, el consumo promedio neto se redujo en un 3,8 por ciento.

Waugh trazó un mapa con los efectos de distribución de los aranceles chinos específicos utilizando el rojo para los condados más afectados por los aranceles y el azul para los condados menos afectados. Los resultados revelan que los bastiones electorales tradicionalmente liberales como Silicon Valley, Los Ángeles, Nueva York, Boston y Washington D.C. son muy azules debido al menor impacto arancelario; mientras que los condados rurales y suburbios tradicionalmente conservadores son muy rojos debido al mayor impacto arancelario.

El mapa rojo y azul de Waugh de los condados a los que apuntaron los aranceles chinos durante las elecciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de 2018, brinda una relación directa entre los demócratas ganando 41 escaños con un aumento de 5,4 % de votantes nacionales y los republicanos perdiendo 42 escaños con una caída de 4,3 % de votantes nacionales.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se desempeñó como CEO de varias empresas y es un escritor activo con más de 1500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de postgrado en las mejores universidades del sur de California.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal

TE RECOMENDAMOS