Ciberguerra china contra Occidente se intensifica ante la respuesta inadecuada de EE.UU.: Expertos

Por JM Phelps
07 de Octubre de 2021
Actualizado: 07 de Octubre de 2021

El Partido Comunista Chino (PCCh) está intensificando su ofensiva cibernética contra Occidente, a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados para detenerlo, advierten los expertos.

Beijing ha “dejado en claro al público sus objetivos, pero el mundo sigue sorprendiéndose por ellos”, dijo Jody Westby, director ejecutivo de la firma de seguridad cibernética Global Cyber Risk LLC a The Epoch Times.

Su objetivo, expresado en las directrices militares oficiales, es “ganar una guerra informatizada”, dijo Westby. Bajo esta estrategia, el PCCh considera que las tecnologías cibernéticas y espaciales son cruciales para la victoria en los conflictos. El hecho de que esta sea una política nacional debería subrayar la importancia que ha cobrado para el régimen el campo de las tecnologías de la información y la actividad cibernética, dijo.

“El entorno de las amenazas cibernéticas es más peligroso ahora que nunca, y todas las personas están en riesgo”, dijo. Las personas que trabajan en los campos de las tecnologías de la información (TI) y la seguridad cibernética seguirán luchando para hacer frente a la “enorme amenaza”, según Westby.

“El ciberespionaje y los ciberataques se han convertido en un problema en el que todo el mundo tiene que pensar”.

Insuficiencias

Según el profesional de seguridad cibernética, que se identifica con el alias de Billy Torrence, (quien una vez trabajó como gerente de desarrollo de proyectos de operaciones de seguridad cibernética para las agencias militares y de inteligencia de EE.UU.) Estados Unidos no ha hecho lo suficiente para protegerse de las amenazas cibernéticas.

“El Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia de Infraestructura y Ciberseguridad son absolutamente ineptos para defender a Estados Unidos de los adversarios del ciberespacio”, le dijo a The Epoch Times. La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) es una agencia bajo la supervisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) encargada de proteger al país contra ataques cibernéticos.

Si bien Torrence, un oficial retirado del ciberespacio del Ejército de EE.UU., reconoce que hay “buenas personas en las agencias gubernamentales”, sus experiencias de primera mano también revelan que también hay muchas que son “las personas equivocadas” y que “no son los pensadores críticos” necesarios para cumplir la misión de proteger al país en la guerra cibernética. Torrence, quien continúa haciendo consultoría a las organizaciones militares y de inteligencia, solicitó permanecer en el anonimato durante la entrevista.

“Muchos de los que toman las decisiones y los llamados expertos en ciberseguridad no están debidamente educados ni tienen la perspicacia para comprender todas las variables necesarias para proteger a los estadounidenses, y el régimen chino continuará aprovechándose al máximo de eso”, dijo Torrence.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con el DHS y el CISA en busca de comentarios.

El experto hizo referencia a siete elementos del poder nacional: Elementos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y de aplicación de la ley, identificados colectivamente por el acrónimo DIMEFIL.

Para competir con Estados Unidos y alcanzar sus propios objetivos nacionales, dijo que el PCCh evita deliberadamente una “escalada en el ámbito militar”. Sin embargo, el régimen está utilizando el ciberespacio para perturbar los otros seis dominios y “atormentar a su adversario: Estados Unidos”, dijo.

Según Torrence, el objetivo principal del PCCh es recopilar información y degradar las capacidades de Estados Unidos. “Aprovechar el poder por debajo del umbral de la guerra es claramente la visión de Xi para el PCCh”, dijo, refiriéndose al líder chino Xi Jinping.

En última instancia, el régimen chino quiere lograr sus objetivos nacionales sin conflictos, especialmente sin conflictos con Estados Unidos. Beijing es “estratégico y paciente en sus esfuerzos, y es claramente nuestro mayor problema a nivel mundial”, dijo Torrence.

Tácticas

Westby dijo que las actividades cibernéticas malignas del régimen chino son “muy resueltas” en su enfoque.

A modo de ejemplo, compartió lo que les sucede a bastantes empresas e individuos desprevenidos de todo el mundo. “El gobierno chino puede apuntar a una empresa, pero una vez que obtienen los datos de esa empresa, a menudo también adquieren los de la persona”, dijo Westby.

