Buenas noticias para los alérgicos al cacahuate

24 de Agosto de 2017 Actualizado: 24 de Agosto de 2017

La profesora e investigadora Mimi Tang tiene una gran noticia para los niños alérgicos al maní. Ella es alergóloga en inmunología pediátrica del Royal Children’s Hospital de Melbourne, y hace cuatro años se arriesgó con su sorprendentemente, simple y eficaz tratamiento contra las alergias al maní.

Una vez al día, ella alimentó a 31 niños alérgicos con cantidades crecientes de una proteína probiótica y con cacahuete. Después de 18 meses, más del 80% de los niños comían cacahuetes sin reacciones adversas.

Cuatro años después, Tang y su equipo convocaron a los niños participantes del estudio y les preguntaron si seguían comiendo cacahuetes. No todos estuvieron de acuerdo en participar en el seguimiento, pero de los 24 que aceptaron, 16 todavía seguían comiendo cacahuetes.

(Martin L/CC BY 2.0)
(Martin L/CC BY 2.0)

“La importancia de este hallazgo es que estos niños fueron capaces de comer cacahuetes igual que los niños que no tienen alergia al maní y siguen manteniendo su estado de tolerancia”, dijo Tang, según publicó el Murdoch Childrens Research Institute (MCRI), que copatrocinó el estudio con Australian Food Allergy Foundation.

“También sugiere la excitante posibilidad de que la tolerancia sea una meta realista para curar la alergia a los alimentos”, dijo Tang. “Este es un gran paso adelante en la identificación de un tratamiento eficaz para abordar el problema de alergias alimentarias en sociedades occidentales”.

Según una encuesta llevada a cabo entre 2009 y 2010, aproximadamente 1,5 millones de niños norteamericanos sufren de alergias al cacahuete.

Lo que Tang pretende es reforzar la tolerancia al cacahuete, sin curar en sí la alergia. Cuatro de los niños en su estudio de seguimiento en realidad fueron reportados con reacciones alérgicas por comer cacahuetes en los últimos cuatro años, pero con reacciones menos severas.

(Dominio público)
(Dominio público)

Ninguno de los participantes experimentó anafilaxia, la reacción alérgica que pone en peligro la vida del paciente y que requiere de una inyección inmediata de adrenalina, y el viaje seguro hacia una sala de emergencias.

El probiótico utilizado en el tratamiento fue el lactobacillus rhamnosus, que se utiliza en algunos alimentos y medicamentos.

El año pasado, OneVentures se comprometió con casi 12 millones de dólares para la investigación de Tang. La empresa de inversión creó una empresa de biotecnología, Prota Therapeutics, junto con MCRI y tiene como objetivo obtener la aprobación para el tratamiento de Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos. Pero primero la empresa planea solidificar los resultados de Tang con un estudio más amplio.

“Por primera vez, podríamos tener productos en el mercado que proporcionen beneficios de tratamiento significativos y duraderos que permitan a los pacientes comer productos de cacahuete sin pensar en ellos, como parte de una dieta regular, al igual que las personas no afectadas”, dijo Suzanne Lipe, directora ejecutiva de Prota.

TE RECOMENDAMOS