Científico aficionado lanza cohete casero para demostrar que la Tierra es plana

Por Chris Jasurek – La Gran Época
26 de Marzo de 2018 Actualizado: 26 de Marzo de 2018

Un hombre que trata de probar que la Tierra es plana intentó lanzarse lo suficientemente alto en un cohete como para ver el borde.

Sin mucha sorpresa, falló.

El aspirante a astronauta, conocido como el “loco” Mike Hughes, hizo un esfuerzo muy valiente, pues lanzarse al espacio en un cohete casero sin duda requiere mucha valentía, pero se estrelló en el desierto de Mojave sin la evidencia que buscaba acerca de que el planeta es plano.

Hughes, de 61 años, comenzó su empresa en el 2017, pero sufrió numerosos reveses y retrasos: pues construir un cohete… es, después de todo ciencia de cohetes.

La ciencia y el “loco” Mike no están hablando en los mismos términos.

“No creo en la ciencia”, dijo Hughes, según VT.com.

“Conozco de aerodinámica y de dinámica de los fluidos, y de cómo las cosas se mueven por el aire, y acerca del tamaño de las boquillas de los cohetes y del impulso. Pero eso no es ciencia, son solo fórmulas. No existen diferencias entre ciencia y la ciencia ficción”, dijo.

A pesar de conocer todas las fórmulas, Hughes solo logró alcanzar 571 metros de altura antes de que su nave fallara.

Ningún científico es reacio a la seguridad, Hughes equipó su misil no guiado con un par de paracaídas, por lo que su aterrizaje resultó solo un choque menor.

Aún así, necesitaba que lo llevaran de urgencia al hospital.

Después del vuelo Hughes dijo que estaba satisfecho con los resultados.

“¿Qué si estoy contento de haberlo hecho? Sí. Supongo. Pero lo sentiré por la mañana”, dijo. “No podré salir de la cama. Pero al menos puedo ir a casa, cenar y ver a mis gatos esta noche”.

Cohete hecho de chatarra

La parte más peligrosa de un vuelo espacial es la explosión inevitable. La mayoría de los cohetes son propulsados por una explosión sostenida y controlada que ocurre en un compartimiento a presión muy resistente, diseñado para permitir que la fuerza escape en una sola dirección.

Cualquiera que haya visto películas de lanzamiento de cohetes ha visto el tipo de explosiones que a menudo se producen.

Hughes eludió todo eso al utilizar su cohete de vapor. Calculó que podía acumular suficiente presión para lanzarse a una milla hacia el cielo, y aun así, ¿a qué altura podría ver si el planeta es plano o redondo?

Construyó su cohete con piezas desechadas, reutilizó y reformuló todo lo que necesitaba para hacerlo. Según Facebook, Hughes -quien conduce una limosina para ganarse la vida- gastó 1.8 millones de dólares en este vuelo.

Planeó un primer lanzamiento en el 2017, pero el cohete simplemente no se movió de la plataforma. Luego lo planeó nuevamente para el 6 de marzo, pero tuvo problemas técnicos.

Finalmente, el 24 de marzo estaba listo para el lanzamiento. Transportó el cohete en camión hasta el desierto, hasta un sitio a 320 kilómetros al este de Los Ángeles, cavó un hoyo, apoyó la baranda de lanzamiento y luego salió disparado hacia el cielo.

El cohete se dirigió hacia arriba, luego se inclinó en un arco plano casi paralelo a la Tierra, y después de seis segundos más o menos, los paracaídas se desplegaron.

Un sólido historial de fracaso

Este no es el primer intento de vuelo del “loco” Mike. En 2014, VT informó que lanzó otro cohete, esa vez sobre Arizona.

Ese vuelo también terminó mal. Hughes estuvo incapacitado durante varias semanas después de ese accidente.

“Si no tienes miedo a la muerte, eres un idiota”, dijo Hughes en una entrevista. “Da mucho miedo, pero ninguno de nosotros sale vivo de este mundo. Me gustaría hacer cosas extraordinarias que nadie más puede hacer, y nadie en la historia de la humanidad ha diseñado, construido y se ha lanzado a sí mismo en su propio cohete”.

Hughes olvidó agregar, “y sobrevivir”.

TE RECOMENDAMOS