Según el experto, los investigadores en las áreas que investigan la actual pandemia, los investigadores de ciberseguridad y los investigadores de la industria de alta tecnología son objetivos probables. “Si bien la mayoría de los estadounidenses no están acostumbrados a ser objeto de espionaje estatal, si están trabajando en una empresa que tiene datos que el gobierno chino considera interesantes, entonces son un objetivo”.

Otra táctica desplegada por los piratas informáticos chinos fue el uso de técnicas de phishing en plataformas como LinkedIn, dijo Westby. Por ejemplo, se pueden publicar ofertas de trabajo falsas en LinkedIn para adquirir información sobre objetivos como investigadores. “Las personas con cierto tipo de experiencia se vinculan entre sí y se construyen estructuras, [y] estas personas se convierten en parte de una campaña de vigilancia”.

Robos en silencio

Las actividades cibernéticas malintencionadas del PCCh han seguido ocupando titulares este año y no hay señales de que disminuyan.

A principios de este año, los piratas informáticos afiliados a la principal agencia de inteligencia de China, el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS), violaron el servidor de correo electrónico de Microsoft y afectaron a decenas de miles de sistemas en todo el mundo, informó Estados Unidos en julio.

Ese mes, el Departamento de Justicia anunció la acusación a cuatro ciudadanos chinos que trabajaban con el MSS, acusándolos en relación con “una campaña mundial de piratería y espionaje económico dirigida por el gobierno de China”. La campaña implicó el robo de secretos de empresas, universidades y organismos gubernamentales de 2011 a 2018.

Westby dijo que el régimen chino ha seguido recopilando un “tesoro escondido” de información de ciudadanos estadounidenses. “Están completando algunas de las operaciones de inteligencia más exitosas de la historia”.

El mes pasado, en una declaración ante el Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado, el director del FBI, Christopher Wray, dijo que la agencia “abre una nueva investigación de contrainteligencia en China cada 12 horas”.

“Se estima que el PCCh le ha robado al 80 por ciento de los adultos estadounidenses todos sus datos personales y al otro 20 por ciento la mayoría de sus datos personales”, dijo el 4 de agosto William Evanina, exdirector del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad y director general del Grupo Evanina (pdf).

El robo de datos personales y propiedad intelectual no es el único objetivo de las operaciones cibernéticas del PCCh. Vigilar y atacar a los grupos disidentes en el extranjero es otra de las razones.

Un Boletín de Contrainteligencia del FBI reveló recientemente que el régimen chino está “casi con certeza empleando técnicas de represión transnacional para atacar a los uigures que se han establecido en Estados Unidos y a otros miembros de la diáspora china en Estados Unidos”. En un intento por silenciar las voces que llaman la atención sobre los abusos a los derechos humanos contra los musulmanes uigures en Xinjiang, la comunidad uigur radicada en Estados Unidos ha sido objeto de repetidos ataques y hackeos por parte de agentes del PCCh, según el informe. Los tibetanos, los practicantes de Falun Gong y los activistas de Taiwán y Hong Kong también se encuentran entre los objetivos de los últimos años.

Distraídos y atontados

El profesional de seguridad cibernética Torrence no se atreve a especular sobre los límites del régimen chino en sus esfuerzos cibernéticos para debilitar a Occidente. “Están explotando sus capacidades al máximo y, al final del día, no han reducido ninguna de sus capacidades”, dijo.

Torrence considera que es bastante fácil para el PCCh aprovecharse de los estadounidenses, a quienes describió como complacientes y distraídos. “Estados Unidos se siente protegido, pensando que nadie puede atormentarlo debido a sus dos océanos, pero EE.UU. es vulnerable a causa del vasto ciberespacio”.

Por ejemplo, dado que está claro que el PCCh está “en un juego a largo plazo”, Torrence dijo que el régimen está intentando degradar deliberadamente la capacidad intelectual del ciudadano estadounidense promedio.

“El adversario puede llegar a Estados Unidos y proporcionar información en las redes sociales que parece provenir de una fuente de noticias legítima, pero lo que en realidad se comparte no es más que un medio para perturbar la mente del pueblo estadounidense”, dijo, poniendo un ejemplo.

Con un suministro aparentemente interminable de nuevos vídeos, juegos y aplicaciones de redes sociales disponibles para los estadounidenses desde China, el régimen “como parte de su largo juego, [está] tratando de perturbar el pensamiento hasta un grado que inhibe el desarrollo de las habilidades de pensamiento crítico y deja a las futuras generaciones sin ningún vigor intelectual”, dijo Torrence.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS