Repartidor oye a alguien gritando por ayuda dentro de una casa, la policía llegó y solo pudieron reír

18 de Noviembre de 2017 Actualizado: 10 de Junio de 2019

En ciertas situaciones, es natural llamar a la policía si escuchamos a alguien gritar “¡Ayúdenme!” desde el interior de una casa. Bueno, eso fue lo que cierto día un conductor de UPS escuchó al regresar de una casa mientras hacía una entrega en Clackamas, Oregon. Pero cuando llegó la policía, todo lo que pudieron hacer fue reírse.

El conductor de UPS, Lee Purdy, escuchó a alguien gritar “¡Ayúdenme!” Desde el interior de una residencia donde estaba entregando un paquete. “No estaba seguro de qué pensar al principio”, le dijo a Today. Así que Lee decidió llamar a su esposa y explicarle la situación, informó CBS News. Su esposa luego llamó a la policía pidiendo ayuda.

Imagen ilustrativa.(Crédito: Elvert Barnes/Flicker/ CC BY-SA 2.0)

“Claramente la responsabilidad pesaba sobre él, así que pensó que era mejor llamar”, dijo Brian Jensen, funcionario de información pública de la Oficina del Sheriff del Condado de Clackamas.

Cuando llegó el oficial Hayden Sanders, no se encontró con un ser humano pidiendo ayuda. En su lugar, fue un loro llamado Diego.

“Los agentes pudieron contactar al propietario y obtener acceso a la residencia”, explicó el agente Jensen. “Y eso fue lo que encontraron”.

Sanders vio que el loro estaba ileso y no estaba en necesidad de ayuda de la policía.

“Estamos agradecidos. Es súper divertido. Nos estuvimos carcajeando un poco”, dijo Jensen. “Estamos contentos de que nadie, incluido el ave, realmente necesitara ayuda”.

Aunque nadie estaba herido, Lee se preguntó por qué el loro había estado pidiendo ayuda. “¿Por qué este pájaro gritaba ‘ayúdame’?”, Preguntó. “Tiene que haber una razón”.

La dueña de Diego, Susan Baird, dijo que Diego es muy comunicativo e imita a gatos, perros y personas. “Es muy simpático”, dijo Susan.

Diego puede “decir bastantes cosas” y “ayudame” es una de las cosas que dice muy menudo.

Siendo aun más específica, Susan explicó que a Diego no le gusta estar lejos de su dueña, y como ella había estado ausente durante dos semanas, tuvo que dejar a Diego bajo el cuidado de su hija. Ella dijo que Diego debe haber gritado “¡ayúdame!” cuando Lee estaba cerca de la casa, porque debió haber pensando que este trabajador de UPS era Susan que había regresado.

“A él no le gusta que me haya ido mucho tiempo”, dijo Susan. “Realmente me ha extrañado”.

La Oficina del Sheriff del Condado de Clackamas compartió el divertido episodio en su página de Facebook.

Mira el vídeo a continuación:

“Estos loros traviesos no paran de hacer de las suyas”

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS